domingo, 3 de abril de 2011

Vampiras y vampiros

Thierry Jonquet publicó su última novela, Ils sont votre épouvante et vous êtes leur crainte, en 2006 y
murió en el verano de 2009. Pero hete aquí que me encuentro con que en enero de 2011 se publica otra novelita suya, Vampires, a título póstumo, claro, ¿o, tratándose de vampiros, debería escribir no-póstumo?


Estas son las típicas jugadas carroñeras que me ponen de mala gaita. Vale que Jonquet no fue nunca un súper ventas y que Seuil no va a nadar en el oro con esta publicación, pero siempre huele mal, pero que muy mal, el afán por prolongar la vida literaria de quien sea a base de manuscritos ocultos y felizmente reencontrados.

Me calma un poco la nota de advertencia que publica Jean-Cristophe Brochier, el editor. Dice que Jonquet le envió un fragmento de una novela titulada Vampires a comienzos del verano de 2008. Una semana después sufrió un derrame cerebral que le impidió seguir trabajando en el manuscrito y un año más tarde murió.

Confiesa Brochier que es un texto inacabado, pero bastante logrado, con su típico humor negro destructivo (el humor es la gentileza de la desesperanza, define), y que, pensando en sus fieles seguidores, ha preferido concederles este placer incompleto antes que dejarlos del todo frustrados.

En fin, con deciros que he comprado el libro ya os digo que he caído en la trampa.Vaya como homenaje a Jonquet por todos los buenos ratos que me ha proporcionado.

Una cosita más: sigue diciendo Brochier que Vampires es una fábula sobre la integración y la superación; y añado yo que trata de inmigrantes rumanos en Francia dos añitos antes de que Sarkozy los expulsara. ¡Ay, Jonquet, cuánto te voy a echar de menos! Cada vez que pase algo gordo en la République, me quedaré esperando a que tus novelas me lo expliquen. Sniff!

14 comentarios:

Manderly dijo...

No conozco ni al autor ni sus novelas como novelas :-( aunque veo que ha inspirado a otros...

Estoy de acuerdo contigo en que, no sé quines: las editoriales? la famila?¿? se aprovechen de la desaparición de un escritor, en este caso, para sacar dinero de ello rápidamente y antes de que caiga en el olvido. Pero esto es así y no se puede hacer nada. El dinero es el que gana! Ocurre lo mismo, cuando de vez en cuándo salen a la venta 'nuevas ediciones' de tal o cual libro en los que quizás la única diferencia sea la foto de la portada!!

peke dijo...

Bien, querida Noe, pues disfruta de esta última? oportunidad.
Te comprendo al ciento por ciento.

Noemí Pastor dijo...

MANDERLY, al menos en este caso han actuado con honradez al avisar de lo que es en realidad el texto. Peor habría sido que lo hubiera completado un "negro" de la editorial hasta componer una trilogía o así.

Noemí Pastor dijo...

PEKE, gracias por tu comprensión. Lo cierto es que fue un dilema: de mala leche, me daban ganas de no comprar el libro. De hecho, lo cogí de la estantería, lo volvía adejar, me paseé por delante sin saber qué hacer y, al final, pesaron más las otras razones y acabé comprándolo, pero no me siento del todo satisfecha. Si no lo hubiera comprado, tampoco estaría contenta.

39escalones dijo...

Jo, qué cansinos... Estoy un poco harto de vampiros. Si Bram Stoker levantara la cabeza... se daría con la tapa.
Besos.

Noemí Pastor dijo...

ESCALONES, buenos días, yo no estoy cansada de vampiros, porque no he "consumido" nada suyo recientemente. No tengo ni idea de qué va, por ejemplo, lo del crepúsculo, pero me juego el cuello a que Jonquet no tiene nada que ver con eso. Saludos.

calamarin dijo...

¿supongo que no estará traducida, no?

El jukebox dijo...

Espero que la reseñes cuando la leas. Lo de los papeles póstumos es un tema delicadillo, pero así conocimos a Kafka. Lo mejor en estos casos es destruirlo todo antes de palmarla, si es posible.

Noemí Pastor dijo...

CALAMARíN, pues caso seguro que no. Salió en Francia en enero de 2011, así que va a ser que no. Además, estaría bueno que tradujeran esta antes de las decenas que hay de Jonquet sin traducir. Confiemos en que el factor Almodóvar haga algo al respecto. Besos mil.

Noemí Pastor dijo...

JUKE, claro, en cuanto la lea, pongo unas letras. Lo de Kafka lo veo diferente porque el hombre vendió pocas escobas antes de morir. No es que Jonquet, como digo, fuera Ken Follet, pero me molesta que le alarguen la vida (literaria) artificialmente, aunque, por otro lado, agradezco la limosnita. Que no me aclaro, vamos.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Vivo sin vivir en mí, y tan alta vida espero, que bla, bla, bla, bla... Ains, compa Noe, dilemas, ¿qué sería de la vida sin ellos? Vaya aburrimiento... Son situaciones muy complicadas: lo compras, y te cabreas, porque has picado, y tienes claro que estás contribuyendo a ese juego que tan chungo te parece; pero, si no lo compras, vas a estar siempre con el reconcome. En fin, a lo hecho, pecho. Sin contradicciones e incongruencias, la verdad, nos quedamos en tan poquita cosa, ¿no...? Y ya nos contarás (yo, en particular, de este hombre, rien de rien -es todo lo que da de sí mi abandonadísimo francés...-).

Un fuerte abrazo y seguimos trasteando.

Noemí Pastor dijo...

Manuel, al final decidí no quedarme con el reconcome (bonita palabra) y flagelarme públicamente por picar con tales burdos trucos.
De este hombre conocerás seguramente la próxima de Almodóvar, si es que deja la novela reconocible. Besos.

Julen Iturbe-Ormaetxe dijo...

Puede que no sea muy leído por aquí pero no se libra de la oportunidad de revivir una vez muerto. Apuntamos otro muerto viviente en la lista. Más que de vampiros hablaría de zombis ;-)

Noemí Pastor dijo...

JULEN, y tanto vampiros como zombis están bastante de moda. La que no está de moda soy yo, que no me ha dado por transitar esos caminos oscuros.