viernes, 15 de noviembre de 2013

Jayne Mansfield 1967 en Zinéfilaz

Simon Liberati
Jayne Mansfield 1967
Éditions Grasset & Fasquelle 2011

 Según Mansfield, la palabra que mejor la definía era "crescendo".

Con esta cita comienza una novela que no parece una novela y a lo mejor ni siquiera lo es. Es uno de esos artefactos literarios pegados a la realidad que solo se llaman novela para evitar demandas judiciales; un género que se cultiva mucho en Francia y que a mí casi siempre me apetece mucho leer.

De Francia precisamente viene esta obrita deliciosa y tremendamente apetecible sobre ese monstruo mediático que fue Jayne Mansfield, de la que os hablo en Zinéfilaz.

Id allá a leerlo y, de paso, leed todo el blog de arriba a abajo, que mis compis valen mucho. Ya me contaréis. Hasta lueguito.

Otros artículos en Boquitas Pintadas sobre Jayne Mansfield 1967:
Menos de dos horas antes
Una gloria inmensa e inmotivada