lunes, 30 de enero de 2012

Found in Translation

Casi todo lo que leemos son traducciones.
Casi todo lo que oímos (en cine, vídeo, televisión), también.
Y esto va a más.
Sin traducciones, el mundo, tal como lo conocemos, no funcionaría.
Y no es tan simple como sustituir una palabra por otra.

Siemon Allen: Land of Black Gold II

El once de febrero de dos mil once se inauguró esta muestra con once obras de once artistas.
Fue en el museo Guggehnheim de Nueva York. El pasado sábado 28 de enero se inauguró en el de Berlín.
Siemon Allen, Alejandro Cesarco, Patty Chang, Keren Cytter, Omer Fast, Brendan Fernandes, Sharon Hayes, Matt Keegan, Lisa Oppenheim, Sharif Waked y O Zhang exploran las intersecciones entre lenguaje, política, historia y fantasía.


Nat Trotman (del comisariado de Found in Translation):
La traduccion sirve como modelo y como metáfora para glosar críticamente el pasado y para abrir posibilidades imaginativas en el presente.
Vivimos envueltos en traducciones, en continuas transformaciones. ¿Qué se gana? ¿Qué se pierde en ellas?
El transvase de una lengua a otra supone negociar con la identidad (clase, raza, sexo, religión) y generar significado.
Una tarea lingüística en apariencia sencilla se convierte en un microcosmos en el que interactúan culturas y relaciones de poder y que al mismo tiempo se abre a nuevas posibilidades estéticas.
Los textos escritos se revelan como exploraciones del melodrama y el deseo.

17 comentarios:

Julen Iturbe-Ormaetxe dijo...

Apunta: Berlín. ¿Cuándo vamos? ;-)

Jo Grass dijo...

Pues me encantaría verla y encima no conozco Berlin, así que es una oportunidad de matar dos pájaros, o más bien de disfrutarlos.
besitos

Noemí Pastor dijo...

Cuando suba la temperatura, JULEN.

Noemí Pastor dijo...

Otra opción, prima JO, es esperar a que la traigan al Guggenheim de Bilbao y así te pasas a verme. Besos.

Uno dijo...

¿La llevarán al de Bilbao o es un decir?
¿Te he contado que soy un traductor frustrado? De chaval traducía novelas como diversión.

Un abrazo

39escalones dijo...

La traducción es una vía de encontrarse en otro. De abrazarse a otro. Quienes se dedican a ello, además de vivir de su profesión (si pueden), destilan generosidad.

nineuk dijo...

Y tanto. El sumun es ya cuando te traduces a tí mismo...¡no hay nadie a quien echar la culpa!

Noemí Pastor dijo...

Hola, UNO. He echado un vistazo a la agenta de próximas exposiciones de Bilbao y no aparece, aunque sí otras cosas muy interesantes.
Comprendo que te divirtieras traduciendo novelas. Yo me lo paso pipa traduciendo poesía: es un campo abonado al desparrame y a la libertad creativa total. Pruébalo y me cuentas.

Noemí Pastor dijo...

Ooooooh, ESCALONES, qué palabras más bonitas.Permítame que añada otras, algo más chuscas, que le leí precisamente a un traductor. Decía: "Los traductores somos temibles rivales en el Trivial, porque almacenamos en la cabeza toneladas de datos inútiles sobre diferentes ámbitos." Y tenía razón.
Besos.

Noemí Pastor dijo...

Sí, NINEUK, lo malo es lo que dices, que no hay nadie a quien echar la culpa; pero lo bueno es que nadie te malinterpreta ni te tergiversa y que puedes versionarte a ti mismo, que es como tener una segunda oportunidad en la vida.
Besos.

lingerie sexy dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Pablo dijo...

la traeran a españa? la traeran a Sevilla jajajaja
venga ya

Manuel Márquez Chapresto dijo...

El título al menos, compa Noe, les ha quedado ingenioso (y muy cinéfilo...). Con las traducciones supongo que nos pasa, en general (para los que somos profanos en la materia, sobre todo), que nos pasan inadvertidas, ni siquiera nos percatamos de su existencia, no somos conscientes de ellas. Y, desde luego, sin ellas perderíamos acceso a un enorme volumen de productos culturales. Ya que lo del pensamiento único es algo que parece estar casi hecho, igual a alguno de sus acólitos y defensores le da a continuación por lo del lenguaje único. Esperemos que no...

Un fuerte abrazo y buen fin de semana.

Noemí Pastor dijo...

Hola, PABLO. No sería descabellado llevar la expo esta a Sevilla. Corrígeme si me equivoco, pero creo que la fundación Guggenheim "presta" sus muestras a otras entidades y viceversa. Un abrazo.

Noemí Pastor dijo...

El título, MANUEL, es de esos que me hacen exclamar: ¡Pero cómo no se me ha ocurrido antes a mí!
Tienes razón: el mejor destino de una traducción es su invisibilidad. Solo las percibimos cuando están mal hechas. Es ingrato, pero es así.
Lo del lenguaje único ya se le ha ocurrido a alguno. Mejor nos callamos, no vaya a ser que lo reivindiquen en nombre de la austeridad.
Besos mil.

muavotink dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
muavotink dijo...

business investmentsmotorbike insurance comparison
nice