lunes, 6 de abril de 2009

Kinsey, Grafton y las nuevas tecnologías

Ya nos dijo Grafton en Barcelona que a ella no le iban esos investigadores tipo CSI con tanto caharrito, maquinita, gafas naranjas y lucecita verde. Por eso ha decidido que a su detective Kinsey Millhone la va a encerrar en un bucle temporal que no saldrá de los años 80, de manera que seguirá llevando moneditas en el bolso para telefonear en las cabinas, porque nunca usará móvil. Tampoco utilizará nunca Internet y será para siempre una detective clásica que se ganará la vida observando y haciendo preguntas y deberá ser muy paciente con el fax.

A modo de ilustración, os adapto un fragmentito de "T de trampa" en el que Kinsey se enfrenta a las nuevas tecnologías. Dice así:

Su salón parecía la exposición de una tienda de informática. Había ocho ordenadores en marcha, conectados mediante una maraña de cables que serpenteaban. Yo había oído los términos "disquete" e "intro", pero no tenía ni idea de qué significaban.
-Deduzco que vende o repara ordenadores -le dije-.
-Un poco de cada. ¿Usted qué tiene?
-Una Smith-Corona portátil.
-Más le vale ponerse al día. Está perdiendo el tren. Llegará un día en el que los ordenadores lo harán todo.
-Me cuesta creerlo. Me parece poco probable.
-Los niños de diez años dominarán estas máquinas y usted estará a su merced.
-Es una idea deprimente.
-No diga que no se lo advertí.
Me marché pensando: "Conque niños de diez años, ¿eh? ¡Por favor! ¡Un poco de seriedad!"

Technorati tags |

17 comentarios:

Perem dijo...

Como bien dices,que se quede encerrado en ese bucle temporal de unos lejanos ya años 80. Eso si, que no salga, ya que lo de los niños de diez años ya va quedando obsoleto.

Como dice bien dice:

¡Por favor! ¡Un poco de seriedad!

Una pregunta.... eso de las moneditas en el bolso para telefonear en las cabinas, pertenece al paleolítico superior, o era al inferior?

Un saludo

Noemí Pastor dijo...

Es de un viejuno que enternece, ¿a que sí?
Son tiempos que todos hemos vivido y que a duras penas recordamos. ¿Cómo podíamos vivir sin teléfono móvil y sin Google?
Besos, Perem.

kweilan dijo...

Estoy a punto de empezarlo.Para estos días de fiesta que se aproximan.

Noemí Pastor dijo...

ESpero tu comentario, Kweilan. Feliz lectura.

Fernando dijo...

Lo de un poco de seriedad parece una interpelación del personaje a la autora. (licencia poética)

39escalones dijo...

¿Pues sabes qué? Que estoy de acuerdo con la Grafton. No me van esas investigaciones por ordenador, lucecitas, botoncitos y ADNs a chorro. ¿Alguien se imagina a Poirot jugando con los botecitos de orina de los sospechosos?

peke dijo...

A mí también me hizo gracia cuando leí el párrafo.
Yo era muy reacia a comprar ordenador; al final caí y tuve que reconocer que era comodísimo.

Julián dijo...

Siento tu perfume a través de la mampara, el aroma de los buitres que anoche desgarraron mi cama. Siento la tragedia de haberte erigido veinte sartenes al dormir, veinte almohadones de azúcar al tocarme, veinte canciones desesperadas al peinarte desnuda, desnutrida, escasamente seca... y victoriosamente muerta.

Noemí Pastor dijo...

FER, yo creo que es lo que hubiéramos exclamado todos, descreídos y recelosos, en su momento y en su lugar.

ESCALONES, a mí me gustan todos: los detectives clásicos y los modelnos tipo CSI. Procuro no perderme ningún episodio de Las Vegas. Los otros tienen unos guiones flojotes.

PEKE, resistirse es morir. No lo dudo ni un momento. Besos.

JULIÁN, vale, bien.

Lucía dijo...

Antes se decía que los niños venían con pan bajo el brazo, o algo así, ahora vienen con el wi fi ya instalado. Incluso nosotros que estamos más al día gracias al blog nos vamos a quedar rezagados si nos descuidamos.
Por cierto, ¿ya sabes que Warrick se muere y que Grissom abandona?

Un abrazo.

Möbius el Crononauta dijo...

Bien que hace. El suspense nunca debió tener móbiles de por medio.

Saludos

Julen dijo...

Entrañable. Pudiera ser que estemos estropeando algún viejo encanto de una era pretérita. Cuestión de dosis, creo. Bonito diálogo. Pero sí, los niños se lo han tragado todo.

Francisco Ortiz dijo...

No, no es de hace cien años. Muy bien traído: ¿en qué han hecho mejores los ordenadores a los niños de 10 años? Les han dado diversión, sí, pero ¿qué más? Ah, soy muy defensor de Grafton, lo admito.

Kaplan dijo...

Pues mire vd.,yo conozco una pareja que vive encerrada en el túnel del tiempo, en otro bucle temporal anterior a los 80, sin moneditas para llamar, porque no saben usar una cabina. Les presento: mis padres; que no son precisamente detectives del CSI es algo elemental, querida Noe.

Noemí Pastor dijo...

LUCÍA, las niñas y niños de hoy han nacido en la era digital y no le tienen ningún respeto. Mejor. Warrick quedó malherido en el último episodio y a Grisson ya he leído que lo sustituye Lawrence Fishburne. Mientras mantengan a los guionistas me seguirá gustando. Besos, amore.

MOEBIUS, el reto era mantenerlo con tecnología de por medio y creo que CSI es una prueba de que se puede hacer bien.

JULEN, el pretérito siempre estará ahí, con encanto o sin él. No hay manera de estropearlo porque ya es inamovible.

FRANCISCO, los ordenadores sólo son una herramienta. Como los bolis, los libros, el cine o la tele. Se pueden usar bien, mal y muy mal. Yo también adoro a Grafton. De mayor quiero ser como ella y, sobre todo, vivir en Santa Bárbara, California.

KAPLAN, amore. Mi señora madre tampoco tiene móvil, no sabe sacar dinero de un cajero automático y nunca ha montado en avión. Eso sí: programa perfectamente el vídeo para ver sus teleseries favoritas, entre las cuales no se cuenta CSI.

Besos semanasanteros.

bajoqueta dijo...

Me gusta que no se modernice, así no pierde su encanto :)

Noemí Pastor dijo...

Bajoqueta, el reto sería modernizarse sin perder encanto. Y es posible. Besos.