lunes, 19 de noviembre de 2007

Hombres por la igualdad (1)


El otro día me acerqué al Gran Hotel Puente Colgante de Portugalete porque ofrecía una charla Ritxar Bacete, del grupo de Hombres por la igualdad de Vitoria, y oí varias cosas novedosas.

Por ejemplo, yo ya sabía que el machismo mataba mujeres: sólo en España este año más de 60 han sido asesinadas por sus parejas o ex parejas. El otro día en Portugalete descubrí que el machismo también mata hombres, pues el modelo de masculinidad imperante acorta la esperanza de vida de los varones. Así es, amigos, el 80% de los accidentes de tráfico los provocan varones en fines de semana, por culpa de ese modelo de hombre prestigiado, por ejemplo, por dos recientes premios Príncipe de Asturias (Alonso y Schumacher), y asociado a la velocidad.

El 80% de los fallecidos en España en 2001 por consumo de drogas eran hombres y no es necesario extendernos sobre cómo el mayor consumo de alcohol y tabaco ha dañado a nuestra población masculina. También los varones se suicidan más, porque no piden ayuda, no hablan de sus problemas y han aprendido a resolverlos con violencia. Por esta misma razón son también más numerosos entre las víctimas de asesinatos.

Bacete quiso hacernos reflexionar sobre este modelo hegemónico y dañino de masculinidad para hacernos ver que la igualdad también es liberadora para los hombres, que viviendo en igualdad ganarán mucho en calidad de vida y relaciones humanas.

Propone también un compromiso basado en cinco ejes, que expondremos en un segundo capítulo.

Technorati tags |

10 comentarios:

atónito dijo...

PoZí hija; Aún queda mucho por cambiar, aunque las "nuevas generaciones", parece que van más mentalizadas.

Los demás, nos hemos comido un buen "marrón" entre la educación que recibimos y el mundo que después nos hemos encontrado, por otro lado, lleno de posibilidades impensables.
Chapeau ¡ por Vosotras, ya era hora, pero para volar siempre hacen falta dos alas, sino es Ala Delta:)

Lo de las drogas, suicidos y accidentes, Bfff. En eso la testosterona no engaña.
Lo que ocurre es que "Vosotras" parece que nos queréis Hombres, muy hombres y no de otra forma, y por eso, a veces no podemos ni llorar, aunque queramos.

No Nos Han Enseñado ¡¡

Algunas ya se dan cuenta de que tenemos un corazón muy parecido, menos inteligencia emocional y lo pasamos algo peor; en general. Tampoco sabemos hablar mucho, sobre los sentimientos. Fíjate que pienso que la red está ayudando a cambiar todo esto, ¿verdad?.

Además, no renovamos la sangre cada Luna, Vampíricas:-)

Cuidarse
Un Beso

Siento el rollo, pero me alegra que hayas hablado de esto.

Javi V dijo...

Pido perdón por venir con mi pesimismo a cuestas, pero me temo que el machismo es como el virus de la gripe: cada temporada muta y sigue causando estragos.
Tengo cerca chavales/as de veinte años y me parecen tan machistas como los de hace medio siglo. Hablo de ellos y, tristemente, también de ellas.
Creo que han conseguido hacer tragar que caminamos hacia el igualitarismo sólo porque las chicas también piden baile (o lo que sea), porque cuentan chistes verdes y porque hay un par de anuncios que presentan hombres-objeto.
Que la última campaña de Emakunde y Eudel para frenar los malos tratos vaya dirigida a personas menores de treinta años es un pésimo síntoma.
Apoyo firmemente todas las iniciativas de hombres en favor de la igualdad, pero sé que un puñado de bienintencionados vamos a conseguir bien poco. Primero, porque seguramente tendríamos serios problemas para pasar la prueba del agodón. Segundo, porque mientras muchas mujeres sigan disculpando, amparando, jaleando o reproduciendo el modelo actual, no hay casi nada que hacer.

ALBERTO LÓPEZ dijo...

Yo creo que todo es cuestión de educación y el ambiente en el que te hayas criado. Yo por mi trabajo me muevo por todo tipo de ambientes y he de decir muy a mi pesar que efectivamente existe el machismo, pero lo peor de todo es que hay ciertas, llamemosles culturas o costumbres arraigadas de ciertas etnias o colectivos que lo ven como algo totalmente normal, desde el punto de vista del varón y mucho más lamentable desde el punto de vista de la mujer que afirmaciones tan aberrantes como decir que si mi marido me ha puesto la mano encima es porque el considera que me lo merezco y algo habré hecho para que actúe así conmigo. Tremendo, triste, pero totalmente verídico a las puertas del 2008.

Julen dijo...

Desde luego que una línea de trabajo en toda esta desagradable historia tiene que ver con modificar los modelos de masculinidad. El puto fútbol, los coches, boys don't cry, las cosas se arreglan entre hombres... buff qué horror. Yo me bajo.
Y claro, a la escuela hemos de ir. Allí hay algunas posibilidades. Pero luego hay tantas cosas imbéciles en torno a la publicidad que nos enchufan que alguien debería sonrojarse y pedir perdón públicamente. Y, siento decirlo, pero tampoco yo me veo tan optimista. Aunque más de Javi v, seguro seguro.

peke dijo...

Queda mucho camino por andar. Cuando daba clase veía comportamientos entre el alumnado dignos de peores tiempos que me sorprendían muchísimo, por aquello de que me parecía imposible que persistiesen en actitudes tan viejas. Ahora que no la doy y vivo más en un ambiente "normal" y más variado, veo que sigue existiendo machismo aunque no lo note vertido sobre mí, quizás porque soy una mujer poco convencional y ya no estoy en el circuito (como dicen ellos). Lo que si es cierto es que los hombres que me rodean, a excepción de mi marido (solo faltaría) siguen pecando de una concecpción del mundo que debería estar más que superada. En fin, veremos como avanza la cosa.

39escalones dijo...

Pues me parece que este señor está en lo cierto, pero creo que es muy difícil de erradicar porque es un resto institintivo de nuestro pasado, de la ley de la jungla, y desposeer al hombre de él vía racionalidad se me antoja complicado. Pero nuestro deber es esforzarnos porque, aun siendo difícil, se consiga.

Fernando dijo...

Creo que, siguiendo la tónica de los demás, no sólo creo que queda mucho camino, sino que los que se han tomado hasta la fecha no son más que atajos sin salida.
Mucho barniz, mucha pinturita por fuera, muchas leyes impresas y muy poco fondo.
La clave está en la educación, como dice Julen, ¿pero cómo?

malvisto dijo...

El peroblemita como siempre es la educación; creo que sabemos qué hacer, qué cambiar, qué no de se debe olvidar. Pero en cambio de hacer manos a la obra, nos quedamos der brazos cruzados. Somos estreñidos....
A mi, por ejemplo, me gustaría que me mandara una buena mujer. No me da miedo ni hacerlo ni decirlo: de hecho de las cosas que más me enervan es el típico macho cafre, soso y ordinario, que no se sabe hacer la ropa, preparar un buen plato... y aquí me detengo porque pareciese que estoy de campaña. jeje

Por otro lado: querida Noe, creo que uno viendo a la gente a los ojos se revelan muchas cosas, la mirada, los hombros, etc.. tal vez mi frase fue desafortunada: no existe algo que lea la mente; pero creo posible la lectura de los gestos. Creo que ello es netamente femenino. Sexto sentido, se diría..

atónito dijo...

Yo creo, como Javi, y perdón por volver a opinar, que tenían que cambiar aún más, Ellas que nosotros;).

Fíjate que Shakira lleva un año con Fijación Oral "Y las mujeres son las de la intuición" , y dando ejemplo, ni por esas. Lee.

En fin, una opi.

Agvr ¡

Noemí Pastor dijo...

Todas las opiniones son bienvenidas. Las repetidas también. Comprendo vuestras razones para el pesimismo, pero esas mismas razones me sirven para seguir intentándolo, sencillamente porque es de justicia y de sentido común.
Sobre qué hacer, a ver si el segundo capítulo nos da alguna pista. Seguimos charlando.