viernes, 3 de febrero de 2012

Persiana

La editorial NGC Ficción me envía esta nota informativa y me ruega que la difunda.
Yo lo hago con gran pesar y no digo nada más, porque también son malos tiempos para la elegía.


NGC ficción! cesa desde hoy su actividad editorial. A pesar de nuestras ganas, de todos los esfuerzos, de unos magníficos autores y del atractivo resultado (o eso creemos), no ha podido ser. Dadas las ventas, escasísimas, incluso habiendo recibido críticas, en su mayoría positivas, de numerosos y diversos medios,  nos vemos obligados a retirarnos. Por esta razón, del uno al veintinueve de febrero (la tienda on-line no está operativa en este momento), nuestro catálogo, incluida nuestra última novedad, podrá adquirirse a precios irrisorios:
La colección de bolsillo, a 2 € cada título.
Resto de títulos y colecciones,  a 7 €.
Y ya solo nos queda decir que fue bonito mientras duró y que estuvimos encantados mientras existimos.

Editorial NGC ficción!

10 comentarios:

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Vaya, ¡cuánto lo siento! No corren buenos tiempos para la cultura por desgracia.
Besicos muchos.

Noemí Pastor dijo...

Eso parece, CASA, querida. Como si la cultura fuera un lujo o un privilegio del que deberíamos prescindir en tiempos de austeridad. Besos mil.

humo dijo...

Haces bien en titularlo "Persiana", que da idea de que en algún momento puede volver a levantarse.
Besos y suerte

Mita dijo...

Es una pena. Desde que Internet facilitó tantas cosas, he ido comprando mis libros en pequeñas librerías, al cabo de uno o dos años han ido cerrando, no podían mantenerse.A pesar del apoyo de la red, que parece ser más virtual que real. O sea, no compran.
Lo mismo me ha ido ocurriendo con editoriales casi familiares.
Echar la persiana es una metáfora mucho más bonita que cerrado por derribo.

Besos

peke dijo...

En fin!

Noemí Pastor dijo...

HUMo, no soy tan optimista como tú, pero quizás en un rincón de mi inconsciente se agazapaba esa esperanza, porque al principio le había puesto un título más pesimista. Más besos pa ti.

Noemí Pastor dijo...

MITA, lo de las librerías también es una tragedia. Aquí en Bilbao apenas quedan de las pequeñitas, absorbidas (en el mejor de los casos) o arrasadas (en el peor) por las grandes cadenas. Por no hablar de los cines o las tiendas de discos. Qué vieja me siento cuando veo que el futuro en algunos aspectos no mejora el pasado. Kuss.

Noemí Pastor dijo...

Hola, PEKE. A mí ya ves que tampoco se me ocurría nada que decir. No me va el tono elegíaco. No me siento cómoda añorando un pasado mejor que quizás solo exista en mi recuerdo. Bicos.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Está claro, compa Noe, que la crisis no respeta a nada ni a nadie. Un horror. Y algo que lamentar, en este caso, desde luego. En fin…

Un fuerte abrazo y buena tarde.

Noemí Pastor dijo...

Hola, MANUEL. Ya no están a salvo ni los funcionarios. Mira lo que pasa en Grecia. En fin. Mejor miramos hacia Islandia. Besos.