miércoles, 19 de septiembre de 2007

Harkaitz Cano y Wong Kar-Wai

El masoquista estilístico se apasiona, se arrebata o se entusiasma a menudo. Ve una película, pongamos, por ejemplo, In the mood for love, y sale del cine diciendo: "Ésta es la mejor película de la historia del cine. Y Maggie Cheung es la mejor actriz de la historia del cine. Y Wong Kar-Wai será desde hoy mi director de cine favorito de entre todos mis favoritos de la historia del cine."

Y el masoquista estilístico se toma unos cuantos vinos en el casco histórico de su ciudad, mientras recita en voz alta un panegírico en favor de Wong Kar-Wai y, contando la película a quien le quiere oír y a quien no le quiere oír, goza tanto o más que viéndola. Incluso, sin darse cuenta, reinterpreta, recrea e inventa pasajes y secuencias que no están en el filme. Se muestra dispuesto a defender la película y las tesis de Wong Kar-Wai en un combate de boxeo en la Academia de la Lengua Mandarina de China, a hacerse el hara-kiri y a convertirse en kamikaze, siempre en favor de In the mood for love, siempre.

Se va a casa y todavía lo acompaña el embrujo de la película, y en Internet se entera de que el director la quería rodar en Pekín, pero, como no se lo permitieron, tuvo que trasladarse a Hong Kong. Y el masoquista estilístico piensa "¡Qué injusticia!" y, si en ese mismo instante no se hubiera quedado dormido, a consecuencia de todos los vinos que ha tomado, habría empezado a tramar un complot para derrocar al gobierno de China.


Bilbao, Fórum Bilbo Zaharra, 18 de noviembre de 2004
La traducción es mía.
¿Hay alguien que no se identifique, aunque sea un poco, con el masoquista estilístico?


Technorati tags


14 comentarios:

Lucía dijo...

Yo me identifico plenamente.
Besos.

Alorza dijo...

Touché

Noemí Pastor dijo...

Simpático este Cano, ¿verdad?

39escalones dijo...

"Ésta es la mejor película de la historia del cine. Y Maggie Cheung es la mejor actriz de la historia del cine. Y Wong Kar-Wai será desde hoy mi director de cine favorito de entre todos mis favoritos de la historia del cine."
Siempre lo pienso cuando la veo.
Esta película tiene historia, además de lo de Pekín... Es pariente lejana de "Breve encuentro", de David Lean (1946), y de su hija, "El apartamento", de Billy Wilder (1960). Se puede decir que son su abuela y madre, respectivamente.
Vaya, hoy he llegado tarde.

Abrazos

Noemí Pastor dijo...

Escalones, hijo, ¡bendita sea tu erudición! Los masoquistas estilísticos de este mundo te la agradecemos.

peke dijo...

Pues no me indentifico mucho, la verdad; será porque hace mucho que dejé de intentar convencer a nadie de nada. ;)

Noemí Pastor dijo...

Tú sí que eres lista, Peke. Intentar convencer a los demás de algo es agotador. Hay que empezar a desistir.

Uma dijo...

Ud. va tan rápido recomendando cosas que yo no hago tiempo de nada jejej.. a ver espere que anoto.
venga que le contesté.
Besos:)

unantonio dijo...

Muy buena cosecha, Sra. Noe.
Si me permite la expresión

malvisto dijo...

jejejeje, como que me la estás echando: pero aunque no trato de derrocar el gobierno de china; me conformo con derrocar el gobierno de mis tripas con una buen vino, y una plato de pasta con mucho ajo.
Hablando a mares de esta película, que un infortunado amor me robo: desgraciada...

Fernando dijo...

La próxima vez que utilices mi imagen sin mi consentimiento o, al menos, sin abonarme los correspondientes derechos, te demando. O peor, te denuncio al Ministerio de la Verdad (también llamada SGAE).
Y lo mismo le digo al Cano.
La traducción me parece buenísima, de verdad.
Besitos.

S. Allsi dijo...

Bueeeeno... menudo es el masoquista estilístico que regala palabras maravilladas como si fueran gratis. Cómo si antes no hubiera pasado nada o como si hubiera pasado pero no fuera sufuciente o como si fuera suficiente pero que grande es sentirse persona viva que se conmueve ante las bellas formas de lo que le rodea.

Noemí Pastor dijo...

Uma, cielo, yo no recomiendo nada. Sólo hablo de lo que me gusta. Bueno, sí recomiendo, en general, ir al cine y leer libros, porque creo que eso ayuda a ser feliz.
Unantonio, permiso concedido.
Malvisto, ya veo que aquí las historias (de amor o de lo que sea) se encadenan unas con otras.
Fer, eres muy amable, pero casi prefiero que hagas que me encause (o como se diga)la audiencia nacional, que mola más. Qué placer, salir en el telediario subiendo las escalerillas. ¡Ummm!
S. Allsi, para el masoquista estilístico toda emoción intelectual es un gran acontecimiento.

Fernando dijo...

Sí, tú ríete, que cuando veas llegar al inspector-recaudador de la SGAE con pinta de psicópata jonqueano a ver qué cuentas.
Un beso.