lunes, 30 de marzo de 2009

Los abrazos rotos


A Pedro Almodóvar, como a todo ser humano, y él lo es, le cabe el derecho de reescribir su vida, de reinventarse, refilmarse, resetearse, reciclarse. Lo puede hacer como y cuando quiera. Puede mentir, si le apetece, y cegarse también, de repente, porque sí y porque no.

Yo le agradezco la retrospectiva, el paseo por todos los pedacitos de celuloide que son su historia y un poco también la mía. En Los abrazos rotos he revivido, pues, de su mano, el amor pasión más-allá-de-la-muerte de Matador, el desparrame creativo de La flor de mi secreto, el rocambole argumental de Todo sobre mi madre, las almas oscuras en decorados luminosos de Kika y, por supuesto, Mujeres al borde de un ataque de nervios y sus momentos cumbre: el lecho en llamas, la nueva receta para el gazpacho y la portera cotilla testiga de Jehová.

Llamadme loca, pero casi siempre veo las películas de Almodóvar dos veces, y bastante seguidas (luego las veo infinitas veces, pero esa es otra historia). En la primera, les saco defectos, reescribo como una obsesa los diálogos, y los monólogos; deshincho las frases infladas y quito los sustantivos en -ción. La segunda vez prescindo de las palabras y me dejo seducir por la banda sonora, siempre sugerente, y, como decía el crítico de Variety, el exquisito trato visual. Y no sé cuándo soy más feliz.

Los abrazos rotos
Dirección y guión: Pedro Almodóvar.
País:
España.
Año: 2009.
Duración: 130 min.
Género: Drama.
Interpretación: Penélope Cruz (Lena), Lluís Homar (Mateo Blanco/Harry Caine), Blanca Portillo (Judit García), José Luis Gómez (Ernesto Martel), Rubén Ochandiano (Ray X), Tamar Novas (Diego), Ángela Molina (madre de Lena), Chus Lampreave (portera), Kiti Manver (Madame Mylene), Lola Dueñas (lectora de labios), Mariola Fuentes (Edurne), Kira Miró (modelo), Rossy de Palma (Julieta), Alejo Sauras (Álex).
Producción: Esther García y Agustín Almodóvar.
Música: Alberto Iglesias.
Fotografía:
Rodrigo Prieto.
Montaje: José Salcedo.
Diseño de producción: Antxón Gómez.
Vestuario: Sonia Grande.

Ficha de www.labutaca.net
Leed también lo que escribió Calamarin.



Technorati tags |

24 comentarios:

39escalones dijo...

Pues yo sí sé cuándo soy más feliz. Principalmente cuando veo cine de cualquier otro. No me gusta el cine de Almodóvar más allá de una o dos excepciones. En particular, esta última película es un cúmulo de todos sus defectos: primero, el exceso de "homenajes", segundo, una estética con la que nunca he conectado, tercera, unos personajes, no ya verosímiles, pero que nunca me creo, cuarta, interpretaciones postizas, forzadas, pésima, como siempre, dirección de actores (por más que en los medios de comunicación se señale como su principal virtud), y sobre todo, aburrimiento. No me interesa la historia, ni me conmueve ni me emociona, no me creo a sus protagonistas ni sus dramas y, desde luego, en más de veinte años creo que hay tiempo para abandonar la chabacanería como única vía para un sentido del humor pasado de rosca hace décadas.
Mal, muy mal esta vez. Aunque claro, su distribuidora ya le comprará los premios...
Besos.

Mita dijo...

Ya la has visto?
Supongo que es como siempre y al mismo tiempo diferente.
Hace bien en profundizar y hacer lo que le interesa y como lo ve él. Eso le hace diferente.
La próxima semana ya estaré de nuevo en Espana, espero poder verla.
En la medioteca de la Uni está toda la obra de Almodóvar, claro.

Besos

calamarin dijo...

Mira yo coincido contigo, las pelis de Almodovar siempre las veo dos veces como mínimo, hay tantos detalles y en ocasiones me sorprendo de mis primeras conclusiones. Recuerdo cuando vi "La mala educación" salí del cine echando chispas, no me gusto nada y me pareció un horror gigante, pues bien pasado el tiempo, una tarde sólito en casa la volví a ver y fue como ver otra película diferente, todo me pareció distinto a la primera vez y encontré muchas cosas y detalles que me encantaron... Conclusión, el cine de Almodovar es muy grande.

Anónimo dijo...

Alberto Q.
www.lacoctelera.com/traslaspuertas

Es un director con gran personalidad pero a mí no me apasiona.

Me uno a lo que comenta 39escalones en general.

Esta última propuesta no la vi aún.

De la etapa más cercana me quedo con "Hable con ella", con un gran Javier Cámara y una preciosa Leonor Watling.

Saludos!!!

Ale dijo...

A mi me gusta mucho Almodóvar, porque da igual lo intrincados que sean sus argumentos, siempre logra emocionarme, aunque sea con unas señoras limpiando tumbas, o con unas escenas de teatro como en "Hable con ella".
Hasta "Los abrazos rotos". Estuve desconectado emocionalmente toda la película. Y cuando no me siento implicado, me aburro y analizo, y eso fue lo que me pasó el sábado.

Noemí Pastor dijo...

ESCALONES, me encanta cuando te desbocas. Pocos pueden homenajearse tanto y él es uno de ellos. Aquí ha arriesgado con la historia extrema y el melodrama. También en otras pelis, pero quizás se resolvían mejor. Ya te digo que tengo que verla otra vez. Y la absolveré, seguro.

MITA, y a los alemanes, ¿qué les parece? ¿Entienden el humor? ¿La estética cañí?

CALAMARIN, yo ya te digo que en un segundo pase, cuando ya puedo prescindir de la trama, me absorben.

ALBERTO, no lo digo por ti, pero tengo la sensación de que con "Los abrazos rotos" se ha abierto la veda y ya se puede hablar mal de Almodóvar sin que te tachen de paleto, poco progre o yo qué sé. Me parece bien, aquí no hay nadie sagrado, ni Clint Eastwood, al que tenéis (casi) todos en un pedestal. Ahora bien: las críticas a Almodóvar me parecen casi todas extracinematográficas.

ALE, ya te digo que a mí me raspaban los diálogos en la oreja. Pero también me rasparon en "La flor de mi secreto" y, a pesar de todo, adoro esa peli. Dale una segunda oportunidad, a ver qué pasa. Y cuéntamelo todo.

Os beso, chicos y chica.

sinseso dijo...

si, me gusta almodovar, en general. al revés de 39escalones, conecto con la estetica, me hace reir y la dirección de actores también me gusta. en sus peliculas es en donde mejor he visto a penelope cruz, por ejemplo, tan fome en otras peliculas.

¿alguien vió la elegida?, me han dado ganas de comentarla, sólo por odiar un rato. es muy mala. ahí protagoniza p.cruz.

de almodovar, me gusta hable con ella, todo sobre mi madre, volver. a veces pienso que se copia mucho a si mismo, pero otras veces defiendo que sea tan reiterativo. que rara soy.

kweilan dijo...

Esta todavía no la he visto. A mí, Almodóvar me gusta a veces. Me encanto hable con ella pero la mala educación, por ejemplo, no me gustó nada. A ver ahora qué pasa con esta última.

Sally Hayes dijo...

Maravillosa. Y maravillosa la capacidad para contar las historias d ela historia

Noemí Pastor dijo...

SINSESO, un poco de acuerdo contigo. Yo conecto con Almodóvar en lo sentimental y es cierto que a algunas actrices las hace brillar. Tampoco me molesta que se repita, porque es como entrar en un universo familiar y acogedor. Igual me sucede con Woody Allen.

KWEILAN, "La mala educación" era (raro en Almodóvar) una peli muy masculina: hombres que se aman y odian entre sí. "Los abrazos rotos" también lo es: padres e hijos.

SALLY, bienvenidas son tus opiniones y exclamaciones a este mi humilde blogsito.

Gracias a todo el mundo.

peke dijo...

Hace mucho que no veo cine (no puedo ir a las salas porque me mata el ruído), pero recuerdo que con Almodóvar siempre salía un poco desconcertada. En mujeres al borde... me reí mucho, pero eso fue hace mucho mucho tiempo.

Mita dijo...

Les gusta mucho, lo encuentran subversivo, no...no entienden lo de esa estética que dices, lo ven de otra manera: mundos marginales, mujeres, sexo, antiglesia,despropósito,madre, exageración, risa, drama, color, genialidad...

Lo que nosotros vemos, no lo perciben, los detalles sociales o guinos hispanos, no los ven.

En general, para los que no conocen bien nuestra forma de vivir y cultura es eso. Sí.

Besotes,hace un día espléndido hoy !!!!

Fernando dijo...

Esas competiciones internas de felicidad son un estupendo motor vital.
Por supuesto, todavía no la he visto, como otras tantas de la cartelera.

El Caballero dijo...

Adoro a Almodovar, creo habertelo dicho alguna vez. Es uno de mis cineastas favoritos.

Noemí Pastor dijo...

PEKE, a mi me gusta que el cine me desconcierte un poco. Bueno, también la literatura y el arte en general.

MITA, es que me intriga qué ven los europeos y norteamericanos en creaciones de esencia tan manchega. Quizás lo mismo que veo yo, que tampoco soy de La Mancha.

FE, yo también me pierdo casi todo lo de la cartelera. Pero, you know: siempre nos quedará el deuvedé.

CABALLERO, yo también soy almodovariana, almodovarista o como se diga confesa.

Besos.

Lucía dijo...

Coincido con la respuesta que le has dado a Sinseo, me gusta la estética, los personajes... pero sobre todo me gusta por la sensación de familiaridad, es como saber que voy a ver la peli de un viejo amigo con el que me siento a gusto.
Un abrazo.

Noemí Pastor dijo...

Lucía, me gustan los personajes femeninos con fuerza y desparpajo, conscientes de su poder y también de su fragilidad. Las mujeres de Almodóvar dan para una tesis. Igual me animo un día a por lo menos un post. Besos.

Sr Q dijo...

Yo soy superfans de morirme, seguro que cada una de sus pelis la he visto diez veces (por lo menos). Y llegó esta y me decepcionó. ¿Y sabes qué? El sábado la volvi a ver y no me decepcionó tanto. Sigo viendo los mismo fallos que en la primera lectura pero en esta ocasión disfruté más de la historia. Para mí no es su mejor peli ni de lejos pero no por eso voy a dejar de admirar a Pedro Almodóvar, que yo no sé vosotros pero a mí me ha dado momentos de risa cosa fina :)

Por cierto, momento lectura de labios y polvo en la cama con las sabanas liadas... geniales. En cuanto al autohomenaje de Chicas y Maletas me da vergüenza ajena, ahí no digo que no. Excepto Rossy comiendo ... que de puro absurdo es para mearte encima de la risa.

Y otra cosa, no soporto a Lluis Homar y creo que en parte la peli se me hace pesada por su presencia, que lo veo sobreactuado a este actor.

Sally Hayes dijo...

Acabo de rever que hablas de León (soy cazurra de nacimiento y sentimiento) y de Antonio Toribios y me he puesto contenta.

Noemí Pastor dijo...

SR. Q., y creo que el autoremake es de lo más brillante de la peli. Y e cuanto a Homar, es cierto, a mí tampoco me llega y me hace añorar a Eusebio Poncela, que hacía de trasunto de Almodóvar en "La ley del deseo". Podemos crear un blog alternativo de almodovarianos locos.

SALLY, más contenta estuve yo disfrutando de la ciudad y de AT a la vez. Besos.

Pablo dijo...

A decir verdad Almodóvar nunca me cayó bien. Pero a raiz de "Volver" tuve que cambiar de opinión.
De "Los abrazos rotos", ya estoy como al principio.
Una a priori excelente comida, pero con muy poca sal.
Lo mejor los actores (sombrerazo). Pero en cuanto al guión, lo mejor es pasar hoja (eso si, hay algunos momentos algo digamos que memorables), pero el en definitiva todo queda para el olvido.
Un beso enorme querida Noe.
http://pablocine.blogia.com

Noemí Pastor dijo...

Pablo, lo mío con Almodóvar es más sentimental que racional. Digamos que con su cine ha dicho cosas que yo sentía y no sabía decir. Así que me siento incapaz de diseccionar sus películas, porque pierdo la frialdad y la objetividad: me arrebatan. Débil que es una.
Lo que menos me gusta, ya lo he dicho: esos textos rasposos.
besos, Pablo, majo.

troyana dijo...

Pues no puedo estar más de acuerdo,lo mío con Almodovar por mucho que lo intente explicar a tercer@s, es más irracional que racional.Y no soy de la Mancha,pero tengo raices manchegas,a mucha honra,pero es que creo que sus pasiones son universales,sus personajes grotescos,sus excesos,"nada de lo humano me es ajeno" y Almodovar combina esa "universalidad"con lo castizo y lo coplero...no sé,o te gusta o no te gusta,no hay más....y en los Abrazos Rotos,tal cual menciono en mi último post,hay 2 o quizá tres escenas que dan cuenta de su particular genialidad.
1 saludo!

Noemí Pastor dijo...

TROYANA, gracias por tu comentario. ¿Dónde puedo leer ese port tuyo? Besos.