miércoles, 28 de enero de 2009

Una vida de película (II)

[Si no habéis leído el capítulo I, echadle un vistazo aquí.]

Estamos a finales de la década de 1930 y tenemos a Erich Maria Remarque huido a los Estados Unidos, en compañía de su esposa, Ilsa Jeanne Zamboui. Con Zamboui se casó Remarque en 1923, se divorció en 1930, se volvió a casar en 1937 y se volvió a divorciar en 1957. Esto sí que es hollywoodiano y elizabethtayloriano.

Un año después, en 1958, se casó con Paulette Goddard y dicen también que mantuvo breves romances con otras dos ilustres europeas emigradas: Greta Garbo y Marlene Dietrich. No tenía mal gusto el condenado, no.

Mientras se casaba, se descasaba y se enamoriscaba, Remarque se nacionalizó estadounidense y siguió publicando novelas, algunas de las cuales llegaron también a las pantallas; por ejemplo, Tres camaradas, Arco de triunfo y Tiempo de vivir, tiempo de morir, que se transformó en Tiempo de amar, tiempo de morir. En esta última hace Remarque un cameo. También escribió el guión de El último acto, una película de Georg Wilhelm Pabst sobre los últimos días de Adolf Hitler.

En 1963 publicó su última novela, La noche de Lisboa, que es la que tengo que leer este curso en la escuela. Dice la crítica que es una obra literariamente superior a las anteriores. De momento, sólo puedo decir que tiene un estilo sencillo y emotivo, muy de agradecer para quienes no dominamos la lengua de Merkel.

Para 1948 ya había regresado Remarque a Europa, concretamente a Suiza. Allí permaneció hasta su muerte en 1970. Está enterrado en Ronco, Ticino, junto a la magnífica Goddard, quien dejó en su testamento veinte millones de dólares a la Universidad de Nueva York, para que fundara un Instituto de Estudios Europeos, llamado, por supuesto, Erich Maria Remarque.


Technorati tags |

24 comentarios:

Lula Towanda dijo...

No se lo paso mal, no y hasta dejó fortuna además de sus libros.
Que te sea fácil la lectura.

Noemí Pastor dijo...

Sí, Lula, puede decirse que tuvo una buena vida y nos dejó un buen recuerdo.

Mita dijo...

Se nota que has disfrutado con todo esto, Noemí.
Besos

Q dijo...

Ahora comprendo por que me siento un fracasado ;-)

Lucía dijo...

Pues no está nada mal, desde luego si se compara con mi vida es totalmente alucinante.
Me gustó el detalle de Goddard de dejar todo ese dinero para el Instituto de Estudios Europeos, con el nombre del hombre que amaba. Muy romántico.
Un abrazo.

Q dijo...

Tú sí que has triunfado!, cariño.

Bicos

Helua dijo...

me han gustado mucho tus comentarios sobre este escritor.. gracias guapa!!

39escalones dijo...

Incluso la Garbo y la Dietrich decidieron mandarle a paseo y montárselo ellas solitas...
Ay, Paulette siempre será Paulette.

Fernando dijo...

Muy aburrido, sí señora. Así cualquiera hace buenas novelas; no como otros, que con nuestra intensísima vida no tenemos tiempo para escribir algo decente.

Pablo dijo...

Ayyyy!!! madre.
Me acabas de recordar una película, que tenia practicamente olvidada."Tiempo de amar, tiempo de morir". Tengo que verla pero yaaaa.
Gracias Noemi, muchas gracias.
Sabes que de principo la iba a rodar Rock Hudson, que era el actor fetiche de Douglas Sirk.
BESOOOSSSSSSSSS MIIIIIIIL!!!
http://pablocine.blogia.com

Mustafa Şenalp dijo...

Çok güzel site. :)

almanaque dijo...

También yo recuerdo "Tiempo de amar...". Hubo un Sin novedad en el frente de la guerra española: "Cuerpo a tierra", de Ricardo Fdez. de la Reguera. La leí en la colección Reno, de adolescente.

Fernando dijo...

Dice Mustafa que es un sitio muy hermoso. ¿Qué les das, Noe?

peke dijo...

No conocía a este señor, la verdad. Sí que fue intensa su vida.

Sr Q dijo...

Madre mía, que inculto me siento que no conozco a nadie...

calamarin dijo...

Sr Q, a mi me pasa lo mismo, el nivel de Noemi es very very tall... Por eso la sigo, siempre aprenderé algo.

Pablo dijo...

dios mio que poco he leido

Pablo dijo...

contigo me siento un enano

Noemí Pastor dijo...

MITA, claro, el conocimiento es placer.

Q, te comprendo perfectamente. Comparadas con las de este señor, nuestras vidas son ... No lo escribo. Y conocía el negocio de Boquitas pintadas, pero ahora está creciendo mucho. Parece que les va bien. Me alegro. Espero que inviten si me paso por BA.

LUCÍA, tampoco habría estado mal el Instituto Paulette Goddard.

HELUA, gracias. Eso pretendía, que gustara.

ESCALONES, sí, pero pocos y pocas las tienen en su currículum.

FER, es eso, claro. ¿Quién quiere escribir, cuando puede vivir?

PABLO, no lo sabía. Gracias. Cuando la veas, la comentas, por fa.

MUSTAFA, muy amable, caballero.

ALMANAQUE, lo tuyo sí que es erudición, hijo. No conozco la novela ni al autor.

FER, gracias por la traducción. No sé. Siempre he resultado irresistible a los señores con jersey rojo.

PEKE, por eso la he puesto, para diversión general.

SEÑOR Q, eso de sentirse inculto es bueno: estimula. Y sé de lo que hablo.

CALAMARIN, mi high level es perfectamente alcanzable con quince minutillos de wikipedia.

Noemí Pastor dijo...

Pablo, no te lo creerás, pero, contra la opinión generalizada, YO LEO POCO. Sobre todo, despacio. Algún día tendré que escribir sobre esto.

Perem dijo...

No esta nada mal, nada..... prefiero no entrar en comparaciones, pq creo que iba a perder.......

Un saludo.

Noemí Pastor dijo...

Perem, corasón, aquí no pierde nadie, porque no competimos. Beso.

Alí Reyes H. dijo...

Dices que hubo un tiempo en que no veías televisión, pero sabes de películas como la que más...Dígame si hubieses visto...

Muy bueno lo de maría Remarke.

Es grato leer comentarios breves y resumidos de quien sabe de cine

Noemí Pastor dijo...

Hola, Alí Reyes H. Es cierto, no veía televisión, pero iba muy a menudo al cine. En ciertas épocas veía TODO lo que se estrenaba y reponía en las salas que tenía cerca de casa. Saludos transoceánicos.