sábado, 17 de julio de 2010

Día de perros (1)

Mientras investigan algo tan poco glamuroso como el asesinato a golpes de un miserable traficante de perros, la inspectora Petra Delicado y el subinspector Fermín Garzón viven y reflexionan sobre la amistad y el amor.
La vida no ha tratado igual, al menos hasta ahora, a Fermín y a Petra.
La vida amorosa de Fermín Garzón equivaldría a la de Santa María Goretti: no conoció otra mujer que su difunta esposa, con la que se aburrió hasta el infinito. Ahora, ¡oh, milagro!, dos señoras estupendas se disputan su afecto y lo convierten, claro, en un adolescente que no sabe por dónde le da el aire.
Petra Delicado es otra cosa. A sus treinta y tantos o cuarenta y pocos, ya se ha divorciado dos veces y ahora reniega de las complicaciones del amor, así que deja escapar a lo que mi madre llamaría "un buen mozo y mejor partido".
Petra y Fermín, Fermín y Petra, comenzaron como antagonistas en la primera entrega de la serie, pero al final ya se habían convertido en camaradas. Ahora, en esta segunda, han dado un paso más y son amigos. ¿Dónde irá a parar su relación? ¿Acabarán convertidos en uno de esos viejos matrimonios que se quitan mutuamente la palabra? Lo cierto es que, cuando he acabado la novela, me he tenido que aguantar las ganas de empezar con la siguiente entrega, nada más que por saber cómo les va a esos dos.
En fin, que lo que quería subrayar es que entre ellos hay algo muy bonito, hay amistad y camaradería, eso que dicen que es imposible entre un hombre y una mujer, afirmación que me entristece mucho y que me da una idea muy pobre de la condición humana.

Vaya, veo que he escrito un tochazo y que no he dicho nada de la autora, Alicia Giménez Bartlett, y apenas nada tampoco de la novela. Además, fisgando por el internés he leído cosas majas sobre escritora y personajes. Lo dejaré, pues, para una segunda entrega.

Technorati tags

14 comentarios:

Antonio dijo...

Snif
Marditas geografías sentimentales...
Estoy deseando leer hasta la tercera parte

Antonio dijo...

By certain: Arrakasta¡¡

calamarin dijo...

Pues aparentemente tengo muchas cosas en común con Petra Delicado, tendré que investigar...

Caruano dijo...

Lo que he leído de la Giménez me ha gustado; y me gusta Fermín Garzón (como amigo)ya que compartimos cosas en común, por ejemplo, tanto él como yo nos compramos la ropa interior en los supermercados (si, ya sé que esto es poco glamouroso, pero a veces hay que mandar a la mierda al glamour)
Además, niego esa aseveración de que entre un hombre y una mujer se puede dar la amistad, sin más, sin toma y daca, sin...

Buenas noches, señora.

troyana dijo...

Noemí,
el libro pinta bien.
Por lo que respecta a la aseveración de que no puede haber amistad entre hombre y mujer,pienso igual que tú.Me he pasado media vida desmintiendo que eso no fuera posible,y la verdad es que doy fe de que es posible,pese a todo,incluso cuando una de las partes ha esperado tener algo más y con el paso del tiempo ha visto que no,que es mejor amistad,que no tener nada.
bss

juleniturbe dijo...

Yo me he devorado la serie de Petra Delicado. Petra y Garzón hacen buena pareja. Y el tema de los perros de pelea, que procura el argumento para esta entrega, creo que da mucho juego... para esta y otro buen montón de novelas.

Noemí Pastor dijo...

ANTONIO, como digo, yo tengo la serie enterita preparada para este veranito. Qué bien. Eta eskerrik asko.

CALAMRIN, Petra es un personaje tan inmenso, que tiene cosas en común con todos. Te divertiría.

CARUANO, es cierto que ese toquecito cutre que tiene Fermín hace que nos identifiquemos con él. Y en los supermercados suele haber unas camisetitas de algodón estupendas.

Noemí Pastor dijo...

TROYANA, de acuerdo. Opino que cuando ahondas en cualquier ser humano, del sexo que sea, siempre encuentras lo mismo: generosidad o egoísmo, indefensión o valor, los mismos miedos, las mismas ansias... Sólo que afloran de manera diferente. Y quienes desprecian la amistad de las mujeres,desprecian a las muejres en general. Esos presuntamente pobrecitos "pagafantas" están diciendo que, si una mujer no es follable, no les interesa para nada.

Noemí Pastor dijo...

JULEN, pues ya te iré pisando los talones con la serie, pero yo no soy de atracones noveleros. Sí, lo de las peleas de perros es terrorífico. ¿Hay alguna de la serie sobre prostitución y tráfico de seres humanos? La leería a gusto.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
thiennt dijo...

The domestication of cattle in Africa preceded agriculture and seems to have existed alongside hunter-gathering cultures.
packaging shipping materialsattorney website samples

thiennt dijo...

The border came to be understood as being along the shore of the of Hudson River, the Upper New York Bay, the Kill van Kull, and Arthur Kill.
home warrantiesBuick A/C compressors

thiennt dijo...

Rabid exploited the unexpected acting talents of pornographic actress Marilyn Chambers (Cronenberg's first choice was a young, then-unknown Sissy Spacek). Rabid was a breakthrough with international distributors and his next two horror features gained stronger support.
olympus xz-1 reviewR4i Card / R4i 3DS

ChjpHunter dijo...

Charles Stewart (1868–1946) was a Canadian politician who served as the third Premier of Alberta from 1917 until 1921. As Premier, Stewart tried to hold together his Liberal Party, which was divided by the Conscription Crisis of 1917. He endeavored to enforce prohibition, which had been enshrined in law by a referendum during the premiership of his predecessor, Arthur Sifton, but found that the law was not widely enough supported to be effectively policed.




salle mariage marseilleindustrial wind power