miércoles, 27 de mayo de 2009

Una mujer como tú


Una mujer como tú, de Neus Arqués
Ediciones Martínez Roca, 2009

Para empezar, las protagonistas de esta novela no son mujeres como yo. De hecho, no se me parecen en nada. Ellas son refinadas, cultas, guapas, delgadas y muy responsables, de clase media-alta, trabajan mucho, tienen profesiones glamurosas, se visten requetebién, tienen las ideas claras, frecuentan tiendas, bares y restaurantes fashion, trendy y cool, tienen maridos, hijos y amantes...

¿Qué les falta, pues? ¿De dónde les viene la desdicha? Pues de lo que no tienen de esa presunta lista de la felicidad. Y lo que no tienen, lo que buscan, lo que sienten que les falta, es lo emocional. No es dinero, trabajo ni prestigio. Es afecto: familiar, filial, sentimental, sexual...

El problema es que, para conseguir eso de lo que carecen, necesitan a los hombres y estos, en vez de ayudar, parece que obstaculizan sus planes: no quieren tener hijos, no están a la altura en la relación de pareja, se cansan enseguida de sus amantes o tienen gustos sexuales que excluyen lo femenino. Son casi siempre ellos la causa de su infelicidad. Entonces, si los hombres son el obstáculo, la fuente de desdicha, ¿por qué no organizar esa vida "ideal" sin ellos?

Me gusta, por un lado, la determinación, la valentía de estas mujeres que diseñan la vida que quieren y siguen ordenada y militarmente los pasos para conseguirla. Me gusta esa superación por elevación que practica Ruth: si alguien no te hace caso, sube un peldaño y acude a su superior.

Me gustan esas escenas en las que las parejas hablan en público de asuntos privados que sólo importan a ellos dos. ¡Cuántas de ésas no habré presenciado yo en mi vida! La narradora (o narrador) dice que esas conversaciones son "para reforzar posiciones". Yo creo que son un presunto alarde de felicidad conyugal que se queda en ejercicio de mediocridad, porque en casa, en zapatillas, en pijama y sin peinar todas y todos somos aterradoramente vulgares.

Me gusta, también, por otro lado, que en esas vidas superplanificadas y megaorganizadas irrumpa el caos, lo inesperado, lo que nadie pensaba que pasaría, lo que nadie había planificado, porque de verdad así sucede en la vida real, porque ahí está la literatura y porque ahí se ve la mano de la novelista que lo desbarata, descompone y hermosea todo.

Y como prometí que algo le plagiaría a Fernando GP del artículo que escribió sobre esta novela, por ser fiel a mi palabra y no por vagancia, le copio el párrafo final con los enlaces interesantes:
En el blog de Neus Arqués podrán encontrar más información y reflexiones en torno a la escritura y los planteamientos de sus novelas. Y en la página de Una mujer como tú, su ficha con opiniones de lectoras en La Casa del libro, una guía para clubs de lectura y su grupo de Facebook.
Technorati tags

15 comentarios:

39escalones dijo...

Es curioso. Tu primer párrafo me daba ganas de no leerlo. El resto, lo contrario, sobre todo esa irrupción del caos (yo cuando lo veo venir ya ni le saludo; total, irrumpe en mi vida todos los días...).
Abrazos.

Neus dijo...

Gracias por compartir tu opinión, Noemí. No sólo me interesa: me importa. Un saludo desde Barcelona.

DanteB dijo...

Noemí: en el post anterior no me atreví a opinar...De la margen izquierda? pensé que hablabas de política; resulta que se trataba de un lugar preciso. Ahora, ¿una mujer como yo? Tampoco llego a tanto.
Un beso
Al fin ha salido mi novela en el Círculo de lectores.

Lucía dijo...

Si con el post de Fernando ya me entraron ganas de leer el libro con el tuyo ya no hay posibilidad de que me arrepienta.
Un abrazo.

Fernando dijo...

Eso mismo es lo que quería decir yo, pero no me salía.

Mita dijo...

Estuve viendo a Neus en la feria del libro, curioseando el video :))
Como yo soy una decadente, ni me atrevo a opinar. Ya veré cuando lo lea.
(Pedrusco vaaaaaaaa: No soporto al patrón de tu blog. Mi más sentida tristeza)

Besotes!!

Noemí Pastor dijo...

ESCALONES, ya que has venido por aquí se me ocurre que de esta novela saldría una peli maja.

NEUS, eres muy amable. Nos leemos.

DANTE B., ¿tu novela se puede comprar suelta o hay que adquirir toda la colección? A ver si me entero. Besos.

LUCÍA, te lo lees y escribes algo, anda. Neus te lo agradecerá, seguro.

FER, pues haber esperado a plagiarme, como he hecho yo.

MITA, pues también espero tu opinión. Y seguro que Neus también la espera. Y encomiéndate a San Elvis, infiel, más que infiel.

El veí de dalt dijo...

¡Ahora lo veo claro! ¡A la novella le faltaba una relación lésbica! ;-)
Olvidé decirlo en mi reseña al blog...
(Tienes blog con nombre de novela. Y qué novela!)

Noemí Pastor dijo...

Vei de dalt, pues es verdad: que no se nos olvide para cuando hagan el guión cinematográfico. Ahora voy a leer tu reseña.
Y sí, le puse al blog el nombre de una de mis novelas favoritas. Besos.

kweilan dijo...

Pues me han entrado ganas de leerlo. Gracias!!!

Noemí Pastor dijo...

Pues lo mismo que a las demás te digo, Kweilan, que espero tus cuatro líneas sobre la novela. Besos.

nancicomansi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
nancicomansi dijo...

Hombre...pues si...como tú bien dices, que entre aunque sea una pizca de caos enmedio de tanto glamour y perfección,
que las restantes y vulgares mortales albergamos el venenoso secreto de que se les rompa el tacón en plena calle, se les caiga la pestaña postiza en plena reunión "alto standing" o pesquen al marido achuchando a la canguro...

Aun que sólo sea para resarcirse en la ficción, ya vale el precio del libro...o no?

Por cierto ¿Sabrías decirme quién es el autor/a de la portada?
Es que me encanta por su contundencia. Huye estéticamente como alma que lleva el diablo de las relamidas chicas Labanda...Por fin...

nancicomansi dijo...

AUNQUE va junto, por cierto...
Con el ordenador me he vuelto de un disléxico..

Noemí Pastor dijo...

NANCY, no es necesario que les suceda todo eso: yo ya sé de hace tiempo que toda esa perfección no es tal. ¿O sí lo es?
La ilustración de la cubierta es de Begoña Chezz.