miércoles, 16 de abril de 2008

Mi mamá me mima


Junto al museo Guggenheim de Bilbao está esta preciosa obra de Louise Bourgeois, la famosa araña gigante que se titula Mother, porque ese bichejo feo es la mamita querida de alguna criatura.


La araña es una de mis interpretaciones favoritas de la maternidad. Pero no la única: siempre he recomendado el libro de Arantza Iturbe Ai ama!, que luego publicó también en castellano: ¡Ay madre!


¿Qué tienen en común esas dos interpretaciones, la de Iturbe y la de Bourgeois? Que no son nada ñoñas. Porque una cosa que me cabrea del asunto de la maternidad es que se suele rodear de literatura ramplona de revista del corazón, de tontería y empalago, lugares comunes y topicazos bobos y estomagantes. De hecho, la discriminación por razón de género suele aumentar cuando entra en juego la maternidad. Por eso opino yo que muchas mujeres deciden no ser madres, porque creen que así se librarán del condicionamiento biológico que crea discriminación. Pero no: la biología no es discriminatoria; los prejuicios asociados a ella, sí.


Este rollo viene a cuento de un par de libritos que se han publicado recientemente sobre el asunto. El primero lo firma la francesa Corinne Maier y se titula No Kid. Cuarenta buenas razones para no tener hijos (Península). Por lo que leo, parece estar en la línea de Iturbe: vamos a despojar la maternidad de las mentiras, del falso misticismo y de la lírica vulgar; vamos a decir esas cosas que hacen que los demás te crean un monstruo; ya vale de tabúes.


El otro libro es de la alemana Eva Herman y se titula El principio de Eva (Ediciones B). En él la señora Herman se descuelga con estas palabras: "No tener hijos es muy cómodo, egoísta e individualista, pero demográficamente esto puede terminar con nuestra sociedad".


No me voy a andar con rodeos: a mí esto que dice Herman me parece una repugnante estupidez. Para empezar, señora Herman, tener un hijo es un acto supremo de egoísmo: lo traes al mundo para que sea tu proyección, tu prolongación; para que herede tus ideas, tus bienes, te redima de tus frustraciones y te sirva de excusa para todo.


Y, para terminar, ¿qué sociedad es "nuestra" sociedad? ¿La suya blanca, germana, perfecta? ¿O la del resto del mundo en el que precisamente es un problema la superpoblación? En "nuestra" sociedad no hay más niños, entre otras razones, porque no les dejamos entrar. O ¿qué pasa? ¿Que no cuentan porque son negros, no son de "nuestra" sociedad y van a acabar con ella? ¿Le importaría hablar más claro, señora Herman?


Bueno, yo ya me he despachado a gusto contra la moralina rancia y barata. Ahora me gustaría, señoras y señores, leer su opinión.


La foto la he cogido de http://www.lacasagiratoria.com/


26 comentarios:

Iñaki Murua dijo...

Como padre (buah, qué fuerte me resulta leerlo ;-) ) no creo que tener hijos sea un acto de egoísmo Noe.
Más bien recuerdo un verso en euskera
Izan zirelako, gera
izan geralako, izango dira
, que puede que sea de Xabier Lete y Lurdes Iriondo, según esta antigua imagen que he encontrado en la Red.

(Porque fueron somos / porque hemos sido, serán)

Noemí Pastor dijo...

Sinceramente no creo que lo sea en todos los casos, pero sí lo veo claramente en muchos. También quiero provocar un poquitín, ya sabes, para darle gracia a esto.
Todo un hallazgo el cartel de Caja Laboral. Qué fuerrrlte, qué fuerrrlte. Da para varias tesis de antropología. Un besín.

goroka dijo...

Estoy muy de acuerdo contigo en una cosa:no tener hijos no constituye ningún acto de egoísmo sino más bien lo contrario;ahora bien,yo tengo un vikingo maravilloso de 5 añitos y lo que más deseo en esta vida ,le quiero bien,es que no se parezca en nada a mí,o sea,de prolongación y proyección...yo personalmente nada.Un besiño!

perem1 dijo...

Uffff..... primero la araña te da la bienvenida al entrar en el blog. En este punto si te doy la razón, "el bichejo es feo".

Luego sigo leyendo hasta llegar a la parte final donde te "desmelenas":

"tener un hijo es un acto supremo de egoísmo: lo traes al mundo para que sea tu proyección, tu prolongación; para que herede tus ideas, tus bienes, te redima de tus frustraciones y te sirva de excusa para todo."

ufff en nada de acuerdo, pero es que en nada, no se si esta será la idea general, pero para nada coincido en lo que dices. Creo que es la segunda vez que discrepo de tus opiniones, creo recordar que la 1 fue al respecto de Mocedades... pero eso es otro tema.. ja, ja..

Con respecto al tema final donde tocas el tema de la "sociedad" , creo que tendré que volverlo a leer y analizar, pues no he acabado de pillar el significado... prometo leerlo con mas detenimiento.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Alberto Q.
www.lacoctelera.com/traslaspuertas

Yo no me atrevo a aventurar qué postura es egoista y cuál no. Solo creo que hay que respetar a quien quiera vivir su vida sin descendencia y al que opte por lo contrario, sin más. Hoy en día parece que quien no los tiene está "peor visto" a ciertas edades (en mi opinión).

Saludos, buen post.

39escalones dijo...

Buen post... Creo que ambas vertientes de opinión son aceptables porque son imposibles de juzgar en abstracto, dependen mucho de las circunstancias de cada cual. En cada momento cualquiera de las dos puede resultar razonable. A mí tu postura me parece comprensible, al menos tanto como la otra.
Pero ya se sabe, "araña no hay más que una..."
Por cierto, ¿para cuándo el debate sobre Mocedades?

Anónimo dijo...

Me estreno en tu blog que me tiene enganchada a la vez que impactada hace ya algunas semanas, desde la fotografia de tu perfil (ahh...¿como serás?....) hasta tú última entrada. Mujer independiente, madre de 3 hijas, a las que adoro y decidí tener y cuando hacerlo, estoy bastante de acuerdo con tu opinión, desde un punto mas "inconsciente". Quiero decir que no creo que sea algo que tengamos previsto pero si de alguna manera innato, "queremos mejorarnos" y por ello sentimos cierto nivel de fustración (entre comillas eh?? entender...) cuando vemos algunas actitudes en ellos que no nos gustan. Uff!! Esto si da para un buen debate, eh? ja,ja
Ahora, eso sí, cuidado con los juicios... Ambas pueden ser egoistas o un acto tremendo de generosidad, según circunstancias y parametros personales.
En cuanto a la ultima parte, mas de acuerdo todavía!! efectivamente si no tenemos mas niños es porque no los dejamos entrar! El problema para muchos es que luego crecen... y ya no son tan monos...
Zorionak por esta blog estupenda Noemí!! Sí, ya se ve a lo largo de todos los rincones, que te gusta provocar... je,je. Agur bero bat. R.

Benjuí dijo...

A mi me parece que somos madres porque somos las hembras de una especie animal determinada, y que todo lo demás es mitología.

Noemí Pastor dijo...

Hola, Goroka, esta Herman Monster ha llamado egoísta a Ratzinger y a Teresa de Calcuta, pues, que yo sepa, no tienen descendencia.
Perem, encantada de discrepar contigo: la araña es preciosa. Te explico lo otro: esta señora no ve más allá de sus narices y lo único que le preocupa es que las señoras blancas, rubias y estupendas como ella no tengan hijos porque así desaparecerá su preciadísima raza aria. Sólo piede ser eso, porque las demás razas se reproducen bien, que yo sepa.
Alberto, por supuesto que todas las posturas son válidas y repetables, menos la de insultar a quienes no optan por la tuya, que es lo que hace esta tipa.
Escalones, repito que lo único que no vale es el insulto. Y sobre Mocedades prometo un post enterito para (es una frase que detesto) "abrir el debate". ¡Puaghh!
Querida Anónima R., bienvenida. Hay fotos mías, verdaderas, no rebequianas, por ahí. Rebusca un poco, anda. Estoy contigo en que el deseo de dejar cierta huella en el mundo puede ser inseparable de lo humano. Y veo que me has captado que me gusta chinchar, como decíamos en mi barrio. Vuelve. Un beso.
Benjuí, suscribo lo tuyo y añado que mitología es igual a mentira y meto en el saco el instinto, el reloj biológico y demás zarandajas.

Helua dijo...

Oye Noemi, yo soy madre, y creo q, el haber traido al mundo a mi hija y todo lo q ha venido después, es, seguro, el acto menos egoista de mi vida.

Noemí Pastor dijo...

No lo dudo, Helua. Sencillamente me pregunto: ¿por quién hacemos todo eso?, ¿por qué?, ¿en nombre de qué?, ¿es un monstruo quien no lo hace? A una persona que no tiene hijos se le pregunta a veces por qué es así. Yo nunca he oído preguntar a nadie por qué sí tiene hijos. Parece como si la primera persona debiera dar explicaciones por su conducta "desviada". Un abrazo.

peke dijo...

En muchos casos la gente tiene hijos porque es lo normal, lo que hace todo el mundo desde que el mundo es mundo. Cuando no los tienes (es mi caso) estás haciendo (o no haciendo) algo que sería lo normal. Alguna vez (no muchas, porque es una verdadera impertinencia) me han preguntado por que no tengo hijos y alguna vez tengo contestado ¿y tú?, ¿por qué los tienes?

Noemí Pastor dijo...

Buena respuesta, Peke. De acuerdo en que es una pregunta impertinente que se merece una respuesta impertinente del tipo: ¿a ti qué coño te importa?

sinseso dijo...

jajaja
que rabiosa, noemí.
¿no te gustan los niños?
¿o te carga mucho esa mujer que citas?

mira, yo tengo dos hijos y nunca me ha extrañado que haya quienes no quieren tenerlos.

lo que me extraña es cuando la gente no puede tenerlos y se vuelve media loka con tratamientos de fertilidad.

en fin, tampoco creo que tenerlos sea egoismo, al contrario, vieras la generosidad que exige el cargo...

Möbius el Crononauta dijo...

El tema de la maternidad me toca tan de cerca como la física cuántica. Personalmente no soy partidario, pero ya decía James Bond "no digas de este Martini no beberé".

La verdad es que me ha gustado la escultura. Podrían poner al lado otra de la reina alien poniendo huevos xD

malvisto dijo...

Además que es una completa tonteria añadirle moralidad a un acto biológico. Fuera de eso, que ya basta de casquivanos, y gazmoños. En la base de todo, absolutamente todo se encuentra el acto de gestación, propio de la madre. ¿No se dice acaso: tuve una idea, la idea nació.....? Es más; me despacho contra la idea de la familia, la paternidad, y de que los niños sean ingenuos y unos ángeles. No, son listos, y bastante malosos. (Que esa señora alemana venga a la barriada, donde a las 12 de la noche se escucha a niños de cuatros años aullando). No, hombre, nacer es otro acto biológico. Lo que no quiere decir, sólo un acto biológico, pero no deja de ser un acto biológico por el sólo hecho de decir: individualismoa, extinción, masacre.... Nos da duro la continuidad de los simios, o los paramecios.

Y la araña, qué pasada: y me parece la imagen más adecuada para tu post.

Alorza dijo...

Simplemente, de acuerdo contigo.

¿Cómo era la canción de Serrat?

"cargan con nuestros dioses
y nuestro idioma,
con nuestros rencores
y nuestro porvenir..."

Fernando dijo...

Es cierto que tener hijos es la guerra; pero no todas las guerras han sido como la de Irak.
Haciendo de sintetizador pejiguero, diría que la mater/paternidad tiene dos vertientes: la egoísta, como tú mencionas, de prolongación, proyección de uno mismo; y la de creación, la de intentar retrasar un poco más el Apocalipsis tratando de aportar a la Humanidad algún sujeto de valía.
Sin duda, nada de ñoñerías: no es hermoso; lo es sólo a ratos; normalmente es difícil y muy, muy duro.

Lucía dijo...

Estoy de acuerdo contigo en que no tener hijos está mal visto, sobre todo si estás casada. Más de una vez me han mirado como un bicho raro cuando contesto que no tengo hijos, que no he sentido esa necesidad o ese arrebato, me da la impresión de que la gente no lo entiende y que para ellos sería mucho más razonable y lógico que no los tuviese porque estoy enferma o porque me es imposible.
En fin, me quedo con el comentario de Peke y la próxima vez contestaré lo que ella contesta.

Besos.

Kaplan dijo...

subsanado el error del meme, disculpas sentidas. por otro lado, yo, que tengo una niña de 7 años, siempre deseé ser padre, pero ésa es una cuestión mía y de nadie más; quiero decir que cada uno tiene sus motivos para tener o no tener hijos, y el egoísmo no tiene por qué ser uno de ellos (ni en un sentido ni en el otro). saludos bien llovidos desde ithaca.

Agatha Blue* dijo...

Que te voy a decir...

Bueno, en primer lugar, darte la razon respecto a que tener un hijo esconde detrás de lo que se vé, algo de egoismo.

Es cierto, se hace por uno mismo. Por todo lo que has dicho y por la satisfaccion de tenerlo... sin mas.

Ahora te digo lo que me sugiere todo esto de la maternidad.

Durante un tiempo he deseado tanto ser madre que me ha dolido el alma entera y el cuerpo de pura ansiedad.

De momento no ha podido ser, y se ve que tendré que esperar para gozar de alegría con un bebé prendido de mi pezón.

A veces, cuando deseas mucho algo y no llega o tarda excesivamente en cumplirse, ese deseo por grande que sea, termina viniendose abajo.

Ahora, despues de pasar una larga temporada en la que esquivaba a niños, parejas pletóricas que recien estrenaban su paternidad y tenía que hacer verdaderos esfuerzos por no llorar al ver un carrito de bebé, empiezo a plantearme que mi vida sin hijos va a ser mucho mejor.

Para empezar, no tengo tiempo ni para mi misma. Siempre voy de acá para allá como las locas y un garbanzo en un carrito no es lo mas ideal para agendas apretadas.

No se si es que se me han pasado las ganas o que yo misma las he mandado a hacer puñetas de puro desespero.

En serio. Se pasa mal cuando este sentimiento que nace de muy adentro, te rasga hasta las entrañas cuando no se puede cumplir. A B. se lo intenté explicar, pareció comprenderlo, pero pienso que no llegó a entenderlo del todo.

Sigo llorando con los carritos. Pero esto es ya por que soy una pava del quince.

Agatha Blue*
(perdona lo mucho que me he extendido.... :S)

Noemí Pastor dijo...

Hola, Sinseso. A mí me gustan los niños; a los que no soporto son a los papás y a las mamás ;-)
Moebius, desde ahora la Reina Alien será mi interpretación favorita de la maternidad. Te juro que la araña es diviiiina.
Malvi, se añade moralidad a un acto biológico para tenerlo bajo control.
Alorza, Serrat es más heavy que yo, pero como lo dice cantando suavito...
Fer, pues fíjate que yo sí creo que es hermoso, pero con la belleza, por ejemplo, de una tormenta, no de una flor.
Sí, Lucía, lo que te digo, que te obligan a dar explicaciones, cuando no las debes. A nadie.
Kaplan, comparto tu postura. Sólo que, como la señora alemana llamaba egoístas a ciertas personas, yo he querido devolverle el epíteto a ella.
Agatha, bonita, tú puedes extenderte aquí todo lo que quieras. Faltaría más. Estás en tu blog. Un abrazo.

sinseso dijo...

jajajaja
vale, entendí el punto

de pan, un cacho dijo...

a mí el cartel me produce un poquito de miedo... o al menos una gran inquietud. Alguien pegado a tus espaldas como una lapa o tú pegado a las espaldas de alguien. ¡Horror!
No tengo hijos y, dirán que por eso, opino casi como tú.
Si no fuera un acto de narcisismo agudo, no haría falta tenerlos: bastaría con adoptar alguno de los muchos que en el mundo necesitan alguien que los quiera y los cuide.

Noemí Pastor dijo...

Hola, Caco. Me has hecho acordarme de una canción de Def Con Dos que decía: "Basta de nacimientos. Vasectomía solidaria por decreto." Un beso.

anton dijo...

Yo cuido a mi Mamá:-)
oghqud

Musususus