martes, 11 de septiembre de 2007

La iglesia que más ilumina es la que arde

Thyra Hilden, danesa, y Pío Díaz, argentino, han vuelto a pegar fuego a la catedral de Copenhague, como ya hicieron, hace doscientos años, los británicos. Éstos usaron bombas; Hilden y Díaz, vídeo. La instalación se titula "La catedral de Copenhague en llamas".

No es la primera vez que estos dos artistas queman algo: ya lo hicieron en el museo de arte moderno de Aarhus, el Instituto Danés de Roma y la Fontana de Trevi; y tienen intención de repetirlo en el Coliseo, también de Roma, y en el Louvre de París.

De su obra dicen esto: El objetivo simbólico es quemar las raíces de la cultura occidental. Los símbolos e iconos culturales han sido objetivo histórico del terrorismo, pero, a diferencia de los terroristas, nosotros no sólo enviamos un mensaje, sino que pretendemos también establecer un diálogo. Además, ahora es Dinamarca la que ataca, como aliada de los Estados Unidos en la guerra de Irak. Allí han muerto ya unos setecientos mil irakíes, que es casi la población total de Copenhague.

Si quieréis ir a verlo a Copenhague, daos prisa, porque la muestra acaba simbólicamente hoy, martes 11 de septiembre. Por cierto, el 11 de septiembre de 2001 también era martes.

Technorati tags

15 comentarios:

Lucía dijo...

Muy interesante, es una pena no poder verlo en directo, tiene que ser espectacular.
Supongo que más de uno se habrá rasgado las vestiduras mientras gritaba: ¡Qué los excomulguen!
Besos.

39escalones dijo...

Interesantísimo, y seguramente Lucía tiene razón. No iría mal también quemar el Capitolio de Washington, o Wall Street, más que nada para que recordemos que occidente, sobre todo EE.UU., también es terrorista (Chile, 1973).

Un abrazo

peke dijo...

El efecto tiene que ser impresionante y sobre todo sobrecogedor.
Con respecto al programa, como es nueva temporada, la chica no supo decirme si el lunes o miércoles de 11:30 a 2:30 de la noche, supongo que de la próxima semana.

Francisco Ortiz dijo...

Decía Sabato algo así como que una bomba en una iglesía vacía es un acto simbólico que le dejaba pensativo y perplejo.

Noemí Pastor dijo...

Las iglesias y las llamas tienen ya poder por separado; juntas, esa fuerza se multiplica.
Me encantaría ver una instalación de éstas. Voy a ponerme a pensar qué quemaría (simbólicamente, claro) de por aquí cerca.

Uma dijo...

Es impresionante en foto no me imagino como debe ser en vivo,quiero estar ahí quiero estar ahí!!!maldición..jjeje
Besos:)

Noemí Pastor dijo...

Yo estoy por decirles que vengan a quemar mi casa.

Naty dijo...

Totalmente de acuerdo con 39escalones, tristemente los supuestos "antiterroristas" se han encargado de propagar el terror (con antifaz por supuesto), más de una vez... Y sobre tu casa Noemi, yo me lo pensaría (el fuego purifica, pero te quedarías sin guarida :p) Bueno, si persistes con la idea, te invito a la mía ;) Un abrazo...

Almendra dijo...

Que idea más extraña, original y atrapante, me encantaría verlo.
Pensaba en que serían varias las instituciones que quemaría por acá...
Salute!

malvisto dijo...

¿por quemar, o por dejar quemar? Pues mira que a veces existe un placer en ver como se van negreando y acabando las cosas.... mmm, por ahora es mucho lo que yo mismo carbonaría.

Noemí Pastor dijo...

Yo quiero que quemen mi casa con vídeo, claro. Por desgracia, llevo toda la vida en una ciudad donde es frecuente que quemen (de verdad) autobuses, cajeros automáticos, sedes de partidos políticos... Así que ya tengo bastante fuego real.
Con todo, coincido en que un incendio tiene algo de hipnótico.

Fernando dijo...

Aunque me parece interesante, las palabras suelen contener poca chicha. No sé... ¿y después de quemar las raíces de la cultura occidental, qué?
Me gustan más las iglesias griegas con su mogollonazo de velas ardiendo todo el día. También hacen pensar lo suyo. Y no engordan los bolsillos de los Poceros de demoliciones.

Noemí Pastor dijo...

A mí me gustan todas las iglesias, en llamas o no. Tienes razón, Fer, en que, cuando los artistas se ponen a hablar de su obra, la estropean un poco. No hay literatura más difícil que la de los folletos de mano de las exposiciones. Y servidora sabe de eso.
En este caso me pareció interesante poner esas palabras, porque no era tan evidente la actitud reivindicativa. También lo relacionaban con el affaire aquel de las caricaturas de Mahoma. En fin, que la cosa da para mucho.

Anónimo dijo...

Menudos payasos, hay que ser idiota para decir y hacer semejantes estupideces.

nacho dijo...

yo kemaría más de una iglesia..pero con más de uno dentro.

Siervo de Dios...
Tocamientos, sacramentos, felaciones, juramentos
te enseño mi doctrina en forma de erección
Abuso de los niños, perversión y puro vicio
bajo mi sotana puedes encontrar a Dios

El confesionario es nuestro "tortuario"
Ay! Padre nuestro líbranos de él
En la sacristía hay mucha pederastia
Ay! Padre nuestro mas líbranos de él!


¡Basta de tiranos! ODIO AL VATICANO