martes, 17 de febrero de 2009

Fuego


Sara Paretsky: Fire Sale, 2005
Fuego, Ediciones B, 2008
Traducción de Borja Folch

Puede que sea ésta, Fuego, la última que ha salido en español, la novela que más me ha gustado de toda la serie de Paretsky y Warshawsky, quizás por la sencillísima razón de que me ha tocado en lo sentimental.

¿Por qué? Porque la gran Victoria Warshawsky vuelve al barrio, a South Chicago, territorio en progresivas vías de depauperamiento y descomposición moral y ambiental. Y ya sabéis, amigas y amigos, que a mí los barrios me pueden.

No es la primera vez que Vic regresa a casa. Ya lo hizo antes también en Golpe de sangre, pero esta vez hay ingredientes punzantes, picantes, chinchantes. Y ya estamos otra vez con las casualidades, pero resulta que no es Vic la única que ha nacido en South Chicago, pues de allí es también el sociólogo Richard Sennett, de quien cae en mis manos, por pura chiripa, una entrevista que le hacen en el Süddeutsche Zeitung Magazine (no la encuentro en la red, sorry) en la que habla del colapso del sistema financiero en relación con la (ausencia de) cobertura médica de los norteamericanos. Muy interesante todo lo de este tipo.

Pero tenemos más gente del barrio que ha triunfado, como, por ejemplo, el poderosísimo señor Bysen (éste es un personaje de la novela, así que no concede entrevistas), propietario del imperio By-Smart, trasunto de Wal-Mart, cadena de supermercados ultrarreaccionaria, enemiga acérrima de los sindicatos y de los pobres, y paradójicamente empeñada en fabricarlos, en dejarlos sin cobertura médica y en resucitar el esclavismo. Pero a esto ya le dedicaremos un articulito completo.

La cosa es que, en la novela, al fascistorrila del señor Bysen (a Paretsky se le ha derramado de verdad la tinta negra con este personaje) le ha salido un candoroso nietecito cristiano que ama a los pobres, se enamora de una quinceañera mexicana y la lía parda, que se dice.

Paretsky aprovecha el embrollo para arremeter contra el fundamentalismo religioso y las prácticas laborales esclavizantes y hace que Victoria se las tenga que ver con su novio actual y con otro, el policía, anterior. Menudo lío.

Como veis, la novela da mucho de sí, así que seguiremos informando.


Podéis leer otras entradas mías sobre Paretsky y Warshawsky: Punto muerto, Warshawsky y Paretsky.
Y también podéis leer el blog de Paretsy: saraparetsky.wordpress.com.



Technorati tags

12 comentarios:

calamarin dijo...

Todos los libros de los que hablas me parecen bien interesantes y tengo una lista cada vez más larga, siempre pido alguno y finalmente me regalan otros (que logicamente debo leer) que lío, tan lioso como el de "Fuego" (que tiene muy buena pinta)

kweilan dijo...

Lo buscaré en las librerías puesto que por lo que dices es un libro que parece interesante y me han entrado ganas de leerlo.

Mita dijo...

Me ha interesado lo de By Smart, espero tu artículo, ponle música de Miles Davis.
Aunque estoy un pelín desilusionada, creí que habías encauzado tu vida y te habías convertido, cual varita mágica, en lectora de novela rosa-sentimental. Esperaba poder rogarte me enviases al Príncipe Azul, democráticamente claro.
¿Y qué tal algo de Rosamunde Pilcher?

peke dijo...

Tiene muy buena pinta. Intentaré localizarla.

Pablo dijo...

Siempre que paso por aqui.
Tengo una cita obligatoria con mi librero
Ayyyyy!!! si no fuera por ti
Mil besooossss querida Noe.
http://pablocine.blogia.com

Petrusdom dijo...

Tomamos nota, gracias.

Saludos cordiales.

Perem dijo...

"Paretsky aprovecha el embrollo para arremeter contra el fundamentalismo religioso y las prácticas laborales esclavizantes"


Aunque desconozco la obra de Paretssky, ya empieza a caerme bien. Eso de arremeter contra el fundamentalismo religioso y el tema de las relaciones laborales, son de esos temas que me apasionan.

Un saludo.

Noemí Pastor dijo...

CALAMARIN. No es tan lioso el libro. Quizás yo lo he embarullado más.
KWEILAN. Espero tu comentario, si lo lees.
MITA, próximamente el capítulo sobre By Smart. Y ya verás cuando me convierta a la novela rosa. Lo vas a flipar. Además, la culpa será tuya, du weisst es. Intentaré lo de Davis.
PEKE, soy muy mala pitonisa, pero adivino que te va a gustar.
PABLO, es verdad, el gremio librero debería premiarme. Con un millón de dólares, por ejemplo, ¿no?
PETRUS, un abrazo para ti. Nos leemos.
PEREM, pues igual te gusta la novela. Da bastante caña.

Os beso, gente.

Julián dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Julián dijo...

Unos chorizos casi crocantes, la madura tripa de cerdo que se resquebraja en el punto exacto de su cocción desnudando la mezcla óptima de condimentos que han venido amando, en una interminable luna de miel, la carne finamente picada. El simple vaso (de barro para mí, por favor) con un vino tinto de esos que frenan, y la grata compañía saludable de Noemí. ¿Qué más?


PD: pan.

cacho de pan dijo...

estimada Noe: menos mal que no leo inglés, sino me obligaría a seguir sus gustosos comentarios...
tengo para entretenerme con un disccionario de Euskera que me regalaron dos simpáticos y muy conversadores amigos...
saludos a Julen

Noemí Pastor dijo...

JULIÁN, ¿que más? Nada. Lo has dicho ya todo.
CACHO, déjate de inglés y dedícate a la lengua vasca. Lo pequeño es siempre más romántico. besos.