domingo, 28 de septiembre de 2008

Ha y Ha


Se me ha ocurrido ese título, pretendida y presuntamente ingenioso, para seguir hablando de las casualidades literarias. Hace poco os contaba mi reencuentro con Walter Benjamin, alguien que llevaba años ausente de mi vida y que regresó por partida doble y por donde menos me lo esperaba.

Pues hoy toca hablar de Ha y Ha, que son Harkaitz Cano y Hanif Kureishi, dos escritores que no tenían nada que ver entre sí, me gustaban por separado (1) y, mira tú por dónde, ha resultado que se gustan también entre ellos, pues acabo de enterarme de que Cano ha traducido al vasco Intimacy, la novela más punzante de Kureishi.

Le oigo a Cano en la radio. Dice que Intimacy le dejó huella, le impresionó como pocos libros consiguen hacerlo. Y no me extraña. A mí me pasó algo parecido (2), porque Intimacy es una novela pequeña e hiriente como un arma blanca, un relato durísimo sobre la traición y la lealtad. Kureishi disecciona, en primera persona, en frío y en caliente, una ruptura de pareja. Y ahora me pongo cotilla y tomatera y os cuento que hay por ahí quien dice que hablaba de su propia ruptura, de su propia pareja. Pero vete tú a saber.

Charlando a veces de literatura con amiguitas y amiguetes, suele suceder que alguien se lamenta de no hacer más que releer, de que no encuentra nada nuevo ilusionante. Recomiendo en tales casos recurrir a los favoritos de tus favoritos.

Me explico. Pongamos que tienes una escritora o escritor que te gusta mucho; pues indaga sobre sus gustos literarios. En Internet es fácil encontrar entrevistas o artículos donde citan sus aficiones e influencias. Y probablemente los favoritos de tus favoritos se convertirán también en tus favoritos. A mí me ha funcionado. Puede que también funcione contigo.


(1) Tengo pruebas: os hablé en general de Kureishi una vez y, en cuanto a Cano, hablamos de su libro sobre Nueva York y os traduje un precioso fragmento de una conferencia en la que citaba a Wong Kar Wai.

(2) Y probablemente también a Patrice Chéreau, que hizo una peli.

Technorati tags

20 comentarios:

Álvaro Fernández Magdaleno dijo...

Kureishi es uno de los grandes. No conocía a Harkaitz Cano. Mañana pediré algún libro suyo en la librería de Manuel.
Un abrazo.

Möbius el Crononauta dijo...

Eso de los favoritos de los favoritos es un gran consejo. Procuraré seguirlo.

Saludos

Nieves dijo...

También se podrían hacer recomendaciones siguiendo la temática del libro que nos guste (más o menos lo que hace Amazon)
Leeré a Kureishi, pero en cuanto al tema (rupturas de pareja) creo que le va a ser dificil llegar a la agudeza con que lo trata una de la "chicas malas" de la literatura norteamericana: me refiero a Catherine Texier en su "Ruptura".
Kisses.
NIEVES

Kaplan dijo...

conozco el libro de kureishi: no sé si cuenta su ruptura en él; lo que yo sí cuento es que fue un libro que leí cuando vivía mi propia ruptura matrimonial. en fin... toma tomate tomatero! :-)

Josu O. dijo...

Gracias por el consejo intentaremos seguirlo

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Buena recomendación,la voy a tener en cuenta y muchas gracias por la sugerencia, ni se me había ocurrido.
Besicos

39escalones dijo...

Joé, más a la lista. No los conocía, pero tomo nota. Siempre hay alguien que te descubre cosas ilusionantes cuando el panorama está tristón.

Kaos dijo...

Pues mira,
no es mal consejo.

Pablo dijo...

Que barbaridad, querida Noe, desde que te conozco no paro de comprar libros.
Y ya que mencionas el nombre de Patrice Chéreau, y de su película "Intimidad". Diré que es una gran película ( a pesar de que ciertos "críticos", se cebaron con ella. Es una película valiente, y me atrevo a decir que hasta realista.
Besooosss!!!
http://pablocine.blogia.com

Ironías de la vida. Mª Jesús Lamora dijo...

Encantada de la recomendación. Tomo nota rauda y veloz.
besos y gracias.

Peke dijo...

También yo lo tendré en cuenta.

Agatha Blue* dijo...

Me he quedado pillada con esta recomendación. Estoy a mil por mil de trabajo pero como fiel seguidora de tu Blog, me voy a obligar a ir a la libreria y comprarlo.

Eso de los cotilleos..... mmmm...


;)

Agatha Blue*

Agatha Blue* dijo...

Ah! Buscaré lo que le gusta a Isabel Allende... aunque casi lo sé: Es adicta a Neruda. De hecho, leí que cuando comienza una novela, se apila varios de sus libros junto a su ordenador... imaginé que era por que las mismas musas que vistaron a Pablo N., le hicieran compañía mientras inventaba sus personajes.

Me encanta Isabel.. es única.

Agatha Blue*

Agatha Blue* dijo...

"se apila"???

:O

Mala, mala, mala.

(Iba a poner "se acompaña" pero al final el "se" ha querido quedarse... el tio chulo. )

ROBERTO MOSO dijo...

Pues es cierto. Yo descubría a Ignacio Aldecoa porque lei una entrevista en la que Mañas se rendía ante él... por cierto,me voy a hacer con Intimacy

cacho de pan dijo...

tomo nota, aunque últimamente, desoyendo a Borges, escribo más que leo.

Mita dijo...

"Cara de institutriz decimonónica", buenos días. A mí me gustan Juliette Binoche y Pina Bausch.
Que disfrutes de Walter Benjamín y tal.Tengo un problema con esto, yo estoy enamorada de Javier Marías, pero tengo mis dudas de que sus gustos sean mis gustos.
Besos

Noemí Pastor dijo...

Álvaro, saluda a Manuel de mi parte. Seguro que es un tipo encantador.
Moebius, Josu, Casa, Escalones, Kaos, M. Jesús, Peke, espero que os funcione. Ya me contaréis.
Nieves, me apunto a Texier.
Kaplan, ¿lo tuyo no es como meter el dedo en la llaga y revolver para que duela?
Pablo, la peli no la he visto, pero siempre me dio buena impresión. Te digo lo mismo que a Agatha: ¿creéis que la industria editorial me debe un homenaje? Os recuerdo que no hay por qué comprar: existen las bibliotecas públicas. Yo de Kureishi no tengo nada en casa: todo lo he leído en préstamo bibliotecario.
Roberto, en castellano, "Intimidad" está en Anagrama. Kureishi es de los que nos gustan: los que novelan su vida, como Bayly.
Cacho, amor, pues eso no es nada dospuntocero.
Mita, es cierto que no siempre funciona: yo no puedo con Faulkner, que es el favorito de uno de mis favoritos.
Firmado: señorita Rottenmeyer.

Agatha Blue* dijo...

Me pasa una cosa rara con los libros.

Los que leeo los quiero tener para siempre.

Es como si fueran pequeños tesoros que he de conservar.

Me ocurre lo mismo cuando alguien me pide prestado un libro. No tengo ningún problema en prestar ropa, joyas o incluso mi casa entera si alguien necesita hospedaje por dias, semanas o incluso meses...

Pero un libro... no sé, me vuelvo un poco Doña Tacañona y casi prefiero comprarlo y regalarlo que dejar el mio, con sus hojitas usadas e incluso algún comentario o párrafo subrayado que me gustó al leerlo por primera vez.

Uno de los libros que tengo de Isabel Allende: AFRODITA fue devorado LIERALMENTE por la Cocker Spaniel que tenía entonces ( Lola ) y aún con aquel aspecto de haber sido comido por un león, sigue estando en la librería con LA CASA DE LOS ESPIRITUS, PAULA y el resto de los libros de Isabel...

Rarilla que soy.

Un besote gordo,

Agatha Blue*

Noemí Pastor dijo...

Hola, Agatha. Yo también he hecho alguna vez eso de regalar un libro en vez de prestarlo. Beso enorme.