sábado, 14 de abril de 2007

¡Qué envidia tengo a los franceses!

Adoro la France por muchas razones y no es la menor de ellas el respeto que allí tienen al género negro.

Así pues, arrastrada por este tipo de bajas pasiones, una cuasiabstemia como yo recaló en Cognac, deliciosa ciudad llenita de ingleses que van a pillar priva, con estupendos restaurantes y un festival de cine negro para caerse de espaldas.

En Burdeos y Toulouse, ciudades que me tocan por cercanía geográfica, tenemos librerías gordas, de las buenas, de las de siempre. En Burdeos está Mollat, que, según reza en su publicidad, es la mayor librería independiente de Francia. No está mal. Y en Toulouse, en plena plaza del Capitolio, bien céntrica para que nadie se la pierda, está Castela, que, al parecer, no tiene página web o no he sabido encontrarla.

Tanto en una como en otra (y en muchas más de Francia, claro, pero no puedo hablar aquí de todas) te encuentras varias paredes enteras, hasta el techo, de polar. Mi idea del paraíso se parece mucho a eso. Allí topa una, por ejemplo, unos tochos enormes de "Todo Wexford", es decir, todas las novelas del Wexford de Rendell en un solo volumen. También son mis lugares habituales de aprovisionamiento de las novelas de Jonquet, que en español no tiene mucho traducido, por lo que aprovecho la ocasión para ofrecer mis servicios: señoras y señores editores, si hace falta una traductora, aquí está servidora dispuesta.

Sí tiene algo más traducido y, por supuesto, también se encuentra fácilmente en su país, Fred Vargas, que no es santa de mi devoción, pero también la leo y le debo unas líneas. Por cierto, a la señora Vargas, señal de que vende bien, le ha nacido un clon editorial descarado: una tal Ben Pastor, que no es prima mía y de la cual no sé nada. Enhorabuena, Fred, maja: cuando te salen imitadores es que has llegado.

En las librerías de Francia no mezclan jamás el género negro con la novela fantástica. Aquí, en cambio, me pongo de mala leche cuando veo en una tienda el rotulito de "Novela policiaca, fantástica y de terror". Se me abren las carnes al encontrar en la misma mesita a Chandler y a esa Neville o Melville o como se llame, la de "El ocho". ¡Por favor! ¡Por misericordia! ¡Un poco de respeto y de convergencia europea!

En fin, que me nacionalizo francesa ya-ya-ya. Y aprovechando que hoy es catorce de julio, digo de abril: Vive la République!

Technorati tags

17 comentarios:

Alorza dijo...

¿A qué llamas género negro? Últimamente prefiero llamarle "novela policíaca", para no mezclar a los descendientes de Agatha Christie con los de Dashiell Hammett.

Incluso me cuesta encajar en el género negro algunas cosas de Vázquez Montalbán y de Camilleri, por nombrar a un par.

Pero tienes razón. Yo tengo otro cabreo particular con las estanterías de "psicología", donde conviven en asquerosa promiscuidad Freud, la autoayuda y la parapsicología, con obras de la ciencia del alma, como éstas.

Noemí Pastor dijo...

Hola, Alorza, saludos republicanos. En verdad creo (¡vaya comienzo bíblico¡) que Christie y Hammett pueden convivir sin conflictos en el mismo expositor. Lo de la fantasía y el terror ya lo llevo peor, aunque no hace falta decir que no creo en las barreras entre géneros.
Sé que no debo, pero en muchas librerías me dan ganas de insultar a los dependientes, como si tuvieran la culpa.

Alorza dijo...

Me he explicado mal: claro que Christie y Hammett pueden convivir sin conflictos en el mismo expositor. Lo que no pueden es ser etiquetados ambos como "novela negra".

david santos dijo...

Buen trabajo, Noemí.
Gracias por compartirlo.
Tiene un buen fin de semana

Noemí Pastor dijo...

Alorza, te has explicado perfectamente, lo que pasa es que no tenía ganas de entrar al trapito de qué es negro y qué rosa. Diré, por no meterme en jardines demasiado lodosos, que lo negro engloba a lo policial. Un beso.

David, muitu obrigada. Y perdona si lo he escrito mal.

Alorza dijo...

Sin ánimo de enlodarme yo tampoco, ¿no es al contrario? Siempre pensé que el género negro era una rama de la novela policial, donde importaba más la crítica social que la intriga.

Noemí Pastor dijo...

Jolín, Alorza, vaya lío tenemos. Voy a consultar a alguna autoridad y te cuento.

Lucía dijo...

¿Vas a ir en Octubre a Cognac cuando entreguen el premio a la mejor novela negra francesa?

Noemí Pastor dijo...

Hola, Lucía. Pues no tenía intención, pero no es mal plan. ¿Vas a ir tú?

Fernando dijo...

Y yo que pensaba que era el único afrancesado en toda la península y parte del resto de Europa...
Hablando de afrancesarse, ¿has leído lo último del comanche?
"Que hay días, como hoy, en que le pediría prestados a Frédéric Beigbeder, si se dejara, el nombre, la página y la patria, princesa de Clèves incluida. Hasta a Sarkozy o a Ségolène Royal, fíjense, los cambiaría por cualquiera de aquí. A ciegas."

Noemí Pastor dijo...

Qué vas a ser el único, Fer. Yo no soy afrancesada, soy directamente francesa. Si volviera a nacer y me dejaran elegir, elegiría ser francesita de París, que es lo más de lo más.
Al señor Reverte no le he leído nada nunca. Le he visto muchas veces en la Feria del Libro de Madrid y tiene mucha aceptación. Me alegro de coincidir con él.
Y que gane la señora Royal.

Zuriñe Vázquez dijo...

Yo adoro Francia también, y deberíamos copiar más cosas de ellos, quizá el amor a la tierra y la agrucultura sería una buena manera de empezar.
Saludos, me gusta como escribes Neska

Noemí Pastor dijo...

Hola, Zuriñe. Sí, el respeto al medio ambiente y la armonía de los pueblecillos también son para copiar. Eres muy amable. Encantada de verte por aquí.

M@k, el Buscaimposibles dijo...

Pues yo no sé qué les envidiais, ¿que tienen libros subvencionados?¿O algunas de las mejores universidades?¿O las Landas con casas a nunca menos de doscientos metros de la costa?¿O París?¿O el ITER en unos cincuenta años si no nos destruye un meteorito antes?¿O Grenoble y los Alpes? ¿O trenes de alta velocidad de la buena de verdad?... Panda de afrancesés... ;-)

Noemí Pastor dijo...

Tienes razón, M@k. Eso que has nombrado ¡ya lo tenemos aquí todito todo! Además, Ynestrillas es mucho más guapo que Le Pen. ¡Dónde vas a parar!
Je t'embrasse.

Jokin dijo...

Kaixo, neska! Nongoa zara zu? Bilbokoa? Ni ere, eta eleberri beltza zale bat.
Acabo de descubrir este blog y me encuentro con todo esto de novela negra que escribes. Y algun comentario de Francisco Ortiz, de Granada. Este mundo virtual se está quedando pequeño. Ya seguiré leyendote.
Un saludo
Jokin

Noemí Pastor dijo...

Aupa, Jokin. Bilbotarra naiz, bai. Izan zaitez ongi etorri koadrilla honetara. Hurrengora arte!