lunes, 9 de febrero de 2009

Noticias multicolor de la Barcelona Negra

A ver cómo resumo varios días en un post.

Jueves. Por la mañana, Sitges, con Julen, es todavía más hermoso en la realidad que en mi recuerdo. Empieza a llover y, poco después, se forman tremendos charcos en la calzada. Esto es el Mediterráneo, pienso.
Por la tarde, atravieso a toda prisa, de Horta a la plaza Letamendi, la cuadrícula del plano de Barcelona, para encontrarme con Cacho de Pan en el Flamant. Té de maracuyá, frugal cena italiana y charla deliciosa.

Viernes. Librerías y librerías. En Laie me como un bacalao en la buena compañía de Odilas y, a las cuatro de la tarde, estoy en La Capella, para oír a Leonardo Padura (tercero por la izquierda en la cutrefoto) hablar de la irreverencia, el compromiso con las verdades inamovibles y la lucidez escéptica de su tocayo Sciascia, desde una agreste y pedegrosa colina siciliana.

Luego vino Sue Grafton y, un rato después, aparecieron Jokin Ibáñez y Ricardo Bosque, con un número especial de .38 dedicado a Michael Connelly.

Bosque repite el sábado en la estupenda biblioteca de La Barceloneta (en la foto), pues hay un relato suyo en La lista negra.
Paseo hasta el centro, como en el café del Museo Textil (¡qué magnífico patio!) y vuelvo luego a reactivar el sector librero barcelonés en La Central.
Más tarde me tomo un chocolate con Dante, Jorge y Julen en Farga y, tras despedirnos, camino de Horta, paro en una tasca y ceno ¡por fin! pan con tomate y sobrasada.
El domingo, paseo por Montblanc y carretera hacia casa.
Bueno, podría hablar de más cosas, pero tampoco voy a aburriros ni a contarlo todo.

Technorati tags

18 comentarios:

peke dijo...

Pues no veo yo por qué no nos lo ibas a contar todo; bueno, casi todo.

Q dijo...

Yo tuve un paranoia de película la única vez que he ido a Barna. Además de hacerme creer que tenía allí una hija, que paseaban en moto por mis narices y me resultaba "tan extrañamente familiar", descubrimos la guardia de los talibán frente al Albergue Juvenil, poco después de garbar a Woody Allen rodando "Vicky Cristina Barcelona". Después hice una foto en el Puerto de X+)=0. Tó pa Nah?
Fue interesante. Me alegra que lo hayáis pasado Bien, y hayáis vuelto.

Iñaki Murua dijo...

¿Puede existir la envidia sana? :-D

almanaque dijo...

Qué viajes más majos y bien aprovechados, sí señor(a).

Noemí Pastor dijo...

PEKE, porque aburriría, seguro. Es muejor fabular.
Q, hijo, tú sí que vives aventuras.
IÑAKI, existe. Yo siento envidia sana muy a menudo. La otra procuro reprimirla, porque es dañina para quien la siente.
ALMANAQUE, León es más tranquilo, ¿no?

Mita dijo...

Qué estupendo. Lo primero que he pensado es en ese patio y esos cafés. Qué nostalgia. Lo segundo, la ilusión de estar oyendo a un grupo de gente inteligente hablando en español sobre un tema interesante. La ausencia de lo primero se soporta, lo segundo, menos.
Besos

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo. No contar algunas cosas hace más interesante lo que sí cuentas. Es un placer leer las cosas de la gente que se lo pasa bien. Para las desgracias ya están los telediarios.

Lucía dijo...

De aburrir nada, Noemí, podías seguir y seguir, y todavía querríamos más.
Me apunto lo del Museo Textil porque no tenía ni idea y me encantan los cafés de los museos.
Un abrzao.
¿Conseguiste hablar con Sue Grafton?

Noemí Pastor dijo...

MITA, hija, cafés hermosos también los hay en Alemania. Y gente que hable en spañol, más que aquí gente que hable en alemán. Sales ganando en todo, pero comprendo tu nostalgia. Musu handi bat.

ANÓNIMO, contarlo todo es pesadísimo. El estilo consiste en recortar. Y cuando una se lo pasa bien hay que contarlo, igual que cuando se pasa mal. Beso.

LUCÍA, no hablé con ella, pero la tuve cerca, le hice fotitos y me sonrió mansísima. Mañana publico algo. Permanece atenta. Besito.

kweilan dijo...

Tener la oportunidad de pasear por barcelona, ir de librerías y que coincida con la semana negra me parece un fin de semana perfecto

Fernando dijo...

Tú sigue alimentando la caldera de la envidia, sigue...
¿Cómo se puede contar tanto con tan pocas letras?

Perem dijo...

Lo leí en twitter, pero ahora estoy leyendo la entrada.

Has estado en Sitges!!!! en Barcelona!!!!!!! y no has dicho nada!!!! ja, ja...

Bueno, bueno....

Un saludo.

Noemí Pastor dijo...

KWEILAN, sí, yo disfruté bastante. Habrá que repetir.

FER, no lo hago para que me odies. Para que te animes para otra, pues sí. Y tengo entrenamiento en meter mucha información (y bilingüe) en poco espacio.

PEREM, como ya hemos tuiteado, te mando una abrazo y hasta la próxima.
Agur.

cacho de pan dijo...

debo estar tonto, porque no me enteré de esta entrada hasta hoy...qué me pasa?
tendré que modernizarme y poner los links actuales, como el tuyo

gracias por habértelo pasado bien; has hecho que yo me lo pase de novela con vosotros...

Noemí Pastor dijo...

Caro Cacho, es que estabas muy ocupado con tu perfopoesía. Ego te absolvo. Y te beso. Agur.

Odilas dijo...

Fue un placer conocerte.
Y, sabes una cosa, hasta ahora no había relacionado la mujer con la que conversé en la Laie con Boquitas Pintadas.
Podría ahorrarme la vergüenza pública de este despiste, pero es que me ha hecho tanta ilusión que quería compartirlo al menos, contigo ;-)
Un abrazo

Noemí Pastor dijo...

Odilas, maja, lo mismo digo. A ver si otro día nos comemos otro bacalao en Bilbao, que rima más. Un beso.

Odilas dijo...

Dalo por hecho ;-)