miércoles, 25 de febrero de 2009

Párrafos selectos de "Fuego"


Como viene siendo tradicional en este humilde blogsito, después de hablaros de Fuego y de otras cosas que cuenta Paretsky en Fuego, llega el turno de la más esperada sección: ¡los párrafos selectos! Van por ustedes.

En esta ciudad el hogar de tu infancia te persigue toda la vida.
Nos ha fastidiao: en Chicago y en todas. Sobre todo si eres de barrio, que el barrio mira que se te mete dentro.

En el barrio se guardaba el rencor con el mismo celo que si fuese comida en un refugio antiaéreo.
Otra vez se cree que eso sólo pasa en su barrio.

Y seguimos con el barrio de Warshawsky, South Chicago:
Volver a South Chicago siempre me ha causado la impresión de un regreso a la muerte. (...) En mis pesadillas, el humo amarillo de las plantas de laminación de acero me sigue nublando la vista, pero las gigantescas columnas de humo que dominaban el paisaje de mi infancia ahora ya no son más que fantasmas.
¡Ay mi madre! ¡Paretsky ha escrito la historia de mi vida! ¿Seré capaz yo algún día de hacer poesía de los escapes de gas de Sefanitro, que lo ponían todo blanco, y del chorro de fuego que lanzaban al cielo los Altos Hornos de Vizcaya?

Los globos y animales de peluche sobre el suelo sucio del hospital infantil, parecían ofrendas desesperadas a los arbitrarios dioses que juegan con la felicidad humana.
Sin comentarios.

Quotidie damantur qui semper timet (Quien siempre tiene miedo se condena a diario)
¿Alguien sabe de quién es esta cita? Es que me da que de original de Paretsky va a ser que no es. Sea de quien sea, es bien sabia. El miedo es lo peor que te puede pasar.


Technorati tags

10 comentarios:

kweilan dijo...

Creo que es una sentencia de Publio Siro. Escribió algo parecido: Cotidie damnatur qui semper timet.

almanaque dijo...

Ah, el barrio... Sí que marca sí. Casi todos mis personajes salen de algún modo de ese magma. Me gusta como lo cuenta Millás, a su peculiar manera, en "El mundo".

39escalones dijo...

Pues no tienen desperdicio las frasecitas, especialmente "sin comentarios".
Hay que ver qué creído se lo tienen en Chicago, por cierto, será el efecto Obama...

Lucía dijo...

Pues nada, Noemí, ya tienes todos los ingredientes para escribir una novela negra en Bilbao, sólo tienes que animarte.

Te ha quedado muy chula la foto en el lateral.

Un abrazo.

Möbius el Crononauta dijo...

Si hay alguien llamado Paretsky que habla en latín, es un claro caso de endemoniez.

saludos

LetrasNegras dijo...

¡Muy buenos los comentarios! ¿Te costó mucho escogerlas o está el libro plagadito de frases de este tipo?

Sr Q dijo...

El barrio marca... mira a Jenny, Jenny from the block :)

Noemí Pastor dijo...

Gracias, KWEILAN. Da gusto tener una audiencia tan leída.
ALMANAQUE, pues habrá que echarle un vistazo al librito.
ESCALONES, creo que esta novela es de la era pre Obama. AUnque igual lo veían venir.
LUCÍA, la verdad es que como escenario pega muy bien. La foto me ha quedado un poco pequeña, ¿no crees?
MOEBIUS, tranquilo, que habla por boca de un personaje que es profesora de latín y entrenadora de baloncesto. Aunque quizás así da más miedo.
LETRASNEGRAS, tiene alguna frasecita reseñable más, aunque tampoco piede decirse que esté plagado. Al fin y al cabo, es una novela de tiros.
SEÑOR Q, y más ejemplos podríamos dar. Todos positivos, of course.

Antonio dijo...

La vida son flores de neon y otras de sangre y francamente no entendemos su miedo.

Noemí Pastor dijo...

El miedo y el valor siempre son irracionales. Sólo se sienten; no hay nada que entender.