viernes, 29 de enero de 2010

Un tipo serio

Me da a mí que, sin ser judío, no capta uno todo lo que tiene que captar en esta película, así que, como mis conocimientos sobre el judaísmo se reducen a las películas de Woody Allen y a los episodios de Sexo en Nueva York en los que Charlotte deja de ser católica para poder casarse con Harry Goldenblatt, me temo que se me habrán escapado referencias importantes y quizás imprescindibles.

Así y todo, me ha entusiasmado el prólogo y más todavía el final de esta peli. Siempre he pensado que, si yo hiciera cine, pondría finales así: fríos, limpios, sobrios, demoledores, tajantes. Que la gente se fuera hecha polvo a casa, vamos. Aunque no es eso lo que sucede con este tipo serio, no, porque, como no somos judíos, el pobre Larry Gopnik, el protagonista, nos queda lejos y su suerte como que no nos afecta.

¿Y quién es este Larry Gopnik? Pues un insípido e irreprochable padre de familia, judío hasta las gafas, a quien la vida se le ennegrece por todos los frentes imaginables. ¿Lo tratan por ello los hermanos Coen con un poquito de compasión? No. Se ensañan con él, le disparan con todo su humor negro, ácido y corrosivo, con su cinismo simpático, con su nihilismo descacharrante, lo asfixian con versículos cantados de la Torá y guitarreos de Jefferson Airplane, se pitorrean hasta el sarcasmo de sus creencias, ritos, costumbres y de todo lo que le merece respeto, rabinos esperpénticos incluidos. Y al final le zumban una puntilla pesadillesca y genial.

¿Qué más? Pues que todo eso lo hacen los angelitos Coen con su reconocible y agradecible mano visual, pero sin su star system de casi siempre. ¿Alguien lo echa en falta?



Un tipo serio (A serious man, EEUU, Francia y Reino Unido, 2009). Dirección: Joel y Ethan CoenInterpretación: Michael Stuhlbarg (Larry Gopnik), Richard Kind (tío Arthur), Fred Melamed (Sy Ableman), Sari Lennick (Judith Gopnik), Adam Ar (el abogado), Peter Breitmayer (Sr. Brandt), Jessica McManus (Sarah Gopnik), Aaron Wolff (Danny Gopnik). Música:  Carter Burwell

Technorati tags

25 comentarios:

Manuel Márquez dijo...

Para mí, los Coen, compa Noe, tienen crédito ilimitado, más allá de lo poco que me hayan podido convencer algunas de sus propuestas. Unos tipos que han hecho pelis como Fargo o El hombre que nunca estuvo allí se lo han ganado a pulso. Ésta aún no la he visto, pero debería ir poniéndome en ello (no creo que vaya a durar mucho más en cartel...).

Un fuerte abrazo y buen fin de semana.

Juli Gan dijo...

Me gusta como Los Coen confeccionan minuciosamente cada personaje. Da igual si tratan un crimen en la helada Minessotta, si cuentan la historia de un fumeta que juega a los bolos en Los Ángeles (Me encanta especialmente el gran Lebowsky), si nos relatan la odisea en la gran depresión, si nos cuentan la trieste vida de un peluquero y sus circunstancias...etc, etc. Nunca defraudan.

Jo Grass dijo...

No he visto la peli todavía y, con respecto a mi conocimiento de los judíos estoy al 100% contigo: Woody Allen y la Charlotte de Sex & the city pero, Los Coen siempre me interesan, especialmente la construcción de sus personajes, aunque no comulgue con toda su filmografía.
Besos y buen finde

Dante B. dijo...

Qué maravilla!
y ellos son judios estadounidenses, como su personaje...
Un pueblo que se atreve a reírse de sí mismo merece respeto.
Con tanto enfásis patriótico rodeándonos...

Dante B. dijo...

Ah!
que los judíos son seres humanos bastante normales... al margen de la circunsición, los kniches de patata y el torá, casi como nosotros, los católicos...

calamarin dijo...

La voy a ver esta noche mañana, te cuento...

AGUSTIN dijo...

Ojalá todos los finales de películas fueran así: fríos, limpios, sobrios, demoledores, tajantes... la anoto para ver!

kweilan dijo...

Este fin de semana voy a verla. Excelente y entretenida reseña, como siempre. Buen fin de semana!!!

Kaplan dijo...

Subscribo la opinión de algúnos comentaristas sobre los Cohen: esa manera de montar las tramas, redondas y limpias, es digna de veneración.

Julián dijo...

Hermosa, hace tanto que los golpeteos afables de tus sandalias no resuenan en el mármol reseco y fungible de nuestro nidito de amorfos... He tenido tanta emoción al leer en mi blog, al repasarlo esta tarde, sus jugosas letras empapadas en cultura y filantropía de linajes y párpados propios de una lengüeta fastuosa y TOYOTA... No te vayas Noemí.

Tuyo: lo que es tuyo. Me parece que es obvio pero si no llamamos a un abogado.

Choni Mandl dijo...

Tendré que hacerle un cartel. Me gusta.

marcela dijo...

Una película sobre judíos, que se ríe de los judios y que los directores son judíos, por fuerza me va ha gustar.
Cualquiera que se ría de sí mismo ya demuestra su inteligencia, y sí son los Cohen demuestran doblemente.
La patria el último refugio de los canallas.(Kubrick)
¿Por qué en los periódicos no hay críticas de cine mujeres?

Noemí Pastor dijo...

MANUEL, yo también les tengo confianza total y me lanzo a lo suyo siempre de cabeza.

JULI, lo mismo digo. Siempre merecen la pena.

JO, prima, pues ya sabes, anda, al cine.

DANTE, no me cabe ninguna duda de que las judías y judíos son tan normales como yo. Bueno, no, más normales.

Noemí Pastor dijo...

CALAMARIN, no me lo cuentes aquí; cuéntamelo en tu blog.

AGUSTIN, en el final se la juega un guión, ¿no? Por excelente que sea, si al final te deja mal sabor...

KWEILAN, que la disfrutes.

KAPLAN, pues a mí me atrae más la originalidad de la puesta en escena. En esta peli, los primeros planos extravagantes me seducen.

Noemí Pastor dijo...

JULIÁN, vale, de acuerdo, te visito ya.

CHONI, feliz de que le guste.

MARCELA, buena pregunta. Por la misma razón por la que no hay mujeres entre los grandes chefs (que manda güevos), en la élite de la banca, en las reuniones de coordinación de las fuerzas de seguridad...

marcela dijo...

No, si la pregunta era retórica, y en la cocina es más sangrante, aunque hay una que es la más estrellada (5 entre Cataluña y Tokio), Carme Ruscadella y en Donosti, Elena Arzac.
Es que hay películas en las que sn necesarias una visión femenina.
Salud.

Noemí Pastor dijo...

Marcela, ya sé que era retórica, por eso no me he resistido a contestar. No es que la visión de las mujeres sea necesaria, es que tiene que ser, porque estamos en el mundo, porque tenemos que hablar y de todo. Y antes que nada, denunciar dónde no estamos porque no nos permiten estar. Bueno, que me pongo soflamera y no es mi estilo.
Besos.

Noemí Pastor dijo...

Ah, Marcela, se me olvidaba una cosa. A tu presunta pregunta retórica ya he oído yo una vez contestar: porque las mujeres no saben de cine. Fíjate que a algunas no les gusta Clint Eastwood. ¡Sacrilegio!

39escalones dijo...

Densa, pelín aburrida a ratos, pero con las notas habituales de los Coen. Coincido contigo, lo mejor es el principio y el final. Pero no puedo evitar que me sobre buena parte de lo que pasa en medio. La comedia es algo más que la mera acumulación de freaks y de situaciones surrealistas.
Besos.

marcela dijo...

Noemí, Hazme el favor y pónte soflamera que el estado de cosas lo requiere.Hoy he investigado la mujeres en los altos tribunales de justicia=10%, y así las sentencias son de cagarte...no me gusta la palabra pero me la permito.Hoy, he colocado en la idiota una que me ha puesto los bellos como la Pantoja cuando canta "hazme tuya una vez más". Y no tiene maldita la gracia.
En cuanto al cine he dejado de leer críticas repletas de testosterona porque no las entiendo. Estoy en una fase radical.

Noemí Pastor dijo...

ESCALONES, hombre, ahora no vamos a exigirles a los Coen que respeten las convenciones del género. Yo los veo aquí en su habitual estilo descosido, como en "El gran Lebowski", que casualmente volví a ver ayer en la tele.

MARCELA, radicalízate todo lo que quieras, mientras no pierdas cierto sentido (malvado) del humor. Ahora voy a leerte. Besos.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

ME LA APUNTO NOEMÍ Y PROCURO VERLA.
BESICOS MUCHOS GUAPA.

Noemí Pastor dijo...

Muy bien, Casa, que la disfrutes.

Lee Van Cleef dijo...

No se de donde voy a sacar el tiempo para ver todo lo que quiero ver =)
Tambien me llama mucho Precious , la de Tom Ford y la de An Education, que dicen que es muy buena.
Esta queda apuntada que ya habia visto el trailer y ahora con lo que tu cuentas me ha entrado mas la curiosidad ;)

Noemí Pastor dijo...

Sí, ahora está la cartelera florida. Luego vendrá la sequía sin nada que echarse a los ojos. Es una lata. A mi también se me amontona el trabajo.