martes, 3 de junio de 2008

La feria de las vanidades

Por aquel entonces no sabía yo quién era William M. Thackeray, el del retrato, ni falta que me hacía, pero ya disfrutaba con él y con su obra: ponían en Televisión Española, la única tele de mi infancia, en el espacio Novela, La feria de las vanidades, con Fiorella Faltoyano.

Era yo bastante niña y en los inviernos cantábricos, cuando a las seis de la tarde ya había caído la noche, Novela me alegraba la vida y me encaminaba, sin yo saberlo, hacia los clásicos de la literatura occidental. Ya tengo escrito por ahí, pero estoy dispuesta a repetirlo todas las veces que haga falta, que gracias a la tele me gusta la literatura; gracias, concretamente, a Estudio 1 y a Novela, que me pusieron sobre la pista de Brönte, Austen, Dostoievsky, Henry James, Dumas...

Muchos años después, hace relativamente poco, busqué el libro de Thackeray, lo conseguí, lo leí y lo disfruté enormemente, como siempre me sucede cuando regreso a los clásicos, porque allí está todo lo que perdura.

Esta introdución televisiva-novelera me sirve para decir que me voy a la Feria del Libro de Madrid, a la que yo llamo, con todo mi cariño, precisamente, con el título de este post, porque de verdad creo que tiene más que ver con la vanidad que con la literatura.

Así y todo, no suelo faltar, siempre me dejo caer por allí unos diítas, hojeo libros, compro algo, famoseo mucho y la suerte y la casualidad me han brindado la ocasión de charlar un ratito con Bryce Echenique y con Vargas Llosa, que es algo que una no hace todos los días.

Pero aún no he cumplido mi sueño: un tebeo de Mortadelo y Filemón dedicado por el propio Francisco Ibáñez. Para eso hay que hacer hasta horas de cola bajo ese sol mesetario que tan mal soportamos las norteñas y, créame, señor Ibáñez, yo lo idolatro, pero mi mitomanía tiene un límite.

Lo dicho: que me voy para allá y, entre eso y otros líos en los que me he metido, no prometo bloguear en los próximos días, porque puede que lo incumpla, aunque quizás caiga alguna crónica rosa chachi guachiflú.

Por cierto, ¿alguna o alguno de ustedes andará también por allí? Sería un placer.

Pero antes de eso, con menos vanidad y mejor hacer, tendremos a Fernando García Pañeda y a sus Tres Gymnopedias el jueves 5 de junio, a las 19:00, en la Feria del Libro de Bilbao, en El Arenal, concretamente en la caseta de La Librería de Deusto. Ahí también nos vemos y de eso también escribiremos algo. Anímense.


Technorati tags

22 comentarios:

Violeta dijo...

*Lindo disfrutar de las ferias del libro
*Mas lindo conocer a Vargas Llosa
*Preciosas las traducciones
*Sirimirí quiere decir llovizna
* y ¿Chachi Guachiflú? ahora yo me quedé intrigada con la palabrita

Es Muy Bonito este espacio!
Mis Saludos para vos!

Helua dijo...

Ay Noemi!! q tardes aquellas con Mortadelo y Filemon, y el bocata de chorizo. Tienes razón en lo de los clásicos, yo conocí así a Austen y a Bronte, y mira q me gustan.. pero.. aquella pila de tebeos de Mortadelo, q luego destrozó mi hija... Ay!!
Pasalo bien guapa! Besos.

Kaplan dijo...

sí, ahí veo que estábamos todos/as: agarrados al bocata de chorizo/mortadela (a mí nocilla no me ponían) y leyendo mortadelo o el capitán trueno por las tardes, a medias con los deberes. y los viernes por la noche, estudio 1 o el 123... ufff!

Noemí Pastor dijo...

Violeta, eres un encanto. No puedo decir que conozca a Vargas Llosa: sólo hablé con él un ratito, como cientos de personas más que se pasaron por su concurridísima caseta. "Siri-miri" es también "lluvia fina y persistente" en vasco. "Chachi guachiflú" me lo he inventado yo, queriendo decir "algo frivolón e intranscendente". ¿Te había sugerido eso? Te envío besos.
Ay, Helua, que nos ponemos nostálgicas y tontorronas, pero qué bien lo pasamos. Tú sí que eres guapa.
Kaplan, a mí no me dejaban ver el "Un, dos, tres", porque lo daban muy tarde. Pero no me importaba: me lo contaban al día siguiente en la escuela. "Novela" lo dabna por la tarde y "Estudio 1", los fines de semana. Si la memoria no me engaña.

Javier Vizcaíno dijo...

Pero, Noe... ¡Si a Ibáñez lo has tenido hace bien poquito en el salón del cómic de Getxo! Es un tío accesible a tope. Yo creo que merece la pena la cola.
Yo estuve en la Feria matritense hace unos años, presentando -¡y firmando!- la primera entrega del Cocidito. Por si acaso, hasta nos pusieron un segurata en la caseta. Fue gracioso, además, porque ese mismo día coincidía que firmaba Fernando Vizcaíno Casas (murió unos meses más tarde) y otro autor de libros técnicos de apellido Vizcaíno. Parecía un día temático...
No sabría decirte si me gustó aquel ambiente en el que comprobé lo estirados que son algunos autores.
Por cierto, Sánchez Dragó escribe sobre el asunto en El Mundo y, ¿sabes cómo titula? Ejem... Vanity Fair. ;-)

Noemí Pastor dijo...

¡Me ha copiao! Bueno, no es que sea un hallazgo la asociación de ideas. Chascarrillo: el año pasado, el único que llevaba segurata (al menos a la vista) era tu amigo Frederiko. Qué digo, no era segurata, era guardaespaldas.
Ya supe que estaba Ibáñez en Getxo, pero me vino mal ir. Me viene mejor en Madrid, que me lo encuentro en su caseta con cola de gente esperando antes incluso de que llegue.
Hay malas lenguas que afirman que ciertas estrellas tienen más cola simplemente porque se enrollan más con la gente. Esto, en el caso de Ibáñez, es cierto: se enrolla mogollón y hasta hace dibujitos con las dedicatorias. Pero tendría cola aunque se limitara a hacer una cruz en el tebeo.
Oye, Vizcaíno, me estoy dando cuenta de que esto da para chascarrillos sin fin.

Benjuí dijo...

¡YO VOY A ESTAR POR AQUÍ!
me encantaría conocerte, Noe, pero no se me ocurre cómo podríamos hacer.

Anónimo dijo...

Alberto Q.
www.lacoctelera.com/traslaspuertas

Mucha suerte con el genial Ibañez (tengo muchos comics de este autor, incluido el del Mundial, que pone ud. en su blog hoy).

Sobre Tackeray, mis respetos por haber creado esa obra que dio lugar a mi idolatrado filme de Kubrick: Barry Lyndon.


Saludos!!!!!

39escalones dijo...

Eso era tele... Eso son tebeos... Eso son escritores... (aunque no soy seguidor de ninguno de ellos).

Möbius el Crononauta dijo...

¡Dios salve a Ibañez! Era un ritual desempolvar sus especiales sobre Olimpiadas y Mundiales cada cuatro años... y que me perdone Thackeray.

Petrusdom dijo...

No me gustan las aglomeraciones pero lo que más me impresiona que se necesite esa Feria de Vanidades(muy acertado) para que se vendan dos millones de libros.
Tus recuerdos televisivos también son mis trampolines para ir tras los libros.
Saludos cordiales.

peke dijo...

También yo tragaba estudio 1 y novela. Por cierto que ;a feria de las vanidades la leí de adolescente y disfruté muchísimo de ella.¡Ay!, qué tiempos aquellos en que todo lo que leías te descubría un mundo nuevecito y sin estrenar. Echo de menos una obra que me enganche de manera tan total y completa que borraba el mundo real de un plumazo.
Que lo pases bien y espera por ibáñez.

Lucía dijo...

Esta vez seguro que consigues la dedicatoria de Ibáñez.
Que el sol mesetario no te castigue mucho y disfrútalo.
Un abrazo.

CaTpRiNcE dijo...

Espero que disfrutes de la feria del libro, ya nos veremos por aqui...


Un saludo!!!

cacho de pan dijo...

SIRIMIRI!!!
toda mi vida, bueno, desde que vivo en españa, oí y dije CHIRIMIRI!

(corro al diccionario Clave y veo que las dos acepciones son admitidas: he ganado una gracias a tu post)

LA CASA ENCENDIDA dijo...

¡Uy niña que envidia! Yo también he estado ausente pero con otros motivos.
Prometo ponerme al día puesto que deseo saber el final de esa traducción que nos ofrecistes.
Yo también veía "Estudio I" y esas novelas y también empecé a saber de ciertos autores mundialmente conocidos. Ahora no veo nada la tele, ufff que cruz!
Espero que lo pases muy bien y luego lo cuentes. ¡Anda que no me gustaria a mí también tener un "Mortadelo y Filemón" firmado por Ibañez, que tengas suerte!
Besicos guapa, ya he puesto mi trofeo en la vitrina, muchas gracias.

calamarin dijo...

Bien cierto es, que últimamente la feria del libro de Madrid, es un circo y una hoguera de vanidades… Seguro que verá usted por allí mucha dama de alta cuna de baja cama…(haciéndose la culta y leída delante de alguna cámara)

malvisto dijo...

Eso sí la peli que hicieron de Mortadelo y Filemón un bodrio. No aguanté. Le mandé un zapato a la pantalla: y luego no lo encontré. Me tocó devolverme a la casa así.

Lula Towanda dijo...

Muy bueno y muy exacto lo de la feria de las vanidades. Me encantaba ver que el triunfador de la feria era Ibañez. Es una maravilla de hombre que soporta con buen humor la avalancha de fans. Les dejo el legado a mis hijos de su Mortadelo con dibujo de Ibañez para compensarles del poco caso les le hecho siempre (creo que me agradecerán ambas cosas).

Leo tu post con retraso y lamento no saber que el día 5 firmaba Fernando, aunque ese día tenía yo una cita con Jose Tomás en las Ventas. Tendré que ir a Bilbao a conocerlo en persona.

Noemí Pastor dijo...

Bueno, ya he vuelto, sin el libro de Ibáñez, ¡qué cola, mon Dieu! y qué faena: tendré que volver otro año.
Lo he pasado fenomenal, también en compañía de la gran Lula Towanda. A ver si paso las fotos y os cuento. Besos.

Fernando dijo...

De nuevo por aquí, con retraso. A ver cuánto duro...

Noemí Pastor dijo...

Pues bienvenido once again.