miércoles, 17 de diciembre de 2008

Entonces fui a la isla a ver distinto

Desde mi casa al mar debe de haber

cierto misterio, mas ahora mismo

que mido la distancia, sin hallarla,

ésa que hoy tiene, sin que se conozca

aquel sentido, tanto como un día

fue la caleta un asa transparente,

toda la playa azul vaso de luz

que llevarme a los labios y beber

la claridad universal, aquí,

líquida luz al fin, bebida mía

sobre la misma raya del desvío.

Manuel Padorno: Desvío hacia otro silencio, 1995

Padorno me ayuda a decir que he vuelto.

Technorati tags

8 comentarios:

Kaplan dijo...

Bienvenida (y espero que mejorada)

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Bienvenida a tu hogar y a los nuestros.

Besicos.

Fernando dijo...

Bueno, con Padorno todo queda en casa.
Un beso de bienvenida.

39escalones dijo...

Así cualquiera vuelve...
Buen regreso.

peke dijo...

Pues eso, bienvenida y sin catarro.

Kaos dijo...

jo, pues, magnífico...

Noemí Pastor dijo...

Gracias, amado público.

Fernando dijo...

Sólo falta el "no me lo merezco", "son ustedes demasiado amables" y todo eso. Con total falta de sinceridad, como corresponde.
Un beso.