domingo, 4 de febrero de 2007

Mi primer post. Qué ilu

Tanto tiempo pensando en un blog y no tenía título. Y de repente tengo que pensar y digo pues voy a ponerle el título de una novela que me guste y empiezo a darle vueltas: que si conversación en la catedral, que si el desbarrancadero... Y al final me decido por boquitas pintadas, que es frivolón, simpático, un poco enigmático y como de chica.

Decidido el título, le quiero poner la misma dirección y, al comprobar la disponibilidad, veo que ya está cogida, que ya hay otro blog con ese mismo nombre y esa misma dirección. Voy a verlo y resulta que es un blog un poco fantasmal, con una sola entrada y un comentario. Me da rabia tener que renunciar a mi dirección por culpa de un blog fantasma, y lo mismo le ha ocurrido a tatito. Con lo chulo que es el título, y he tenido que añadirle "np", que son mis iniciales, al final.

Aprovecho para echar la bronca a quien haya malgastado un título tan bonito para un blog que se ha quedado en nada y me prometo a mi misma (sin que nadie me oiga ni se entere por si rompo la promesa algún día) que a mi querido blog que hoy nace no le sucederá lo mismo.

Y sigo echándole la bronca a quien corresponda, por hacerle un feo tan feo al pobre Manuel Puig, que se merece un poco de respeto, ¿no?

Querido Manuel Puig que estás en los cielos de los novelistas incomprendidos. A ti encomiendo mi blog y espero que no te deshonre.


Technorati tags |

4 comentarios:

Julen dijo...

Pues lo seguiremos para aprender un poco -o un mucho- de lo que vayas escribiendo.
Un saludo,
Julen

Noemí Pastor dijo...

Je t'en remercie de tout mon coeur. Et, tu sais, je t'adore.

Fernando dijo...

¡Qué bien, qué bien! Otro juguete pa comentar y todo eso.
Venga, más de gustos vulgares y maldades.
Bienvenida, Noe.

Noemí Pastor dijo...

Gracias, Fer. Me faltan tablas. A ver si me ruedo un poco y nos divertimos todas. Un beso.