martes, 23 de septiembre de 2008

Amposta 2.0

Poco a poco me voy empapando de los rudimentos de la filosofía 2.0, no sin problemas, porque una es pelín burra y atrapa dificultosamente lo etéreo, lo nebuloso, lo delicado.


Pero en Amposta, en las jornadas que amorosamente organizan, entre otros, Carme Pla y Dani Gil (1), he dado unos pasitos hacia adelante, pues ya el viernes por la tarde se me presentaron el dos y el cero, con un puntito en el medio, de la mano de Jordi Magriñà Güell, que nos habló, en su hermosísima lengua catalana, de la administración abierta. En este terreno hay tanto que hacer, que una no sabría por dónde empezar. Por la anarquía, peut-être, o por empollarse de memoria el blog de Alorza e Iñaki.


Pegadita a la Administración está la política 2.0 y así nos vino en la cena-tertulia del viernes noche. Para quien no lo sepa, una cena-tertulia es una cena con pouerpóin y charleta después. César Calderón nos reveló que hay otra forma de hacer política en la que la discrepancia es bienvenida y no causa suficiente para que te borren de la foto.


Tras la cena, nos fuimos a dormir y, por la mañanita, un pelotón ciclista compuesto por dos (2) personas recorrió cuarenta y ocho kilometritos de nada por las dulcísimas tierras del Delta del Ebro (en la foto), que Dios y la política hidrográfica protejan por siempre.


Casi no hubo tiempo para comer, porque a las cuatro de la tarde teníamos una cita con Pedro Jareño, Edu William y el turismo 2.0, que me interesa especialmente de cara al futuro.


Vino luego Genís Roca, habilísimo comunicador, que, entre otras cosas interesantes, nos expuso una divertida clasificación de la fauna empresaril, en la cual la familiaridad con las nuevas tecnologías es inversamente proporcional a la pasta que se cobra.


Y, para cerrar la tarde del sábado, Julen Iturbe nos metió a todos el miedo en el cuerpo, al alertarnos de los peligros de la googledependencia.


Luego nos fuimos a cenar (esta vez sin transparencias; bueno, sí, en la ropa), el domingo por la mañana paseamos por las orillas del Ebro, que en Amposta es grande y de exuberante vegetación, como el maldito Amazonas, y luego me homenajeé con pescado frito y un sublime arroz a banda en Can Paquita, restaurante de pueblo que no tiene web ni falta que le hace.


Por la tarde hubo más cosas bonitas en las jornadas, pero yo me tuve que coger el coche para regresar a Bilbao.


En fin, lo pasé tan bien, que espero volver.




PS. No he tenido tiempo de organizar las fotos; así que de momento os pongo una de los arrozales del Delta, que he sacado de aquí, y a ver si me abro una cuenta en Flickr de una puñetera vez.


(1) Organizadores y ponentes, con currículum, enlaces y todo, están aquí.

Actualizo para hacer constar que Carme Pla, que es más curranta que yo, ya ha organizado todas sus fotitos muy requetebién.

Technorati tags

13 comentarios:

Antonio dijo...

Qué potito.
Has volvido.
Sniff

Alberto López Cordero dijo...

Pues fíjate que hasta que no he leído aquí, nunca me había percatado de un peligro de googledependencia, pero tienes toda la razón, parece que ese portal nos va a solucionar la vida cada vez que dudamos de algo...joer que tiempos¡¡

Noemí Pastor dijo...

Antonio, si casi ni me he ido.
Alberto, no lo digo yo, lo dice Julen Iturbe. Y da un poco de miedorrr, porque de Google es también nuestro correo, el blogger, etc.

Agatha Blue* dijo...

Googledependencia???

Glup...que miedo... :O

Doooctoooor ¿Lo teeeengooooo?...

Creo que si. :'(

Snif.

Agatha Blue*

Noemí Pastor dijo...

Agatha, amol, y somos más de dos: si me quedara sin gmail, se me hundiría el mundo: tengo ahí mi vida laboral entera y parte de la personal. Muchos besos, preciosa.

calamarin dijo...

Pues yo recuerdo perfectamente cuando vivía sin teléfono móvil y me escribía con mis amigos en cartas de papel... Ahora seria incapaz de renunciar a gmail, pero como soy un nostálgico hay momentos que dudo. Lo peor de todo es, que esta sociedad en lo único que evoluciona es a nivel tecnológico...Como bien dijo en su momento mi querido y admirado “Jose Luis Sampedro”. Hay tantas cosas que siguen igual o incluso peor (si, hoy tengo un día un poco pesimista)

Peke dijo...

Reconozco que desde que tengo gmail mi vida cambió bastante, mi vida o mis costumbres, vamos. Me costaría muchísimo renunciar a él.

Mita dijo...

Cara de vinagre :), yo la verdad cuando he ido leyendo: 2.0, informática, empresa, conferencias,jornadas, etc..., empecé a sentirme mal, muyyyyyyyyy mal.
Pero claro, luego vi...Ebro y Can Paquita, y fue un respiro.
Siento mucho que te hayan estropeado los oídos, menos mal que no fue mucho tiempo.
Con qué gente tan rara te juntas.:)
Besitos

Mita dijo...

Cada día está todo mas informatizado, mediatizado, las clases con pantalla enorme, tv, Cd, DVD, ordenadores en todas partes, punteros láser, el dichoso power-point, las matrículas, todo tipo de inscripciones a seminarios, notas, las video-conferencias, contactos con los profesores, contactos con la administración, todo.
El nuevo sistema Flex-Now es de inscripción y matrícula directa de los alumnos, tienen su propia clave de acceso donde ver sus notas, los cursos,etc, etc.
Toda la info de las actividades culturales llega via e-mail, etc.
Es así..., no hay vuelta.

Besos

Noemí Pastor dijo...

Calamarin, yo también creo que hay cosas que van a peor; el consumismo esclavizante, por ejemplo, veo que crece ante mis ojos.
Peke, yo creo que ya no hay vuelta atrás.
Mita, yo de siempre he sido rara, así que he estado con los míos. Pues sí, las cosas son así, en este primer mundo al menos, y es bueno en muchos sentidos: para estudiar alemán, por ejemplo, ¡la de recursos que hay en la red!
Besos a todo el mundo.

Fernando dijo...

Pues ya te hemos gipiado en fotos que andan por ahí, en plena cuchipanda, con ese tal Julen y otras personas 2.0.

Julen dijo...

Te la estás jugando con lo de "Iturbe", que lo sepas :-)))))

Noemí Pastor dijo...

Fer, qué vergüenza, mi imagen por los suelos.
Julen, que es el nombre artístico.