sábado, 23 de octubre de 2010

Así transcurrió la presentación de "Amor envenenado"

Como estaba previsto, a las 7 de la tarde o'clock nos reunimos en la librería Elkar de Licenciado Poza (preciso que fue en la de Licenciado Poza porque Elkar tiene al menos, que yo sepa, otras dos librerías en Bilbao) un puñadico de amiguetes para hablar de Amor envenenado, novela de Joaquín Lloréns.

Nati de la Puerta dio la bienvenida al público, nos presentó a Joaquín y a servidora y yo le tengo que agradecer que de mí dijera cosas muy bonitas, cosas que no repetiré porque me da apuro. También hizo las foticos. En cuanto me diga que están publicables, las pongo. [Actualización. Ya están listas, pero tengo algún problemilla].

Luego ya nos pusimos a charlar Joaquín y yo sobre Amor envenenado y el resto de su obra (como dicen por la megafonía en la Feria del Libro de Madrid). Mi intención era hacer lo que hago en otros eventos: me llevo mi libretita y mi rotu y tomo notas de lo que se va diciendo, para luego poneros algo en el blog. Pero confieso que esta vez me enfrasqué tanto en la charla, que no anoté ni una letra, así que lo que tengo escrito es más lo que yo preparé para la charla que lo que Joaquín nos comentó. Ya lo siento, Joaquín, pero tengo mis limitaciones: acabo de descubrir que soy incapaz de charlar animadamente y tomar notas al mismo tiempo. Con todo, aquí tienes este mi humilde blogsito disponible para desmentir, precisar o añadir lo que quieras.

En fin, que aquí os va un resumen de lo que dijimos en la presentación.


Yo: “Amor envenenado” es la segunda novela de una serie. Hace bastantes referencias a la novela anterior, “Citas criminales”. ¿Se puede leer ésta sin haber leído la anterior? ¿O pasa como con Rambo, que sin ver “Acorralado” no se entienden Rambo 2 ni Rambo 3?

Joaquín: Qué va. Las novelas se pueden leer sueltas. Las referencias a "Citas criminales" son una estrategilla de marketing más que nada. También cito a veces la novela de Inés Matute, mi mujer.

Yo: Los grandes de la novela negra sacan sus asuntos literarios de los periódicos. ¿Tú también has sacado de la prensa la trama de tu novela? ¿Qué te dio pie exactamente para este entramado de corrupción financiera?

Joaquín:  Ningún suceso en concreto. Conozco bien Cantabria, sé lo que ha sucedido allí en los últimos años con el boom inmobiliario y me pareció un entorno adecuado para una trama en la que hay dinero negro de por medio y, claro, cuando desaparece, no se puede llamar a la policía, al menos hasta que aparece un cadáver.

Yo: Aunque sólo sea por proximidad geográfica, en el libro asoma un poco la patita ETA. ¿Te has planteado una trama con fondo o decorado terrorista? 

Joaquín: De momento, no. Llevo unos cuantos años viviendo en Mallorca, estoy relativamente alejado de lo que sucede en el País Vasco y, aunque esa distancia puede beneficiar a la ficción, temo no estar lo suficientemente empapado y escribir una patochada.

Yo: ¿Por qué quisiste que el sexo explícito estuviera presente en tus novelas? 

Joaquín: Mi mujer tenía una novela publicada y yo, sólo una idea: la de escribir algo sobre una investigadora pornógrafa que acabó siendo la protagonista, Beatriz Segura. Me retó, yo le recogí el guante y escribí no una, sino cinco novelas con esta protagonista. De momento sólo se han publicado dos. "Amor envenenado" es la segunda. El sexo explícito es, más que nada, el sello característico de la serie, lo que la diferencia del resto de series policiacas o criminales. Es lo bueno de no ser un escritor conocidísimo. Si yo tuviera que publicar en una editorial grande, de "Amor envenenado" me habrían arrancado varias páginas. Pero el mundo de la edición más o menos independiente tiene la ventaja de que puedes publicar lo que quieras.


Yo: En “Amor envenenado” la narradora principal es una mujer joven. Para que una voz de narradora, en primera persona, resulte creíble y verosímil, siendo un hombre, hace falta meterse muy bien en su cabeza. No todo el mundo lo consigue.  ¿Tú cómo lo has hecho?

Joaquín: No me ha resultado difícil, pues vivo con mi mujer y con dos hijas. Sólo hay que prstar atención a sus charlas para acercarse a su interior. De todos modos, hay un territorio verdaderamente difícil y casi inaccesible: las conversaciones entre mujeres. Ahí sí que hay que esforzarse.

Yo: El personaje de Alberto es el más dificilillo: padre protector, el que todo lo prevé, todo lo controla, un semidiós o dios entero, quizás. Personalmente, lo encuentro un poco redicho, pero veo que tú lo tratas con especial deferencia. ¿Es tu favorito?

Joaquín: Alberto es un personaje importantísimo, pero de eso el lector sólo se da cuenta cuando llega al final de la novela. Ahí dejo la intriga.

Yo: Ya en el primer párrafo de la novela aparece una página web.  Sin embargo, hay autores, que se niegan a  entrar en esta nueva era y a sus personajes no les dan ni teléfono móvil. ¿Cómo te has planteado tú este reto?

Joaquín: En realidad, no me lo he planteado. He querido construir relatos que sucedieran en la época actual con personajes que usan la tecnología como cualquiera de nosotros. Por otro lado, también me he servido de la tecnología, de Google Earth concretamente, para buscar escenarios para la novela. De hecho, en todas las de la serie hay cambios de escenarios (Alicante, Mallorca, Cantabria, Ámsterdam...), de manera que se pueden leer también como guías de viajes.

Yo: No faltan en “Amor envenenado” menciones a clásicos, en alegre batiburrillo, como Agatha Christie, Georges Simenon, John Dickson Carr, James Bond, Pepe Carvalho, Borges o Pepe Gotera y Otilio. ¿Quién más te gusta? ¿A quién te quieres parecer de mayor? 

Joaquín: Pues si puediera elegir, yo querría ser Jorge Luis Borges, que también tuvo sus devaneos con el relato policial o de intriga.

Yo: Preparas la quinta novela de la serie: “Crimen de lesa majestad”. ¿Qué nos puedes contar de esta novela?

Joaquín: Se desarrolla en Mallorca y tiene que ver con la historia de la isla. Adelanto que no matan al rey, pero sí aparece  y le echa a Beatriz algún requiebro.

Yo: Ya para acabar, una cosa que me gusta de “Amor envenenado” es que plantea preguntas. Algunas las responde, otras quedan sin contestación. Como ya han transcurrido tres años desde que la escribiste, puede que ya tengas respuesta para algo que alguien se pregunta  y que de verdad me interesa: ¿por qué dejó de fabricarse el Bic Naranja?

Joaquín: Lo siento, tengo respuesta para cosas más baladíes; por ejemplo, cómo influye la inconsciencia, los sueños, en nuestra vida consciente. Pero no tengo nada que decir sobre la desaparición del Bic Naranja. Aunque yo era más de Bic Cristal.

Y eso fue todo, amigas y amigos. Que sepáis que, si asistís a las presentaciones del libro de Joaquín, junto con la novela os lleváis de regalo un cedé con el making-off y bonus tracks. Es una oferta irresistible.

Technorati tags

22 comentarios:

jaio dijo...

Mil gracias, Noe, por hacer de presentadora-lectora-conversadora con Joaquín. Lo que dije, que fue muy escueto, lo dije de corazón y sé que quien se acerca a este blog está de acuerdo conmigo.

Realizas muchas funciones sociales, pero para la tarde del jueves solamente destaqué dos de ellas. Una: el diccionario de palabros caducos de la margen izquierda, que es impagable. Y dos: este blog donde eres una guía de lectura muy tentadora.

Eres una devoradora de libros con criterio y haces análisis tan certeros que resultas una perfecta consejera de lectura, porque tú contagias las ganas de leerse el libro que te ha gustado. Y nunca tratas de imponer, solamente sugieres.

Sí. Estoy segura de que quien te lee está de acuerdo con esto.

Están las fotos subiendo, que las hice en alta resolución y ayer se me atascó 3 veces la conexión... En cuanto terminen de subir te aviso.

Besosmiles

Noemí Pastor dijo...

Gracias a ti, JAIO-NATI. Es que el entusiasmo se contagia. Y cuando hablas de cosas que te gustan, se nota. No soy ninguna erudita ni tampoco una lectora ejemplar, porque estoy ya muy echada a perder, así que ni se me ocurre sentar cátedra, proponer modelos de nada, ni hacer pedagogía ni decir qué hay que leer ni qué no.
También me esfuerzo por decir cosas positivas, ya que eso supone para mí un reto porque va en contra de mi naturaleza: mi lengua tiende a la víbora y me resulta demasiado fácil despotricar.

El jukebox dijo...

Suscribo las palabras de Jaio. Estarás echada a perder, pero mucho más lo estarías si te hubieras convertido en una erudita, que no sé lo que es, pero suena horrible. Yo ya te debo unas cuantas 'lecturas', como la 'Tarántula' del gran Jonquet.

Jo Grass dijo...

Me gusta mucho esto de novela negra, guia de viajes y sexo, jajaja En cuanto pise una librería me hago con ella.
Besitos

Uno dijo...

Ni un piropo mas que vas a perder la figura.
A ver si avisas lo de tus bolos antes y me da tiempo a ir que me ha divertido mucho vuetra entrevista/charleta.

Un abrazo.

Moli dijo...

como dices todo fue en familia y entre amigos. disfruté escuchándoos, aprendiendo. Una charla cercana,amena,circular, como lagartos al sol, nada de víbora y menos lagarta... q por lo q escuché Beatriz debe ser toda una tipa. Zorionak a todos y.. muxu handia zuretzat.

SRO dijo...

de todas las preguntas y respuestas de esta entrevista yo me he fijado especialmente en la que señalas al autor su atrevimiento con un
relato en primera persona... del femenino -siendo un hombre- Con mucho juicio le avisas que pocos lo han conseguido a lo que él responde que está preparado...
Reconozco que tengo ciertos prejuicios literarios sobre esto
pero desde luego si alguien puede conseguirlo, es un bilbaíno. Estoy con Jo: novela negra con sexo y guía de viajes parece una oferta irresistible. Ahora hay que ver si dan un buen cóctel. Habrá que leerla

Noemí Pastor dijo...

JUKE, ahí te va mi definición de erudición: una cosa que se confunde con la cultura y que consiste básicamente en guardar muchos datos en la cabeza.

Noemí Pastor dijo...

JO, pues estaré encantada de saber tu opinión. No te aburrirás, te lo aseguro.

Noemí Pastor dijo...

UNO, como espectadora más o menos habitual de este tipo de eventos, creo que lo importante es que la gente no se aburra. Así que es mejor una charla en la que la gente pueda participar que un monólogo turre.

Noemí Pastor dijo...

MOLI, gracias, bonita. Ya sabes que yo, de mayor, quiero ser víbora y lagarta. Aunque a Beatriz, por mucho que corra, ya no la alcanzo. Besos mil.

Noemí Pastor dijo...

SRO, se me ocurre un ejemplo de buen hacer a la inversa: Patricia Highsmith, que se mete en la cabeza de mil hombres y le sale bien. Y, ya sabes, si lees la novela, me cuentas.

SRO dijo...

ya tengo encargada la novela. Sí: voy a refrescarme con ese cóctel. En cuanto a lo de Highsmith... -no habría podido escribirlo solo- podrías señalarme un título de esos? please

Laura Uve dijo...

Hola Noemí, tomo nota de la novela, no conocía al autor y parece interesante.
Creo que hiciste bien en centrarte en el diálogo, aún a costa de no apuntar nada en la libreta. Los autores merecen toda la atención, jejeje

Un abrazo.

Noemí Pastor dijo...

SRO, hace mucho que no leo ni releo a Highsmith, pero no le recuerdo ninguna protagonista femenina, excepto en sus "Cuentos misóginos" (ji, ji), que son geniales. Si no has leído nada suyo, puedes empezar por "Extraños en un tren", la de la peli de Hitchcock (qué ortografía, pol dios), o por "El juego de Ripley", de la que también hay peli: "El amigo americano", de Wenders.

Noemí Pastor dijo...

De acuerdo, LAURA, pero mis blogsisters and brothers también merecen una crónica como dios manda. Besos.

SRO dijo...

gracias, Noe. Empezaría por esos cuentos misóginos, claro...Pero me debo a mi investigación así que buscaré alguno de Highsmith -sólo me he dejado una h- en primera persona del masculino. Luego lo contrastaré con el de Lloréns. Será divertido

LU dijo...

Noemí, es genial cuando uno está tan inmerso en algo que se olvida de la libreta de notas y de otras muchas cosas.

Me gusta lo que cuentas y ya lo apunto en la lista de futuras lecturas.

Biquiños

Noemí Pastor dijo...

SRO, puede que Highsmith escribiera en tercera persona, como narradora omnisciente, es que hace mucho que no la leo, pero sus obras más famosas son bastante testosterónicas. He investigado y también tiene protagonistas femeninas, pero ésas no las he leído. Ya contarás de tus indagaciones.

Noemí Pastor dijo...

LU, pues sí, yo estuve charlando encantada, pero luego he tenido que recurrir a la memoria para reconstruiros la charla, y mi memoria ya no es tan fidedigna como era.

SRO dijo...

por supuesto. os tendré informad@s. gracias por tu información. Me siento como un policía literario asignado al departamento de "género", una buena broma. Por supuesto lo único importante es la lectura.

Noemí Pastor dijo...

SRO, bueno, ya sabes que los estudios de literatura y género todavía tienen mucho que dar de sí. Lo importante es disfrutar.