sábado, 23 de enero de 2010

Historia de dos ciudades

Era el mejor de los tiempos, era el peor de los tiempos, la edad de la sabiduría, y también de la locura; la época de las creencias y de la incredulidad; la era de la luz y de las tinieblas; la primavera de la esperanza y el invierno de la desesperación. Todo lo poseíamos, pero no teníamos nada; caminábamos en derechura al cielo y nos extraviábamos por el camino opuesto.

Charles Dickens

Sírvame ese comienzo, que siempre me ha gustado mucho, para hablar de dos ciudades que también me gustan, París y Bilbao, unidas por una inundación.


Bilbao se inundó el 26 de agosto de 1983. Llevaba días lloviendo, pero aquella tarde cayó una tromba que coincidió con la marea alta y la ría se desbordó. Murieron más de treinta personas. Al día siguiente, por la ría, cerca de la desembocadura, bajaban sofás y televisores.

En 2008 se cumplieron 25 años de estas inundaciones y el aniversario se conmemoró con varios actos; entre ellos, una exposición en el Mercado del Ensanche.


París se inundó en enero de 1910, hace exactamente un siglo. Para conmemorarlo, el ayuntamiento de la villa ha organizado una exposición magnífica en la galería de las bibliotecas municipales (http://www.paris.fr/). Estará visible hasta finales de marzo.

Las inundaciones de París fueron, si no la primera, sí una de las primeras catástrofes mediáticas de la historia. Se difundieron por fotografía, prensa, cine y otro medio encantador por ya desusado: las tarjetas postales. Impulsaron un movimiento de solidaridad sin precedentes: en muchos ayuntamientos franceses recogieron fondos de ayuda y tres asociaciones de mujeres de la alta sociedad fueron especialmente activas en la asistencia.

Los políticos frecuentaban tanto los lugares arrasados como los periódicos. Había elecciones a la vista, en mayo de aquel mismo año, y los más protagonistas fueron reelegidos. Incluso el arzobispo de París saltó a la palestra para identificar la inundación con un castigo divino y pedir el voto para los partidos católicos.

París, convertido en Venecia, se llenó de periodistas y fotógrafos franceses, ingleses y americanos, tanto profesionales como aficionados. Y en esto también me recuerda a Bilbao: desde 1983, cada vez que la ría tiene una crecida un poco fuerte, los puentes se abarrotan de gentes con todo tipo de cámaras.

Technorati tags

19 comentarios:

Uno dijo...

También a mi me gustan especialmente estas ciudades. Hasta cuando no se inundan.
No me acordaba de la inundación de Bilbao. Y, a pesar de lo que digan, cuando la de París, yo no había nacido.
Curioso lo que cuentas sobre la primera catástrofe mediática. Estos franceses envuelven cualquier cosa y te lo venden: "Catastrophe de Paris" la calamidad mas chic.

marcela dijo...

Las catástrofes son cada vez más mediáticas. Véase la porno-ayuda televisada en plan "lo que está pasando" con Haití.
Estaba en Barcelona y en la portada del periódico venía a toda página el rescate de un niño por !bomberos catalanes!, y así ha seguido....con los madrileños, los de guadalajara, etc.
ya lo predijo Warhol.
Un beso

Jo Grass dijo...

Mira que yo aprendo cosas aquí. No tenía ni idea de ninguno de los dos casos!!

Parece que la naturaleza nunca ha dejado de vengarse de la explotación negrera de los humanos!

Besos prima

Noemí Pastor dijo...

UNO, he leído que inclusi organizaban recorridos en "péniche" con el título comercial "Paris-Venise" y foto de los participantes. Como en Port Aventura.

MARCELA, así es, y me ha sorprendido saber cómo esa maquinaria la inventaron en París hace un siglo.

JO, prima, nos empeñamos en domeñar a la naturaleza a nuestro anotoo y ella, claro, de vez en cuando se revuelve y nos pega un zarpazo.

Francisco Ortiz dijo...

Dos ciudades mágicas.

kweilan dijo...

Dos ciudades preciosas que como otras -Lleida tb se inundó en 1982-sufrieron un desastre como este. Lo de las desgracias mediáticas actuales ya merecería mucho más espacio. Buena semana!

Helua dijo...

Un post precioso Noemí, y casualidad, yo he estado en París hace muy poco, y tb opino q cada una en su escala, son dos ciudades preciosas. Un beso guapa!

Noemí Pastor dijo...

FRANCISCO, pues sí, qué te voy a decir yo.

KEILAN, la catástrofe de París me sorprendió por su gestión tan "moderna", como que inventó el ritual actual

HELUA, gracias. Yo hace ya bastante tiempo que no he estado en París y la echo un poco de menos.

Besos lunesmañaneros.

39escalones dijo...

Menudo principio. Eso es literatura.
Afortunadamente, por entonces no se estilaba el "tele-morbo".
Besos.

molano dijo...

Cuántas inundaciones. Recuerdo también la de Valencia cuando yo era un crío. A mi barrio llegaron niños nuevos recogidos temporalmente por familiares.
Bilbao y Paris, tan diferentes, son también dos de mis ciudades favoritas. Aunque Bilbao se está poniendo demasiado guapa.

Noemí Pastor dijo...

ESCALONES, siempre me ha gustado ese comienzo, que sirve para definir cualquier época. Hoy existe la tele y el morbo, claro, pero se sigue produciendo buena literatura.

MOLANO, a mi tampoco me gusta una Bilbao guapa. La prefiero un poco herrumbrosa y canalla.

Besos, chicos.

Möbius el Crononauta dijo...

EL dios de la lluvia no llora sólo sobre Méjico, ciertamente

Noemí Pastor dijo...

No, Moebius, ciertamente no, pero sus lágrimas hieren más en unos sitios que en otros.

Green Kokichi dijo...

Car Parts Warehouse one of the leading seller of Alternator parts for vehicles available on the market. We are well known seller of OEM (Original Equipment Manufacturer) and our own brand new parts. Parts sold through us has undergone a quality with a full warranty to ensure longer life for the products.

alternator
POS receipt printers

Anónimo dijo...

Estos franceses envuelven cualquier cosa y te lo venden: "Catastrophe de Paris" la calamidad mas chic.
dating freeconsumer electronics

yahoo-facebook dijo...

Los políticos frecuentaban tanto los lugares arrasados como los periódicos. Había elecciones a la vista, en mayo de aquel mismo año, y los más protagonistas fueron reelegidos. Incluso el arzobispo de París saltó a la palestra para identificar la inundación con un castigo divino y pedir el voto para los partidos católicos.
cam chatBusty Escorts

yahoo-facebook dijo...

Estos franceses envuelven cualquier cosa y te lo venden: "Catastrophe de Paris" la calamidad mas chic.
cheap cosmeticscharms for a charm bracelet

BulMa dijo...

UNO, he leído que inclusi organizaban recorridos en "péniche" con el título comercial "Paris-Venise" y foto de los participantes. Como en Port Aventura.

MARCELA, así es, y me ha sorprendido saber cómo esa maquinaria la inventaron en París hace un siglo.

JO, prima, nos empeñamos en domeñar a la naturaleza a nuestro anotoo y ella, claro, de vez en cuando se revuelve y nos pega un zarpazowater ionizersnatural infertility treatments

kosovohp dijo...

chào hạnh béo và trọng lợn ;))