domingo, 3 de octubre de 2010

Ené, qué risas hisimos (3)

Otro día se juntaron en la Sala BBK de la Gran Vía (o sea, en el antiguo cine Gran Vía; ¡qué ilusión volver a pisar este salón mastodóntico y anacrónico!) Jesús Zulet, Gallego & Rey y Antonio Fraguas "Forges" para hablar de "El humor gráfico como sátira política".

Forges nos contó cómo, de chaval, cuando trabajaba en Televisión Española, tenían que ir a El Pardo a arreglar el televisor de Franco ('???¡¡¡¡) y que los únicos libros que había en todo el palacio eran del tipo "Memoria de la Confederación Hidrográfica del Guadiana".
Entrando en sus "experiencias neomacabras" durante el franquismo, supimos que le formaron un consejo de guerra por dibujar al generalísimo caracterizado de María Santísima.

Gallego & Rey también han hecho enemigos. Ruiz Mateos denunció a Diario 16 por unas ilustraciones suyas, Ramoncín también quiso querellarse contra ellos por una caricatura y Álvarez Cascos intentó parar la rotativa de El Mundo por un dibujo suyo.

Zulet, además de moderar el cotarro, nos presentó sus tebeos contra el racismo, dedicó, por supuesto, unas palabras al amigo Sarkozy y yo no tengo más remedio que estar de acuerdo.


Mi brother Iñaki Murua también ha escrito sobre esto. Y tiene foto con Forges. ¡Jopelines!

Technorati tags

8 comentarios:

Iñaki Murua dijo...

No tienes foto con Forges... porque no te pusiste :-P
(que estabas al ladito, jeje)

Por cierto, no imita nada mal Forges a Franco :-)

Noemí Pastor dijo...

No, no estaba al ladito, sino unos cuantos metros más allá, guardando un sitio bueno que había pillao para la siguiente charla. Y había que elegir entre foto y sitio bueno y envié un emisario, como el César, a la foto. También porque al emisario le hacía más ilusión que a mí.
El amigo Forges es un showman completísimo.

Uno dijo...

Yo recuerdo un chiste de Forges que era sátira política pero sin políticos:
Se veía a "la tía buena" forgiana, que en este caso además era moderna, sentada en el suelo con una superminifalda. "No comprendo como con estas piernas puedo ser pro- china"

Laura Uve dijo...

Me encanta Forges desde el año catapum......Recuerdo uno en que había un pobre hombre que lo estaban interrogando, la luz caía en triangulo sobre él y el pobre sudaba de miedo. El interrogador le decía: Así que tu padre se llama Santiago..... y tu tía Dolores?????? Jummmm........(ésto último es mío y el díalogo era parecido no idéntico).
Cuando lo cuento ahora, ningún jovén entiende que pudiera gustarnos ese humor semiclandestino... ¿¿¿cómo van a entender lo que ocurría en los años 70???

Un abrazo.

Noemí Pastor dijo...

Uno, a mí lo que más me gusta de Forges son esos toques surrealistas. Este día, cuando le dieron el premio no-sé-qué, dijo: Gracias por hacer el sacrificio de estar aquí conmigo resguardados, en vez de estar en la calle calándoos.
Y es que esa tarde cayó un chaparronón gooordo y laaaargo.

Noemí Pastor dijo...

Laura, no se puede entender igual lo que se ha vivido y lo que no. Yo, por ejemplo, nunca entenderé como mi madre el famoso 41, el año del hambre, que ella vivió y yo no.

Jo Grass dijo...

Forges es tremendo. A mí también me encanta ese punto surrealista tan suyo!
Lo de la memoria Hidrográfica del Guadiana, como el estandarte de la biblioteca del Generalísimo no hace más que subrayasr lo que ya sabemos del personaje.
Una de las primeras cosas en las que me fijo cuando entro en una casa ajena es su biblioteca. Siempre me avanza una buena dosis de información del inquilino que la posee, jajaja
Besis

Noemí Pastor dijo...

JO, primi, ¿de qué abuela habremos heredado tú y yo esa vena cotilla-libresca? Yo no paro hasta que descubro qué está leyendo quien se siente junto a mí en el metro. ¡A veces hago unas contorsiones...!