viernes, 28 de mayo de 2010

Siete rarezas


que me propuso mi prima Jo allá por la pasada década. Hay que contar siete rarezas y me temo que voy a repetir cositas que ya conté en el meme de las diez cosas que no hago, pero qué le voy a hacer, tengo mis límites y tampoco me apetece contarlo todo.

Se lo dedico, con todo mi cariño, a El hombre elefante, que ese sí que era raro, raro, raro. Y, por supuesto, que lo siga quien quiera.

1- Me gusta leer vidas de santas y santos, me encanta el arte religioso, sobre todo el popular (la imaginería, vamos) y me trago todas las procesiones semanasanteras que puedo. A mí esto no me parece tan raro, pero cuando lo cuento, la gente alucina, así que he acabado por pensar que quizás sí lo es.

2- Adoro la tele, lo cual, según algunas mentecatas, es incompatible con la intelectualidad. No creo que, por defecto, un libro sea siempre mejor que un producto televisivo. Hay libros que son una mierda.
3- No bebo alcohol. No sé nada, pero lo que se dice nada nada, ni puta idea, vamos, de vinos. Tampoco fumo, pero eso no es tan raro. Lo de no beber, en cambio, te convierte automáticamente en marciana en ciertos ambientes. No siempre fui así; he conocido épocas mejores: fumaba y bebía, pero lo dejé.
4- No sé cocinar. Si me pedís una receta, como mucho os daré la del café con leche. Pero me encanta comer. Menos mal que tengo ese rasgo de bilbainita.
5- Me gusta que llueva. Me cabreo con la gente que vive aquí, a orillas del Cantábrico, y se queja continuamente del mal tiempo. ¡Por el amor de Dios! Aquí no ha hecho buen tiempo NUNCA. La culpa de esto la tiene la globalización y el Bilmanbús: con tanto viaje a Alicante se creen que tenemos derecho al clima mediterráneo. ¿Y esa tontería de "si hace malo, no puedes hacer nada"? Jesus, Maria ta Jose! Me habría pasado la vida paralizada.

6- No leo novedades editoriales. Salvo las de un puñadito de autoras y autores que sé que no me van a defraudar. También huyo conscientemente de los best-sellers, para no tener que opinar sobre ellos.

7- Detesto las bolsas de plástico. Me producen un profundo disgusto estético. De verdad que afean el mundo. Mandaría a la cárcel a la gente que las tira por cualquier lado. Sin olvidar lo ecológico, claro.

Technorati tags

26 comentarios:

Jo Grass dijo...

Primi, sí que hace décadas, jajaja Bueno yo si bebo vino ( resto de alcohol 0) y me gusta cocinar. Leo y veo de todo.
No entiendo bien a la gente que vive por allá arriba y se queja del tiempo, jajaja Cuando era pequeña nos dejaban salir al patio cuando llovía para mojarnos, tal era la rareza por esas tierras. Ahora cae granizo en pleno mes de mayo. Me temo que la naturaleza está hasta la napia de que la tratemos mal y nos quejemos de ella.

Besitos y buen finde

Noemí Pastor dijo...

Más vale tarde, ¿no, primi?
Qué diferente es nuestra relación con la lluvia. Y va a ser verdad lo del cambio climático de las narices: aunque no somos tan ancianas, ya hemos podido comprobar cómo ha cambiado desde nuestra niñez.
Besos.

calamarin dijo...

oye me encanta este meme y he decidido que lo voy a continuar en mi blog la semana que viene donde escribiré mis 7 rarezas (me sera difícil reducirlo solo en siete) De las tuyas decirte que a mi también me encanta la imaginería religiosa y las procesiones de semana santa, y no soy católico...

HLO dijo...

Lo mío empezaría así:
1. Odio el deporte. Cualquiera de sus formas, variedades y subespecies.
2. No me gustan los helados ni la cerveza, pero sí las acelgas y el brécol.
3. Adoro ducharme: no puedo pasar día sin meterme bajo la alcachofa. Lo que me ha alejado siempre del gremio de periodistas de guerra, por ejemplo.
4. A los 13 años había leído a Ramón Gómez de la Serna, Ortega y Gasset y la Rosalía de Castro novelista (tela).
5. No soporto las peluquerías y no sólo por la revistas del corazón (casi que son lo mejor).
6. No me bronceo: me gusto blanca como la carne de pollo a los treinta segundos de caer en la sartén (la metáfora es de Antonio Soler).
7. (La dejo para mi biografía no autorizada)

kweilan dijo...

Me ha parecido muy divertido. A ver si me animo y lo continuo en mi blog. En alguno de las rarezas coincidimos, en la que más, que no me gustan los best-sellers. Buen fin de semana aunque llueva!

Perem dijo...

Ufff, si que parece algo raro eso del primer punto. No te hacía yo leyendo las vivencias que cuentas.

Ya somos dos que somos raros y nos gusta que llueva.

Ya somos dos que el tema de la cocina como que no.

Bien por lo de no fumar aunque ya dijiste en su momento que no siempre había sido así.

Saludos.

kanif dijo...

Pues cuando la conocí me pareció muy normal...

EvitaBlu dijo...

¡Me apunto!

Kaplan dijo...

Me lo pido!

peke dijo...

Aunque me considero muy normalita, me doy cuenta de que soy para los demás algo rarita. Pensaré en siete rarezas confesables.

Io dijo...

Acabo de recibir el texto que pegaré más abajo.
Me uno a la acción que propone.

Quizás alguno de los visitantes de este blog, la considere oportuna.

Invito a considerar la propuesta que hace ese escrito. Es una forma de protesta sencilla, pacífica y al alcance de muchas personas.

Saludos.

----
Todos somos todos, pero parece que en tiempos de crisis TODOS somos los de siempre: los trabajadores.


Yo soy funcionaria, mi marido no.
El año pasado, 2009, hubo reajustes en su empresa. A él le bajaron el sueldo, tuvo suerte. Muchos de sus compañeros ya no se levantan a las siete para ir a trabajar.
Este año me bajarán el sueldo a mí. Es lógico, no me opongo. La cosa está muy malita.
A lo que me opongo es a que nos despidan, o nos congelen o nos bajen los sueldos y pensiones siempre a los mismos, los currantes.
Los políticos en activo o retirados, las grandes fortunas, los pobrecitos futbolistas o artistas que desvían sus millones a paraísos fiscales… a esos no los toquemos, pobres. Y tantos otros chupópteros que se no me caben en el mail. Y si los políticos deciden bajarse el sueldo, no nos preocupemos, encontrarán la manera de compensarlo a base de dietas o desplazamientos.
Mi marido y yo no, tú tampoco, pero ellos sí.

Y los sindicatos… ¿qué podemos decir de los sindicatos…? ejem… Si los dejamos nos llevarán a la huelga general, que es justo lo que necesitamos: que nos quiten parte del sueldo el mes que viene, con lo sobraditos que vamos.

Yo no voy a ir a ninguna huelga. Mi marido tampoco. Necesitamos hasta el último céntimo cada mes, porque mis hijos tienen el feo vicio de comer tres veces al día, y al banco, ¡qué curioso! le da igual lo nuestro y quiere cobrar la hipoteca cada día 1. Seguro que tú también tienes lo tuyo. ¿Te suena?

Vamos a hacernos oír de otra manera. Vamos a hacer entender a nuestros dirigentes que queremos salir de la crisis, que vamos a arrimar el hombro, pero TODOS. Vamos a pedirles que busquen la manera de rebajar el gasto inútil y de cobrarles más impuestos a los pobrecitos ricos, de eliminar los privilegios de esos pocos que no trabajan ocho horas al día, ¡ay ocho! SI NO TRABAJAN...

Vamos a ver si saben contar cuántos españoles queremos salir de la crisis ENTRE TODOS.

LA SEMANA DEL 31 DE MAYO AL 6 DE JUNIO ENVÍA UN SOBRE BLANCO, sin nada dentro, vacío, como nuestros bolsillos.
Dirección: Sr. Presidente del Gobierno
Complejo de la Moncloa, Avda. Puerta de Hierro, s/n.
28071 Madrid (España)
Remite: todosSOMOStodos


Ya veréis como lo entienden.
No te costará gran cosa, apenas unos céntimos en un sello y unos minutos para comprarlo. Es necesario que sea algo material, que se amontonen las sacas de cartas en blanco, que salga en los telediarios.

Esta carta llegará a todos los partidos políticos y, por supuesto, a Moncloa. No hay ningún partido político detrás de esto, no hay página web, no hay nada más que un montón de ciudadanos que no quieren ir a la huelga, porque no pueden perder más dinero, pero quieren que se sepa que NO ESTAMOS DE ACUERDO CON PAGAR EL PATO NOSOTROS SOLOS.


Si quieres, PÁSALO. Si decides reenviar este correo, no pongas las direcciones en “para”, ponlas en “CCO”. A nadie le interesa quiénes son tus amigos y cuáles son sus direcciones.

Noemí Pastor dijo...

CALAMARIN, amore, el siete es número mágico y orientativo. Además, sólo hay que poner las que no te importa que sean públicas.

HLO, ¿y eso es sólo el comienzo? ¡Madre mía! ¡¡¡No te gustan los helados!!!!!! Eso sí que es una rareza de diez puntos.

KWEILAN, me he expresado mal: no es que no me gusten los best-sellers, es que no me gusta que monopolicen las conversaciones, como si no hubiera más que leer, y que me pregunten por ellos; así que no los leo y se acabó la charla.

Noemí Pastor dijo...

PEREM, la hagiografía es más divertida de lo que parece, si se lee con cierto retorcido sentido del humor. Y los curas vascos escribían en un vascuence muy bonito. Que llueva, que llueva...

KANIF, define normalidad. Un besito.

EVITA BLU y KAPLAN, deseando estoy leer sus excelsas rarezas.

PEKE, claro, confesables. Aunque las inconfesables son las que más apetece leer. Bicos.

Noemí Pastor dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
DanteBertini dijo...

no se si me dan ganas de seguirlo pero si de decirte que compartimos algunos:
el amor por el "mal" tiempo; pas d'alcool et cigarettes pour moi aussi;no podría vivir sin tele y cocinar me resulta molesto. Tampoco leo novedades. Lo más parecido a lo de la semana santa es mi afición por los eventos como Eurovisión, el Oscar, etc

Mònica Pagès dijo...

Qué buena idea la de este meme!! A ver si pillo un momento de paz y puedo seguirlo.
Besos.

Julián dijo...

''No creo que, por defecto, un libro sea siempre mejor que un producto televisivo. Hay libros que son una mierda.''

Te escribo fundamentálmente por esa frase tuya, con la que estoy totálmente de acuerdo. Aparte comparto algún (mal) gusto tuyo: Me ha interesado leer algunas vidas de santos, sobretodo para buscar y rebuscar biografías que se salgan de lo corriente, y es que lo peor que le pueden hacer a un santo es hacerle santo, todos acaban iguales, se pierden los rasgos particulares.

Me encanta que llueva, además es algo muy de Bilbao, y yo soy de Bilbao, la hostia.

No leo novedades editoriales. De hecho leo menos de lo que quisiera, mucho menos, y la mayoría son libros viejos, viejas glorias quiero decir, me gusta rastrear influencias históricas, raro que es uno.

Eso sí, la tele no la veo (aunque no desprestigio a la tele ni al cine en favor del libro) salvo para ver películas, practicamente. El alcohol que no me lo quiten nunca, ni el fumeque ilegal y esas cosas de vez en cuando. Un saludo.

39escalones dijo...

Concidimos en más de tres y menos de cinco...
Besos.

Noemí Pastor dijo...

DANTE, a mí también me gustan los eventos donde se ven vestiditos curiosos, como las bodas reales.

ESCALONES, pues no es mala coincidencia.

JULIÁN, tengo por ahí en preparación un meme sobre placeres culpables: you know, esas cosas que te encanta hacer, aunque sabes que no son ejemplares.

MÓNICA, es un meme tan simple, que no necesitas ni paz para seguirlo.

Fernando dijo...

No defraudan.
Por cierto, ¿tienes algún truqui para mezclar la leche con el café, o sigues la receta clásica de Argiñano?

A ver si lo sigo, porque, aunque parezca mentira, lo difícil sería escoger sólo siete.

Noemí Pastor dijo...

FER, se coge café del Eroski. Se pone en la Melita. Se echa el agua. Se enciende. Cuando ya está hecho el café, se sirve en una taza, con la cantidad de leche que se quiera. Si se echa mucha leche fría, se mete un poquito al microondas. Se saca, se le pone azúcar o edulcorante y ya está. Ésta es la de Arzak.

loquemeahorro dijo...

Yo coincido con algunas, como que casi nunca leo novedades editoriales y me gusta mucho el arte religioso (las procesiones, no, ni en foto).

-Nunca he fumado
-¿nunca?
- No
(la de veces que me oía, hace años).

Ahora solo bebo cava y vino, pero en mis tiempos bebía cosas que ahora me dan miedito.

Una cosa que no sé si me hace ser rara: no me gustan las bromas, ni poco ni mucho, ni ahora ni nunca, no las entiendo, para nada, es como un gen que me falta, o algo así.

Noemí Pastor dijo...

Ya eres un pooco menos rara: a mí tampoco me gustan las bromas. Ya lo tengo un poco superado, pero en mi infancia el 28 de diciembre era una pesadilla. Detesto las bromas y creo que por detrás hay dosis de fascismo: casi siempre van contra los débiles.
Besos.

loquemeahorro dijo...

Y de sadismo, porque en definitiva consiste en disfrutar viendo cómo otra persona sufre ¿no?

Noemí Pastor dijo...

Pues sí. Fíjate que lo paso mal incluso con esos programas televisivos de cámara oculta.

Anónimo dijo...

During pregnancy you will most likely be thinking Abercrombie and Fitch of the time when you give birth. Well, there Abercrombie is the nursing period post pregnancy Abercrombie Sale that you may be thinking of as well. Cheap Abercrombie Nursing tops and bras are available Abercrombie outlet for you to purchase. These types of shirts and undergarments buy Abercrombie help make the nursing process Abercrombie clothing easier and much more efficient.Looking abercrombie & fitch ahead toward your delivery and beyond Abercrombie kids you may want to consider nursing tops as well. Regular tops Abercrombie Outerwears may be inconvenient for a nursing mother. Especially Abercrombie & Fitch Outerwears when out in public and may need more privacy, Abercrombie Hoodies nursing tops may be more effective as opposed Abercrombie & Fitch Hoodies to regular tops.Maternity clothes can also be helpful for you in the first few Abercrombie Polos months after delivery. Although wishing yourself Abercrombie & Fitch Polos back into your regular size jeans Abercrombie Shirts may give you hope but normal women probably need a Abercrombie & Fitch Shirts little time to ease themselves back into their normal jeans. In the meanwhile, Abercrombie handbags your maternity wear can help you through this transition process.Beaches Abercrombie bags are excellent places for people who want to have a good time. The usual environment in the beach is calm or fun, which is perfect for people who want to relax. The beach is an ideal place to spend the summer, or birthdays or anniversaries. Or for no reason as all.