domingo, 12 de febrero de 2012

Le Havre

Kaurismäki me puede.

Me puede siempre y me ha podido con Le Havre, un cuento kármico con una genial ambientación (¿anacrónica?, ¿acrónica?, ¿pancrónica?).
¿Por qué? Porque lleva el surrealismo a las clases bajas, eleva a categoría mítica ciudades y barrios sin encanto alguno y pone en los altares a ídolos locales como Litlle Bob.

Regresa a la puesta en escena fotográfica, como de álbum de estudio, teatral, de los primeros años del cine, como hizo en Juha, en un contexto durito (ni más ni menos que el tráfico de seres humanos, las oleadas de inmigración ilegal y el trato que dio Sarkozy a los campamentos de Calais), en el que, sin embargo, no renuncia al humor negro.

Y después de esta declaración de amor, os dejo con Little Bob en Le Havre. Enjoy yourselves!


Le Havre. Dirección y guion: Aki Kaurismäki. Países: Finlandia, Francia y Noruega. Año: 2011. Interpretación: André Wilms (Marcel Marx), Kati Outinen (Arletty), Jean-Pierre Darrousin (Monet), Blondin Miguel  (Idrissa), Elina Salo (Claire), Evelyne Didi (Yvette). 

18 comentarios:

Laura Uve dijo...

A mi también me puede. Así lo tengo dicho un mi lateral de pelis... y Litlle Bob también.

Un abrazo!!

Vir dijo...

Qué cosas, yo que creía ser una fan de Kaurismaki (alguna peli suya me gustó mucho), con ésta me he llevado una decepción enorme.
Por cierto, Little Bob tiene una cara de amama total...

Noemí Pastor dijo...

Hola, LAURA. No sé si tendrá algo que ver que yo también sea de barrio; la cosa es que me gusta la poesía que saca de ahí. Feliz domingo morning.

Noemí Pastor dijo...

Hola, VIR. A mí me pasa que a veces voy al cine seducida de antemano o dispuesta a dejarme seducir y con Kaurismäki es así. Por eso digo que he escrito una declaración de amor más que otra cosa.
De acuerdo con lo de Little Bob. Siempre tuvo un físico peculiar y ahora tiene aspecto de señora mayor, como Al Pacino. ¿Será que los dos son litlle?
Besos, vecina.

Laura Uve dijo...

Pues no lo había pensado... pero también soy de barrio...

Noemí Pastor dijo...

Vamos a tener que investigar, LAURA: a ver si quien no es de barrio vive esta peli igual.
Yo es que soy de barrio y de ciudad portuaria, con grúas y muelles de descarga y todo eso. ¡Cómo no me va a tocar!

TRoyaNa dijo...

Noemí,
no te imaginas las ganas que le tengo a "Le Havre".Tu entrada viene a acrecentar si cabe,algo más mi interés.
bsts

Julen Iturbe-Ormaetxe dijo...

A mí también me encantó. Entrañable la película. Las escenas en la casa del protagonista parecen pinturas de un realismo extremo.

39escalones dijo...

Declaración de amor plenamente justificada, en todo caso. Estas películas son las que hacen mantener la esperanza en el cine.

Noemí Pastor dijo...

Pues nada, TROYANA, adelante. Ya me contarás.

Noemí Pastor dijo...

¿Y qué me dices, JULEN, de la tasca y de la estación de autobuses? Todos los interiores son un poema.

Noemí Pastor dijo...

Y que lo digas, ESCALONES. Hace pensar que el cine, así concebido, no morirá nunca. Y no sigo, que me pongo tontorrona y grandilocuente. Un abrazo.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

No la he visto aún, compa NOE, pero ten por seguro que le tengo muchas, muchísimas ganas: al cine de Kaurismäki le tengo fe ilimitada, a tenor de lo que de él he visto hasta ahora. Ah, y yo también soy de barrio —¿hay gente que no sea de barrio…?—, aunque el mío no tuviera ni muelles ni grúas, ni siquiera un cachito de mar a menos de doscientos kilómetros. No se puede tener todo…

Un fuerte abrazo y buena semana.

loquemeahorro dijo...

De Kaurismaki solo he visto la súper marciana "Lenningrad Cowboys go to America" (que me encantó) y el episodio de "Noche en la tierra".

Pero a pesar de lo que me gustó L. Cowboys, no he repetido, a lo mejor con esta.

Noemí Pastor dijo...

Pues sí, MANUEl, hay gente que no es de barrio, sino que se ha criado en el centro de la ciudad y en la infancia nunca salía a la calle a jugar, porque eso era de golfos y de clase baja. Y eso NO es ser de barrio.
Ya me contarás qué te parece la peli. Un abrazo.

Noemí Pastor dijo...

Hola LOQUE. Es que tampoco el hombre se prodiga en las salas ni en la tele. Tampoco te lo encuentras fácilmente un sábado por la tarde por casualidad, como me pasa a mí a veces, que hago grandes descubrimientos. Aunque cada vez menos, porque voy a tiro fijo y prefiero ver y requetever lo que sé que me gusta. Pues nada, que ya me contarás. Besos.

Tarántula dijo...

No he visto nadísima, nadísima de Kaurismäki. He escuchado mucho de él, pero ahora en las tierras teutonas, dónde encontrar la película sin doblaje alemán para poderme enterar un poquito???? He ahí el dilema. Y aquí sí que sindescargas, porque te multan. Besitos!!

Noemí Pastor dijo...

Pues tendrás que esperar un poquito, TARÁNTULA querida, pero luego te podrás dar un festín que merecerá la pena. Kuss.