miércoles, 15 de octubre de 2008

Gotzon Garate y la novela policiaca

Encuentro por casa un artículo de hace ya unos cuantos añitos. Lo escribió y publicó Gotzon Garate en el numero 105 de la revista Jakin. El artículo se titula Los comienzos de la novela policiaca en lengua vasca y cuenta cosas que quiero compartir con ustedes.

Empieza diciendo que la novela policiaca es lo que más se lee en el mundo, el género literario que más gusta a la gente en general. La consume todo tipo de personas: con estudios, sin estudios, con dinero, sin dinero, y de todas las edades. Al año se publican miles de novelas policiacas y se venden millones de ejemplares en todas partes: además de librerías de pueblos y ciudades, kioscos de estaciones y aeropuertos y de la misma calle.

Las novelas policacas nos gustan a tantísima gente porque nos sacan del aburrimiento cotidiano, nos despiertan la curiosidad, son fáciles de leer y tienen mucha acción y mucho diálogo.

Quizás sea esa popularidad del género la culpable de que se haya considerado subliteratura. Garate, por supuesto, no está de acuerdo con tal opinión. Cree que hay muchas novelas policiacas execrables, pero porque hay muchas novelas policiacas en general. Lo mismo sucede con otros géneros muy cultivados: con las novelas románticas, por ejemplo.

Hay novelas de detectives que han alcanzado las cumbres literarias. Para Garate, Crimen y castigo entra de lleno en el género policial, con el añadido del toque de genialidad de Dostoievsky.

Charles Dickens también tiene La casa desierta, con el detective Bucket, y El misterio de Edwin Drood, que dejó inacabada.

Faulkner es en opinión de de muchos especialistas uno de los mejores escritores del siglo XX. Pues bien, en Santuario hay trabajo detectivesco tras el asesinato de una muchacha, e Intruso en el polvo puede considerarse una novela de suspense.

Tiene también todas las características del suspense Crónica de una muerte anunciada, de Gabriel García Márquez. Y El nombre de la rosa, de Umberto Eco, ocupa el puesto número 13 en la lista de las 100 mejores novelas policiacas elaborada por la Crime Writers Association (1).

El autor preferido de Garate es Chandler; admira sus descripciones enérgicas y coloristas, sus diálogos agudos y sus ambientes oscuros y amenazantes.

Luego pasa a hablar Garate en su artículo de la historia de la novela policiaca en lengua vasca, historia de la que él mismo forma parte, pero eso vamos a dejarlo para otro día.

---------------------------------------------------------------------------------------
(1) Éstas son las diez primeras: 1.- La hija del tiempo, de Josephine Tey. 2.- El sueño eterno, de Raymond Chandler. 3.- El espía que surgió del frío, de John le Carrée. 4.- Gaudy Night, de Dorothy L. Sayers.- 5.- El asesinato de Rogelio Ackroyd, de Agatha Christie. 6.- Rebecca, de Daphne du Maurier. 6.- Adiós, muñeca, de Raymond Chandler. 7.- La piedra lunar, de Wilkie Collins. 9.- The Ipcress File, de Len Deighton. 10.- El halcón maltés, de Dashiel Hammet.

Technorati tags

12 comentarios:

Jokin dijo...

Kaixo, Noemi. El otro día preguntabas por alguna traducción de la obra de Garate. Creo que no hay, salvo un libro, aunque parece que se escribió en castellano Marx y los nacionalismos separatistas (1974). He encontrado la referencia en un libro de Elkar, escrito por Hasier Etxeberria (euskaraz), en el que se analiza la vida y la obra de Garate, su vida (según sus palabras), Marx, cristianismo, los viajes, su New York (dos obras creo sobre la ciudad americana) etab.
Sobre lo que has puesto hoy, es un texto ya antiguo, en el que Garate metía en el mismo saco todo tipo de novela policiaca, sin distinción de géneros y subgéneros. Su propia obra es casi inclasificable, sencilla, psicológica, sin parecerse ni a la novela negra ni a la policiaca clásica. Normalmente no incide en el género negro, pero admira sobre todo a Chandler, como indicas. De todas formas es un referente en lengua vasca, tanto en la práctica como en la teoría de la novela policiaca y de la literatura en general. Ese texto de Hasier Etxeberria lo tengo en .pdf y está en euskera, pero se lo puedo mandar al que le interese.

Fernando dijo...

Es lo que le va a pasar, si no le está ya pasando, a la novela histórica, a la que se está vejando indiscriminadamente.
No creo que nadie le esté haciendo un homenaje semejante a Garate.

Noemí Pastor dijo...

Hombre, Jokin, pues si no te cuesta mandármelo, te lo agradecería, aunque quizás lo tenga en papel. Sí, el artículo de Garate que comento es bastante viejo y muy divulgativo, pero me gusta eso de ver elementos "negros" en clásicos de la literatura que generalmente no se adscriben a ningún género. Y lo hago a modo de humildísimo homenaje a este señor, pues le tenía cariño. Un saludo.
Es verdad, Fer. Es que cuesta muy poco generalizar y hablar mal, por extensión del mundo entero. Lo mismo pasa con la tele: hay algún que otro programa execrable, pero no hay por qué verlo ni decir que absolutamente todo es basura. Saludines.

Alberto López Cordero dijo...

No conocía a este autor, pero espero que al menos su legado literario perdure por muchas generaciones. Descanse en paz.

cacho de pan dijo...

estimada Noemí: por qué nunca se cita al prolífico Hadley Chase, un potente narrador de policiales?
Autor de El secuestro de Miss Blandish, por citar la más conocida. Escribió bajo varios heterónimos diferentes.

Jokin dijo...

Noemí, el artículo es de 1998. Me lo recomendó un amigo escritor negro, bilbaino, que también le tenía simpatía a Gotzon Garate.
Verdaderamente tienes razón en intentar desenmascarar a esos autores que se encuentran sobre el bien y el mal (y no quieren reconocer influencias de la literatura y cine negros, y que, como dice Garate, es lo más vendido en el mundo).
Cacho: ¿a ti te gusta James Hadley Chase? Ha escrito tanto, tanto, y lo que he leído yo, con muchos altibajos. Tienes buenas novelas, pero hay otras que no lo son . Además, es autor de uno de los plagios más famosos de la literatura: copió Santuario en, creo, No hay orquídeas para Miss Blandish. En Francia tenía gran éxito (creo que murió allí), pero aquí no ha calado. Personalmente no me acaba de llenar (y eso que me gusta la violencia en el género), perjudicándole el trato que da a la mujer en sus novelas.
Pienso que no ha aguantado el paso del tiempo porque sus obras no eran realistas (siempre dentro del género negro, no el policiaco) sino fantasiosas, no se movía de casa, casi no estuvo en USA nunca. Usaba un diccionario de argot yanki, o sea...
Pero ante gustos...

almanaque dijo...

Interesante la reflexión sobre las marcas del género en obras de la gran literatura. No soy un gran lector de policiales, pero tendré en cuenta el ranking de los 10. En realidad creo que no hay géneros, sino buenas y malas novelas. En esto me pasa como en el cine.
No puedo dejar pasar la mención a "Crónica de una muerte anunciada". Qué obra más perfecta.

Noemí Pastor dijo...

Alberto, perdurará, seguro, pero estaría bien que perdurara en más gente.
Cacho, la verdad, no tengo respuesta para tu pregunta. A veces es pura casualidad que un autor cale en un sitio y en otro no. También sucede que el ser prolífico resta prestigio. Yo no estoy de acuerdo, claro.
Sí, Jokin, a veces la coletilla "de género", sea éste el que sea, se usa con un poquito de condescendencia. Y ya para cotillear: ¿quién es tu amigo el escritor?
Almanaque, "Crónica..." tiene muchos ingredientes del género. Sólo la primera frase ya es muy de intriga.
Saludos.

Lydia dijo...

Si me pongo a mirar los libros que leo por año, casi el 50 por ciento son novelas policiales. Y es cierto que son novelas que despiertan la curiosidad y otras cosas más. Son novelas activas y hacen del lector otro detective.

Felicitaciones por tu blog, me está gustando mucho. Conoces a Philip Kerr? Sus novelas ocurren durante el regimen Nazi, son fascinantes y muy, muy negras. Ahora acabo de descubrir a Petra Delicado, que me gusta mucho. Enfin, que el mundo de la novela negra es como un pozo sin fin. Sabrias de algun autor portugues de novela policial?

Me gustaría tener una estantería de novelas policiales de todas partes del mundo. Esta semana he pedido a Seicho Matsumoto, del Japon. Creo que la novela negra es la novela más realista, cuando es buena claro. Y entonces podemos viajar hasta la profundidad más tenebrosa de la realidad.

Ah, John Ball tambien es uno de los mejores, de USA. "The Van" me pareció una obra de arte. Y quien conoce a John Ball? Pues casi nadie.

Hasta pronto.

Noemí Pastor dijo...

Hola, Lydia, en cantada de verte por aquí e intercambiar impresiones noveleras. A tu pregunta sobre autores portugueses responderé que, así, de memoria, ahora sólo recuerdo "Balada de la playa de los perros", hermosísimo título, de José Cardoso Pires. Un saludo y hasta pronto.

Lydia dijo...

Muchas gracias por darme el titulo de un libro portugués policial. Siempre me ha intrigado si los portugueses tenían tambien este genero. Y claro, todos los paises, todas las culturas tienen el genero policial, o novela negra, ya que es el genero por excelencia que tiene la desfachatez de mostrar el lado oscuro del ser humano. Por esto me gusta tanto.

Un saludo,

Noemí Pastor dijo...

De nada, Lydia. Segiré investigando. Hasta pronto.