martes, 16 de septiembre de 2008

Anda suelto


Cae fuego en lugar de maná,
se disfraza el asfalto de mar,
el zapato no encuentra el pedal,
parece que
anda suelto Satanás.

Canta Bob Dylan en el cassette,
tinta roja escrita en la pared,
un cadáver abraza el arcén,
parece que anda suelto Lucifer.

Un semáforo va a dar a luz,
una novia vestida de tul
se masturba sobre un ataúd,
parece que anda suelto Belcebú.

Lo que les faltaba en Bogotá. No tenían pocos problemas y se les vienen encima nada más y nada menos que unas cuantas posesiones diabólicas, a las que se va a tener que enfrentar el padre Ernesto en su parroquia de La Candelaria.

El padre Ernesto es un curita izquierdoso, muy buena gente, que soporta mal el precepto de la abstinencia sexual y se ha pasado toda la vida soñando con mujeres. Y es que Bogotá está llena de mujeres; mujeres pobres, bellas como demonios y solas:
Usted sabe cómo son los hombres, padrecito, que van sembrando el mundo de hijos y luego los abandonan sin que nadie les diga nada.
Nadie es del todo inocente en esta novela, pero aprecio que el narrador se identifica con el padre Ernesto y trata también con una pizquita más de ternura a estas mujeres desvalidas que lo han sufrido todo (pobreza, orfandad, guerra, guerrilla...) y que, a base de golpes, acaban por convertirse también en monstruos.

No son, pues, gratuitas las referencias a "El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde", de Robert Louis Stevenson. Al fin y al cabo, incluso el mismo Satanás fue primero un ángel y luego cayó.

Mario Mendoza: Satanás, Seix Barral, 2002

Se me olvidaba decir que a Mario Mendoza tuve el placer de escucharlo en la Semana Negra de Gijón y que de la novela se ha hecho una peli, pero no la he visto.


Este post está dedicado a Andrés Malvisto, que me dio a conocer la endiablada belleza de Bogotá.


Technorati tags

23 comentarios:

Julián dijo...

Sos sexy, te vestís muy bien y no olés a Dior. Te felicito. Además, jamás frías en aceite de oliva. Cuando ambos seamos maduros nos volveremos a desencontrar.

Pablo dijo...

que libro tan interesante.
que Bogotá tan interesante
que personajes tan interesante
me gustó el libro

Señor Quinquillero dijo...

Mira, otro autor del que no tenía ni idea.

Noemí, el otro día mirando en tu blog me encontré con un post viejo en el que hablabas de una lista internacional sobre novela negra, me parece que dejé un comentario pero no me acuerdo. ¿No te parece raro que no apareciera en la lista Fred Vargas?

Un saludo ;)

Möbius el Crononauta dijo...

Que buena la canción. Y eso que Aute no me dice mucho.

Saludos

Ale dijo...

Uf!
Te felicito por la elección de la canción. A mi me pone los pelos de punta.
Y cuando la canta Rosendo en el disco "qué canalla eres, Aute", más todavía.

Alorza dijo...

Aunque es de Aute, la versión canónica de la canción es la que hizo "Barón Rojo" en sus buenos tiempos.

calamarin dijo...

Satanás, creo que siempre me ha parecido más interesante y emocionante que ese Dios de antiguo testamento, que permite el incesto, el asesinato de hijos ectr... (ese si que es un monstruo) La novela tiene una pinta buenísima...

39escalones dijo...

La película mola. Recomendable. La novela me la perdí. Pena.

Helua dijo...

Noemí.. esa canción siempre me ha gustado.. tú si q sabes..
besos guapa!

C.Ruiz dijo...

Vaya,
si todas las reseñas fueran tan buenas y claras como esta tuya, el sector no entraría en crisis.
me lo voy a comprar!
saludos!

Kaos dijo...

¡Que recuerdos!

(maremiaquemayorestoy)

¿Hizo Rosendo una versión?. Creo que sí

cacho de pan dijo...

me reí bastante con tu comentario sobre el señor Suzuki...supongo que va como una moto.
A esta, con perdón, dudo que la lea. Después de mis muchos años de escuela religiosa no quiero acercarme a los curas.

malvisto dijo...

Vaya, muchas gracias, Doña Noemí. Me alegra que algo ya te haya quedado de la Bogotá que hablo. ¿Y cómo va todo?

Un abrazo,

Noemí Pastor dijo...

Julián, te confieso que a veces le robo a mi hermana unas gotitas de Miss Dior. Hasta el próximo desencuentro, amor.
Hola, Pablo, no sé si te gusta el libro porque ya lo conoces o crees que te va a gustar por lo que he escrito. Pues me he quedado corta. Beso.
Quinquillero, mon amour, no me dejaste mensaje, porque me lo habría cantado el blogger. Da igual. En esas listas apenas cabían unos pocos autores de los que no escriben en inglés. De franceses, creo que sólo estaba Simenon y mira que hay. De Vargas he leído mucho y me ha entretenido bastante. A ver si un día escribo algo sobre ella. Más besos.
Moebius, yo tampoco soy muy de Aute, pero esta letra es tremebunda. Saludos.
Ale y Alorza, yo no me acordaba de que era de Aute, tuve que recurrir a San Google y a su infinita sabiduría. Me acordaba más de esas versiones que citáis.
Calamarin, y no te olvides de las siete plagas de Egipto y el Mar Rojo que ahogó a todito el ejército del emperador. El Antiguo Testamento entero es un catálogo de horrores. El Nuevo es ya más light.
Helua, a mí también me ha parecido siempre brutal y la tenía en un rinconcito de la cabeza mientras leía la novela.
Escalones, no tienes excusa: la novela no la has perdido para siempre. A mí me pareció excelente. Voy a ver cómo consigo la peli.
C. Ruiz, a mí me pareció excelente. Si la lees, me cuentas qué te ha parecido. Es dura, advierto.
Kaos, ya han contado los comentaristas que sí. Y repito que yo más me acordaba del Gran Rosendo que de Aute.
Cacho, pues la novela tiene mucho de algo que prohibían los curas: sexo. ¡Hay que ver cómo son las demonias y los demonios!
Malvi, corasón, ¿cómo iba yo a viajar literariamente por Bogotá sin acordarme de ti?

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Interesante y como bien dices, lo que le faltaba a Bogotá, pero por otra parte, muy del lugar.

Besicos guapa

amigoplantas dijo...

Hola buenas, notificando cambios:

En forma de web:

http://www.everyoneweb.es/cristalizaciones/

Por cierto, nuevas direcciones

Reyno de hayas: http://cristalizaciones.blogspot.com/
Currando por la Paz: http://migranhobby.blogspot.com/

amigoplantas dijo...

Dice la "leyenda urbana" al respecto que fue por su SOBERBIA

peke dijo...

Iba a preguntar de quién era esa canción que me sonaba tantísimo (ay, esta memoria mía para los nombres), pero ya está resuelto gracias a los comentaristas. La novela no la he leído. Espero encontrarla porque me picó el gusanillo.

Noemí Pastor dijo...

Sí, Casa, hay ciudades en las que puede pasar de todo.
Amigoplantas, gracias por la información. En esta novela los ángeles no caen por soberbia, sino por violencia y dolor.
Peke, a mi me pareció literariamente valiosa. Voy a ver si pico más con este hombre.
Os beso a todas y a todos.

Vigo dijo...

Conocía el libro de Mario Mendoza aunque no lo he leído y cuando salió la película corrí rápido a verla.
Te la recomiendo mucho, es una gran película, los colombianos pueden estar orgullosos de haber exportado esa película al mercado internacional. Me quedo con ganas de descubrir la parte de las posesiones diabólicas, que en la película sólo toca el tema de pasada.
Pero estoy seguro que ya que has leído el libro, disfrutarás encontrando las similitudes y diferencias con la manera que está rodada la película.
Se me ocurre también ponerle mi propia banda sonora a esta historia (basada en hechos reales).
El tema es una balada de Barón Rojo, llamado Hijos de Caín.
http://es.youtube.com/watch?v=QXoFeK-82WY
Espero que te guste.

Vigo dijo...

Aclaro -que no lo he puesto antes- que la versión de la canción de Anda suelto Satanás más popular es la popularizada por Barón Rojo. La versión de Rosendo la desconozco.

Fernando dijo...

De angelitos que tropiezan, de levantar el ánimo y todo eso. Vamos, de autoayuda, ¿no?

Noemí Pastor dijo...

Vigo, gracias por tus informaciones y enlaces. Ya digo que voy a ver si busco la peli por algún lado, pues más gente la recomienda. La novela, desde luego, es recomendable.
Fer, sí, este libro te autoayuda a perder la fe en la humanidad y a convencerte para siempre de que no future.