lunes, 15 de diciembre de 2008

Planes de futuro y despedida gomera


Queridas niñas y niños:

Me tengo que ir despidiendo de La Gomera y empezar a pensar en cuándo volveré. Ya os he contado en otra ocasión que veo mi futuro, más o menos cercano, en estas islas, con un pequeño dilema: ¿La Gomera o El Hierro? ¿El Hierro o La Gomera?

Cuando estoy en El Hierro, quiero quedarme allí para siempre y ahora que estoy en La Gomera, quiero quedarme para siempre aquí. En Hermigua, por ejemplo, en el lado soleado del barranco, entre los plátanos, junto a la playa, frente al Teide; o más arriba, en La Punta, con todo el valle y el océano a mis pies.

También viviría feliz en Agulo, en una de esas casonas del casco urbano, junto a la iglesia, con una calma sobre natural. O, con más ruido, en San Sebastián, la Villa, en su Calle Real, con sus hermosos edificios coloniales y sus encantadores comercios, la playa, la plaza con sus zumerías, la estación marítima, tan animada, a donde llegan los ferris de Tenerife, La Palma y El Hierro y luego se van.

Me lo sigo pensando pues, mientras me despido. Hasta pronto, isla mía. Adiós.

En la foto, el bosque de Garajonay.

Technorati tags |

13 comentarios:

Mita dijo...

No llores,bonita!
Bss

La Dueña dijo...

Creo que todavía tienes tiempo para pensarlo

Manuel Márquez dijo...

Eso, compa Noemí, es un debate interno bastante común; uno siempre tiende a añorar, o preferir, aquello a lo que renuncia. Así se va haciendo la vida, a base de optar, o sea, de renunciar. De todos modos, yo creo que, elijas lo que elijas, lo importante es disfrutallo...

Un abrazo.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Pero con la suerte que tienes, no te puedes quejar, leñe. Menudas vacaciones te montas!!!

Besicos y buen viaje de vuelta niña.

BUDOKAN dijo...

Hola, quiero aprovechar para dejarte Saludos!

Anónimo dijo...

¡Ser o no ser, he ahí la cuestión! Que difícil es esta vida! Que te obliga constantemente a elegir entre las cosas que quieres, renunciando a las demás para disfrutar de una. Sin embargo, a ti te pasa al contrario que a mi. Tú disfrutas con lo que eliges, yo añoro lo que dejé.¡salud!

Petrusdom dijo...

Buena imagen para la indecisión, un bosque de árboles en diferentes posturas.
Saludos cordiales

39escalones dijo...

Ay, la duda, la duda... Bueno, si la lotería se porta bien a lo mejor puedes hacer como en las novelas de Agatha Christie, ir a pasar los inviernos a las zonas cálidas y los veranos en la campiña... De todas formas, bendita duda la tuya.
Besos.

Fernando dijo...

La elección es fácil: el Hierro y la Gomera. Están a tiro de piedra.
Hay que ahorrar, eso sí.
(Por cierto, ¿has vuelto o te has quedado?)

peke dijo...

Tú duda, duda, pero tengo para mí que no te vas a alejar mucho de tus tierras.

humo dijo...

Eso.
Vivir frente al mar en un verano perpetuo.
Pero es que también quiero ser abuela y vivir cerquita de los nietos.
Un dilema horrible, a no ser que convenza a mi hijo de ambas cosas, a saber: lo de ser padre y lo de vivir en una costa cálida.
A ver si en un par de años resuelvo...

C.Ruiz dijo...

Querida Noemí, cómo te entiendo de bien...en ese mismo dilema me encuentro y voy y vengo de un punto al otro indecisa. Por otro lado, qué bien que se puede decidir dónde se quiere estar, no?
Un abrazo

Lula Towanda dijo...

¡Qué difícil es tomar decisiones!