viernes, 5 de junio de 2009

Juan y Ricardo


Me llega la noticia de dos nuevas publicaciones.

Juan Bas me envía este amable mensaje:

LOS DESASTRES DE ASIER CABEZÓN, de María Bas & Juan Bas
Ya está en las librerías esta novelita infantil de humor (para niños de entre unos 8 y 12 años) que he escrito con mi hija. Cuenta las aventuras de un chaval gafe que provoca tremendos desastres allá por donde va. Con la ayuda de su banda de los apestados salvará a su hermana Rositaceronte del acoso de tres pijas abusonas. La ha publicado la editorial vasca Erein, pero el libro se puede pedir en cualquier librería de toda España. En la Feria del Libro de Madrid se encuentra en la caseta nº 27. Gracias y un abrazo.

Y Ricardo Bosque me envía su nueva novela, Suicidio a crédito. Copio y resumo de su blog esta información sobre ella:

Desde el 29 de mayo está disponible Suicidio a crédito, de Ricardo Bosque, en la Feria del Libro de Zaragoza. El sábado, 6 de junio, firma ejemplares en la caseta de Mira Editores.
Y en las próximas semanas, a la venta en las librerías más selectas y criminales del país.
Esta es una sinopsis de la novela: Martín Santos, galán del cine español de los años sesenta venido a menos, está harto de vender sus miserias al mejor postor, de patearse los platós televisivos para hablar de sus problemas con las drogas, con el juego, con las mujeres... Quiere quitarse la vida, pero se sabe incapaz de suicidarse y decide recurrir a los servicios de Tana Marqués, quien, además de dirigir una floristería en el centro de Zaragoza, se dedica a la eutanasia activa extrema.
Pero la discreción que exige una actividad como la de Tana no se lleva bien con la legión de fotógrafos y periodistas que acompañan a Martín a todas partes, y lo que parecía un encargo más se convertirá en un auténtico atolladero del que solo podrá salir sumergiéndose de lleno en ese mundo del corazón que siempre ha detestado.
Paparazis, exclusivas, una mujer que dice ser quien decide en cada momento qué personajes serán actualidad y cuáles deben pasar a segundo plano... Suicidio a crédito utiliza los recursos del género negro para observar con acidez el mundo del corazón y los reality shows, en el que todo vale a la hora de lograr audiencia y en el que tanto periodistas como famosos renuncian a su dignidad con tal de seguir manteniendo un cierto nivel de vida o una simple presencia en los medios, esos quince minutos de fama a los que, según Warhol, todos tenemos derecho.

Cuando acabe de leerla, pondré unas líneas. De momento, vayan para Ricardo mi felicitación y mi agradecimiento.


Technorati tags

8 comentarios:

almanaque dijo...

Aprovecho la coyuntura para hollar este virginal recuadro el primero.
Buena idea esa de escribir al alimón con una hija. La mía hace dos navidades que me insta a pasarla a limpio un cuento que ella inventó: "El cuñado de Papá Noel". A lo mejor es el momento de hacerla caso. ¿O espero a las próximas?
Saludos.

Noemí Pastor dijo...

Pues sí, hombre, hazle caso a tu niña, que seguro que es un cuento precioso. El título, al menos, es original.

Peke dijo...

Estaremos a la espera.

Fernando dijo...

Eso es por tener niña.
Los que tenemos brutos, con cerrar bares juntos tendremos de sobra.
Y lo del cuñado de Papá Noel tiene buena pinta.

Noemí Pastor dijo...

PEKE, a ver qué dan de sí, claro.

FER, tú y yo somos un buen ejemplo de que no todos los niños son brutos ni todas las niñas, delicadas fabuladoras.

Besos, gente.

Francisco Ortiz dijo...

Toda la suerte del mundo para Ricardo Bosque con su novela.

Fernando dijo...

Muy bueno, Noe. Toucheado.

Noemí Pastor dijo...

FRANCISCO, lo mismo deseo, cómo no.
FER, es un placer tuchetearte.