viernes, 6 de abril de 2012

Resucito en viernes santo


No espero al domingo para resucitar porque en Zinéfilaz publicamos los viernes, sean santos o laicos, qué mas da.

Tampoco esta vez me ha dado por la originalidad y os he puesto cuatro cosas sobre Ben-Hur, ese clásico navideño y semanasantero que tanto me ha hecho siempre disfrutar.

Con ello, como os digo en Zinéfilaz, quiero homenajear al péplum y a su perversidad y a Charlton Heston, ese machote que salió medio en bolas y encadenado en tantas películas.

Pues nada, gente, esperando volver próxima y regularmente a sus pantallas, he aquí mi invitación a visitar Zinéfilaz y gozar un rato.

Os beso. Muac.

14 comentarios:

Peke dijo...

Benvida. Bienvenida. Bicos.

39escalones dijo...

Visto. A mí me pasa algo parecido; en cuanto detecto Ben-Hur (reconozco que hay veces que, directamente, paso de encender la tele precisamente para no sentarme a verla), me pongo delante de la pantalla hasta que termina. La versión muda también es excelente, con un Novarro que, sí, en efecto, da para escribir mucho (bueno, y Valentino y Antonio Moreno, sus "competidores" de entonces).
Sobre los chascarrillos: lo del especialista muerto, que yo sepa, es cierto. Y es algo relativamente frecuente: ocurre también en "Misión de audaces", de John Ford. Un especialista se rompió el cuello al caer de un caballo, y se conservó la imagen en el montaje como homenaje de Ford al fallecido, a cuya viuda pasó una cantidad de dinero periódica de por vida.
Y en cuanto a los flirteos homosexuales, a Stephen Boyd no hacía falta que le dijeran que se comiera a Heston (que en Grecia se llama Easton, porque Heston es una ordinariez en griego...); Boyd tenía fama de mariquita loca en el Hollywood de entonces.
Besos

Noemí Pastor dijo...

Gracias, PEKE. Espero quedarme.

Noemí Pastor dijo...

Hola, ESCALONES. Parafraseando a Vila-Matas, diríamos que Ben-Hur no se acaba nunca. Podríamos dedicarle un blog monotema entero. Otra cosa curiosa que he leído es que lo de las galeras fue una licencia histórico-literaria del novelista Wallace, pues al parecer Roma no utilizó nunca esclavos galeotes.

Uno dijo...

Te creí mas sencilla. Elegir el boato del peplum para tu vuelta, tambores, trompetas y tíos en minifalda haciéndote el pasillo no era la imagen que yo tenía de ti. Me encanta.
Yo me eduqué en el peplum de sesión contínua y soy muy sensible a estas entradas.
Ave Naomi.

39escalones dijo...

Bueno, lo de las galeras puede ser un gazapo histórico, pero... ¿y la de chistes de galeras que ha proporcionado a la causa del humor? El del esquí acuático, el de los gayumbos, entre otros...

Noemí Pastor dijo...

Hola, UNO. A ver quién no quiere ser Cleopatra. Yo he empezado por el corte de pelo. Lo siguiente, la piscina de leche de burra. Mil besos.

Noemí Pastor dijo...

Hola, ESCALONES. Más que un gazapo, yo creo que es una licencia. El chiste de los gayumbos (¿o gallumbos? es una palabra de ortografía incierta)es mi favorito de siempre. Más besos.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Ésta sí que es una resurrección por todo lo alto, compa Noe, vaya que sí… A mí con Ben-Hur me pasa lo mismo que al compa Alfredo; como me enganche, del tirón (salvo que el sueño me venza, que es algo que ya me pasa últimamente más de lo que me gustaría…). Ah, por cierto, se ruega aclaración sobre los chistes; vaya, que no los conozco, y si los contais, pues eso, que os quedaré eternamente agradecido (sobre todo, si me echo unas risas a su costa…).

Un fuerte abrazo y buena semana.

39escalones dijo...

Para Manuel:

1) Va el centurión a la galera a hablar con los esclavos:

- Esclavos, tengo una noticia buena y una mala. ¿Cuál queréis primero?

- ¡¡¡LA BUENA!!!

- Que viene el César a visitaros.

- ¿Y la mala?

- Que viene a hacer esquí acuático.

2) Va el centurión a la galera a hablar con los esclavos:

- Esclavos, tengo una noticia buena y una mala. ¿Cuál queréis primero?

- ¡¡¡LA BUENA!!!

- Que por fin vamos a permitiros que os cambiéis los calzoncillos.

- ¿Y la mala?

- Tú con ése, tú con aquél...

Festival del humor.
Abrazos

Noemí Pastor dijo...

Bueno, MANUEL, ya ves que Alfredo ESCALONES se ha lanzado al ruedo y ha transcrito los chistes muy bien, cosa que no es fácil y te lo dice alguien que se dedica profesionalmente a estas cosillas. Espero que te hayan gustado y que desde hoy los cuentes en toda reunión familiar y social. Besos.

Noemí Pastor dijo...

Gracias, ESCALONES, por ahorrarme el trabajo. Además, el del César no lo recordaba bien. El de los calzoncillos lo guardo en mi corazón desde niña, vete tú a saber por qué. Necesito un psicoanalista. Más besos.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Muchas gracias, compa Alfredo; todo un detalle por tu parte lo de los chistes (sobre su calidad, bueno, quizá sea mejor hablar otro día; aunque el segundo, sobre todo, tiene su aquel escatológico…). Lo de contarlos, compa Noe, me temo que es ya harina de otro costal: estoy esperando a que haya un campeonato mundial de (malos) contadores de chistes, con la absoluta certeza de que me llevaría el título de calle, seguro que sí. Por cierto, ¿que es eso de que te dedicas profesionalmente a estos menesteres…?

Un fuerte abrazo a los dos y buen día.

Noemí Pastor dijo...

Claro, MANUEL. Dicho así parece que me dedico profesionalmente a los chistes. No. Entre otras cosas, paso textos orales a escritos. Por eso sé que es difícil reflejar con exactitud la oralidad, sobre todo con los chistes. Y por eso digo que Alfredo Escalones los ha transcrito muy bien. Abrazos.