viernes, 13 de marzo de 2009

Mala Milk


No es que la película me haya parecido mala, no; es que no me he podido resistir al juego de palabras (bastante facilón, de acuerdo), que guarda relación con un dialoguito simpático de la misma peli. Es cuando Harvey Milk, rodeado hasta entonces exclusivamente de hombrones, recluta por fin a Anne Kronenberg como directora de campaña y Cleve Jones le dice: "Siempre he pensado que necesitábamos una bollera con mala leche." Y Ann le contesta: "Pues ya tenéis una." Es que la mala milk viene bien para casi todo.

He aprendido mucho con esta peli. He constatado qué diferentemente funcionan (o en los setenta funcionaban) las redes de poder en los USA y me he enterado de que uno de la cuadrilla de Milk, Gilbert Baker, fue quien creó la bandera del arco iris.

Y coincido con Cleve Jones cuando dice que las personas jóvenes tienen que saber que esta situación de relativa libertad de la que disfrutamos se la curró mucho mucho alguien antes; que en 1972 en San Francisco era ilegal que dos hombres bailaran juntos o entrar en un bar gay. Como dice el mismo Jones: "Estamos ganando, pero podrían arrebatarnos lo conseguido en un abrir y cerrar de ojos."

A Harvey Milk se le considera casi un santo, un mártir, en el mundo gay. Pero eso no justifica el tono hagiográfico del final de la película. La hagiografía es, como bien sabéis, un género que me gusta mucho, pero opino que debe permanecer dentro de sus límites.

Y, para acabar, aunque no la he podido ver en versión original, me atrevo a decir que Sean Penn está estupendo. Bueno, en realidad, cualquier ser humano que en un solo metraje se lo haga con James Franco y con Diego Luna, merece todo mi respeto y admiración.

Mi nombre es Harvey Milk (Milk, 2008)
Con Sean Penn, Josh Brolin, James Franco y Diego Luna


Technorati tags

26 comentarios:

calamarin dijo...

Pues yo querida Noemi, con Diego Luna, creo que podría mantener una razonable conversación, pero tocamientos y demás demás... como que no... Me alegra que te haya gustado. Seguiremos luchando...

Noemí Pastor dijo...

Bueno, Calamarin, hijo, que sólo lo conocemos del celuloide. Démosle una oportunidad. Me gustó, pero le habría quitado ciertos toques panfletarios. besos.

El Conde de MonteCristo dijo...

Siento disentir pero a mi no me gustó mucho, sólo se salva para mí la interpretación de Sean Penn. En mi opinión el fallo está en cómo nos cuentan la historia.

saludos,
El Conde

Noemí Pastor dijo...

Estimado Conde: no sienta usted disentir. En este blog es bienvenida la disensión; o sea, que me lleven la contaria. Puede usted poner la peli a caldo, si quiere. Yo, encantada de entrar al trapo.
Besos.

El Conde de MonteCristo dijo...

********NO LEER SI NO SE HA VISTO LA PELICULA*********
Vamos allá con el placer de disentir.

Por citar 2 detalles: el proceso que le lleva a su novio a suicidarse no nos lo presentan de forma tan trágica como para que el chaval acabe suicidándose. Lo mismo pasa con el que le asesina. Vale que está cabreado porque le "echan" de la corporación pero el nivel de encabronamiento que nos cuentan en la película no parece suficiente como para liarse a tiros.
Creo que en general nos han querido contar una historia a la que le han faltado entre otras cosas profundizar en detalles clave. No sé qué piensan uds.

Noemí Pastor dijo...

Pues vaya, señor Conde, intento fallido; conmigo, al menos, porque voy a estar de acuerdo. Es lo que decía de las vidas de santos: se centran tanto en el héroe principal, que descuidan cosas importantes y otros personajes interesantes, como el concejal asesino atormentao o el amante emocionaldependiente.
Y ya que estamos con lo sentimental, a mí me cautivó la ciudad de San Francisco. Besos aristocráticos.

El Conde de MonteCristo dijo...

Ya veo que no soy el único que ha tenido esa sensación. Me congratulo de ello (como el Dalai Lama de "El Informal"). El ambiente de San Francisco en esa época como dices sí que tiene su punto interesante y la demostración de que la gente se empezaba a movilizar para reivindicar sus derechos.

Kaplan dijo...

estoy deseando verla; veo que en general no me falló la corazonada, porque las críticas que leo aquí son pecata minuta
(noe, como siempre, me encanta su manera de enfocar las críticas)

Lucía dijo...

Siempre hay alguien que se lo curra mucho mucho para que los que vienen detrás disfruten (¡hasta las hermanas mayores nos lo hemos currao!)

Estoy divagando porque la peli no la vi pero sigo con la intención de verla.

Besos.

cacho de pan dijo...

Noemí: me cuesta imaginar a Sean Penn, judio americano, hablando con la voz, el acento y los giros de un señor de Móstoles o de Sabadell...También su voz se hace cargo, y de qué manera, del personaje.
Sabes cuánto defendí la película por lo que significa de recordatorio de épocas peores(sólo en estos aspectos) y que "exigí" para Sean el Oscar que finalmente ganó (¡Ganamos! se llamaba mi post el día posterior al premio), así que no me preocupa que sea un gran film (no lo es, aunque su dignidad merece una acogida cariñosa y un apoyo amistoso)ni pretendo que me cuenta lo que no me ha contado.
Lo recomiendo más que a algunos bodrios "sistematizados" que ganan Césares, Oscares, Goyas y ahora Gaudís.
Franco es un primor. Con Diego Luna no me sentaría ni a hablar.

Noemí Pastor dijo...

CONDE, además tengo leído que rodaron la peli en los mismos escenarios en los que sucedieron los hechos reales: la calle Castro, el ayuntamiento de San Francisco...
KAPLAN, es usted muy amable. Intento aportar mi punto de vista personal e intransferible, porque críticas al uso las hay a miles.
LUCÍA, ya me contarás cuando la veas. Siempre creo que la gente que luchó por las libertades que ahora disfrutamos, se merece nuestro reconocimiento.
CACHO, firmé en tu blog la exigencia del Oscar para Penn y me alegré cuando lo recibió. Es más: suscribo su discursito de cabo a rabo. Y ahora me pregunto: ¿por qué odiáis a Diego Luna? ¿Hay algo de lo que no me he enterado y debería saber?

Os beso.

cacho de pan dijo...

no lo odio, Noemí; simplemente no me gusta.

Noemí Pastor dijo...

Vale, vale. Es que Calamarin también lo ha rechazado y me preguntaba por qué. A mí me gustó bastante en "Sólo quiero caminar".
Besos domingueros.

Helua dijo...

A ver.. yo no he visto la peli.. no soy nada cinéfila.. bueno, solo me gustan las llamadas "pelis antiguas", pero, me pareció muy interesante y admirable, q Sean Penn, en el momento de agradecer el "oscar" en el corazón de yankilandia, se dedicara a reivindicar los derechos de los homosexuales..

Noemí Pastor dijo...

Perdona, Helua, querida, pero si te gustan las pelis antiguas no puedes decir que no eres cinéfila. Es una flagrante contradicción. Besos.

Perem dijo...

sabes que no he visto todavía la peli?

La tengo en la lista de espera, pero tendrá que esperar, ya que la próxima es Gran Torino.

Un saludo.

Julián dijo...

Usted (cielito mío) tenés un premio en mi blog THE GOLDEN NUATSI. ¿Ok?

Helua dijo...

Pues si Noemí, contradicción flagrante. Un beso guapa!

39escalones dijo...

Una película un poco decepcionante y quizá resulta demasiado convencional y poco transgresora en el retrato de un momento que era de todo menos eso. Por no mencionar que abunda en los tópicos. Pero se deja ver. Además Penn está sembrao, sensacional, impresionante, aunque el doblaje al castellano estropee buena parte de su trabajo.
Besos.

Antonio dijo...

Great! ME recuerda al chiste de la Secretaria, aunque pueda significar lo contrario ya que no he visto la peli. Me ha impresionado "Gran Torino" (Muy apropiado en el año del Buey, el Maestro). Pero sigo pensando, en todo, casi igual. O)lvidando el nombre de la emperatriz infantil.

Antonio dijo...

Ah!, Y que en plan hagiográfico me he hecho de la Virgen de Consolación. Ya te enseñaré la medallita que tengo guardada en el armario para la ampliación de nuevos derechos sociales. Con su cordón azul y blanco y todo.
Besos

Sr Q dijo...

Me encanta Calamarin, "Pues yo querida Noemi, con Diego Luna, creo que podría mantener una razonable conversación, pero tocamientos y demás demás... como que no", me ha dado un ataque de risa. Por cierto, Brolin y Franco... aunque la peli fuera una mierda merecería la pena sólo por ver a este par de tiarrones :)

Anónimo dijo...

Alberto Q.
www.lacoctelera.com/traslaspuertas

Sean Penn es lo mejor de la peli y curiosamente Diego Luna es el más flojo con diferencia de todo el reparto.

Luego también hay que reconocer que hay momentos muy logrados pero otras partes más "pesadas". Me olía que Penn se podía llevar el Oscar aunque luego vi EL LUCHADOR y mi apuesta era para Rourke.

Esto es lo que opiné en su momento:

http://traslaspuertas.lacoctelera.net/post/2009/01/07/preestreno-mi-nombre-es-harvey-milk-enorme-sean-penn-y-un

Saludos!!!

Noemí Pastor dijo...

PEREM, pues ahí tienes mis cuatro palabritas sobre Gran Torino.
JULIÁN, gracias. Ahora voy a por ello.
HELUA, lo que yo te decía. Más besos para ti.
ESCALONES, aquí en Bilbao no hay manera de ver en salas una VO ni S ni sin S. Una lástima.
ANTONIO, ya tienes ahí Gran Torino para que le hinques el diente. Y sigue con tu devoción.
SEÑOR Q, es que el bueno de Cal tiene el listón muy alto. Brolin también está bien en "Milk", que no se si lo he dicho.
ALBERTO, gracias por tu aportación. Oye, ahora que no nos oye nadie: ¿no de da Rourke un poco o un mucho de grima?

Os beso, gente.

Fernando dijo...

Me ha gutado esa puntualización: aunque a mucha gente le parezca mentira, se pueden perder muy rápido muchas de las cosas que tantos esfuerzos y sufrimientos han costado.

Möbius el Crononauta dijo...

Se ve que esta vez Gus Van Sant no ha metido la pata. Ya veremos.

Saludos