miércoles, 4 de noviembre de 2009

El tren patera


Últimamente los hispanos de Estados Unidos se me aparecen por todas partes, aunque no me debería extrañar, ya que son legión: Estados Unidos es el país del mundo con mayor número de hispanoparlantes; hace años que superó los cuarenta millones de España.

Se me aparecen, como digo, en la última entrega del Alfabeto del Crimen que ha salido en bolsillo; se me aparecen en los dominicanos de Nueva Jersey de La maravillosa vida breve de Óscar Wao, de Junot Díaz (ambos libros próximamente en sus pantallas), y se me aparecen, sobre todo, en Sin nombre, la ópera prima de Cary Joji Fukunaga, que se ha llevado los premios a la mejor dirección y a la mejor fotografía en el Festival de Sundance de 2009.

Fukunaga nos cuenta la historia de los mexicanos que se van y la de los que se quedan. Los que se van no son sólo mexicanos, sino centroamericanos en general, más hombres que mujeres, que van a parar a la estación de La Bombilla, en Tapachula, Chiapas, al sur de México, de donde parte un mercancías que recorre el país enterito hasta la prontera con EEUU. La peli se convierte, pues, en un terrible film de aventuras, una especie de diez negritos agathachristieneano, pues desde el principio sabes que, de los que parten, no llegarán todos, que irán cayendo del tren por el camino, y no sólo en sentido figurado.

Pero Sin nombre también cuenta la historia de los que se quedan, de los que ingresan nada más y nada menos que en la terrorífica Mara Salvatrucha, la MS, que santifica casi todo lo malo de este mundo (la violencia, el odio a lo diferente, el sexismo más atroz) y obra el milagro de convertir en asesinos a niñitos de doce años.

En el film hay violencia, claro, y mucha. Sin embargo, no va hasta el fondo, se relame en toques estéticos y más que nada, se insinúa, pero ya así es suficientemente insoportable. Y bajo la miseria y la mugre brilla un poquito de cariño y de solidaridad; o sea, de esperanza.

Sin nombre
Dirección y guión: Cary Joji Fukunaga

México y USA, 2009
Interpretación: Paulina Gaitán (Sayra), Edgar Flores (Willy, el Casper), Kristyan Ferrer (el Smiley), Tenoch Huerta Mejía (Lil' Mago), Diana García (Martha), Luis Fernando Peña (el Sol), Héctor Jiménez (Leche)
Música: Marcelo Zarvos
Fotografía: Adriano Goldman

Technorati tags

23 comentarios:

Manuel Márquez dijo...

Qué buena pinta, compa Noe, la de esta peli. Estuve hace unos días en la puerta de un cine en el que se proyectaba, y a punto estuve de "picar", pero, al final, me decanté por otra (Petit indi, de Marc Recha, que, por cierto, también está muy bien). Pero me apunto ésta para cuando haya ocasión (y gracias por ponerme sobre la pista).

Buen día, y un abrazo.

Julen dijo...

Tenía que haber ido, tenía que haber ido, tenía que haber ido, tenía que haber ido arrjjjjj :-(

39escalones dijo...

Decepcionante, para mí. Un poco fallida, apunta maneras, pero poco más. En ese sentido, hay películas bastante mejores, más duras o incluso con más esperanza (como las distintas versiones de "Padre nuestro", por ejemplo). Sundance ya no es lo que era.
Besos.

Jo Grass dijo...

Leí 10 negritos a los 10 años porque en la biblioteca de mi abuela estaba, entre otras cosas, todo Agatha Christie. Ese mismo lugar nos servía de escenario para jugar disfrazados de época. Mi hermano siempre hacía de Poirot.

Interesante lo que cuentas. He visto el trailer de la peli.

¿ No será que hay tanto hispano por el mundo porque este practica con más frecuencia aquello que puede derivar en ampliación de la especie?

Es verdad que Sundance no es lo que era pero no puedo aplicarlo a este caso hasta que la vea.

Fernando dijo...

Otra para alegrar las aburridas tardes de otoño, ¿no?

RECOMENZAR dijo...

Inmenso de bello tu texto tu blog saludos desde mi lejos

Antonio dijo...

Cada vez escribes mejor, joía. Recuerdo haber escrito un párrafo de "La maravilllosa vida de ..." en un antiguo Blog, y haber recibido toda una maldición a cambio, donde tú sabes. Lo tengo pendiente, junto con "Muertes de perro", pero no sé si tendré tiempo. Si leo, prometo una reseña.
En fin, con todo mi cariño y solidaridad, Bicos.

Noemí Pastor dijo...

MANUEL, yo hice lo contrario: estaba la de Recha y fui a ver ésta. Otro día igual me animo a ver la otra.

JULEN, a mí también me pasa, que me da pereza salir de casa y luego me arrepiento.

ESCALONES, como nunca he sabido bien qué es Sundance, no puedo decir si es lo que era o será lo que fue. Besos.

JO, he tenido que leer tres veces tu pregunta para entenderla. Y sí, parece ser que su tasa de natalidad es altísima y eso en algo influye.

FERNANDO, en un sentido perverso de la alegría, sí.

RECOMENZAR, thank you very much.

ANTONIO, yo estoy ahora con Óscar Wao. Y muy a gusto. Seguiremos informando.

Jo Grass dijo...

Me refería únicamente a que debe ser que follan más por eso la tasa de natalidad y por tanto la proliferación de hispanos en el mundo es más grande, jajaja

Noemí Pastor dijo...

No sé si follan más (a veces la fama es inmerecida), pero que se reproducen más, eso es seguro.

marcela dijo...

Me he pasado dos horas en tu blod, fascinada.
De Bilbao tenías que ser....!

kweilan dijo...

Iré a ver esa película y también la de Petit indi. La reseña que haces es inmejorable. Un abrazo!

kweilan dijo...

Iré a ver esa película y también la de Petit indi. La reseña que haces es inmejorable. Un abrazo!

Noemí Pastor dijo...

MARCELA, hija, ven más a menudo a subirme la autoestima. Gracias.

KWEILAN, pues yo espero leer sobre ambas en tu blog. Besos.

marcela dijo...

Noemí, yo de autoestima sé bastante; la perdí hace mucho tiempo y ahora que ya no la tengo me siento fenomenal.
Me he cosido una camiseta:
No tengo nada que perder, y mucho menos que ganar. Y soy de muy cerquita de tu Bilbao.
Una abrazo,

Noemí Pastor dijo...

¿Y cómo puedes ir por ahí sin estimarte a ti misma?

malvisto dijo...

Hola, Noe, y sabes lo que más me asombra es que dentro de nosotros mismos exista tal abismo de conocimiento. Yo mismo desconozco un montonon de cosas buenas. Empezando por la comida, el cine. En cuanto a la literatura y la música creo que sí le doy. Tú sigue poniendo estas cosas, que llegan poco.

Noemí Pastor dijo...

Hola, Malvi, querido. Me has dado una idea para un meme: cinco, siete o diez cosas de las que no sabemos nada. Por ejemplo, yo no sé nada de química. Pero nada, nada, nada.
Un beso. Te visito dentro de poco sin falta.

Sr Q dijo...

¿Y alguien sabe por qué motivo El alfabeto del crimen en rústica lleva ese descontrol? Editaron de la A a la D o la E aproximadamente, y luego se saltaron a la P y Q... a mí me toca los huevos porque me gusta más el diseño de rústica en Tusquets que en la edición principal.


Y ahora no encuentro K de Kinsey por ningun lado y no he podido evitar fusilarme tres titulos posteriores, ¡joer!

Roberto Moso dijo...

Creo que en lo del Wao podría yo tener una mínima parte de la culpa. Ya me gustaría saber tu opinión de traductora...(y de lectora)...así en dos palabras

Noemí Pastor dijo...

SEÑOR Q, no tengo línea directa con Tusquets, qué más quisiera yo, así que no tengo respuesta. En bolsillo han sacado de la A a la K y luego han saltado a otras, como dices. La K acabo de releerla y publicaré algo pronto. Píllatela, porque es de las mejores.

ROBERTo, parte de culpa, no, sino toda la culpa. Resulta que tenía el libro por casa y lo había olvidado. Estoy disfrutándolo mucho. El traductor o traductora se lo ha pasado pipa trabajando, seguro. Qué fókin envidia. Ahora estoy intrigada con la versión original. Me haré con ella. Cuando acabe de leerlo, publicaré algo.

Besos, chicos.

Sr Q dijo...

Gracias, chata ;)

Noemí Pastor dijo...

Señor Q, usted disculpe, que me he liao. La última en bolsillo es la G de Guardaespaldas, no la K. Y la G es la que me parece de las mejores. a K seguro que también es muy buena, pero ahora no la tengo en mente. Perdona el despiste. Besos y a mandar.