jueves, 2 de junio de 2011

Párrafos selectos de "U de ultimátum"

Yo no salgo a correr porque sea bueno para la salud. Corro (casi) a diario cinco kilómetros por vanidad y porque me aporta serenidad. El silencio me permite organizar los pensamientos.
Eso dice mi querida Kinsey Millhone y resulta que servidora de ustedes también trota cuando su natural tendencia a la vagancia no se lo impide. Yo también lo hago por vanidad y coquetería, pero también por salud (tengo unos antecedentes familiares terribles) y porque me gusta demasiado comer. También prefiero el silencio a los cascos con música y la serenidad la obtengo solo cuando el paisaje me la proporciona.

Si pagas el salario mínimo, no puedes esperar un trabajo bien hecho. No parece que nadie se dé cuenta de eso.
Qué razón tienes, amiga Kinsey. Qué ganas me entran de ponerme a disertar sobre el paro juvenil y las condiciones laborales indignas. Pero no, me voy a contener.

Me gustan los bolsos grandes llenos de recovecos: compartimentos exteriores para revistas y libros, bolsillos interiores -unos con cremalleras, otros sin- y una bolsita en un extremo para las llaves del coche.
O tempora, o mores sin teléfonos móviles, ni tablets ni ordenadores portátiles. A mí también me gustan los bolsones maletones, aunque mi espalda empieza a resentirse.

Habrá más párrafos selectos. Permanezcan atentos a sus pantallas.

12 comentarios:

troyana dijo...

Noemí,
yo de correr nada de nada,admiro a l@s corredores,pero no es lo mío,prefiero caminar a marcha rápida,si es acompañada,mejor,nadar o marchar con la bici con la música alta de los cascos .Esto último es lo que mejor me va para la coquetería y la vanidad,porque es lo que más me hace sudar;)
Y en cuanto a los bolsos grandes siempre me han llamado la atención,aunque tarde siglos en encontrar las cosas(como el móvil mientras suena),porque por mucho que me lo proponga,lo mío no es simplificar.
saludos!

Uno dijo...

Del primer párrafo me quedo con el principio: "yo no salgo a correr"
Con el segundo estoy de acuerdo aunque se le puede dar la vuelta: un trabajo mal hecho no merece ni el salario mínimo y hay que ver lo que pagamos por las chapuzas.
El bolso grande no pero con muchos bolsillitos y compartimentos si. aunque solo sea por ver la cara que ponen los polis de los aeropuertos cuando llegas con uno de esos.

Jo Grass dijo...

Yo no salgo a correr porque tengo una rodilla echa polvo pero nadar me sirve de terapia y me proporciona una sobredosis de inspiración. Mis mejores ideas siempre aparecen en el agua (sean buenas o malas, jajaja) Lo del sueldo miserable a cambio de un curro 10 es bastante improbable, no porque no pueda hacerse 10 sino porque no hay motivación suficiente. Adoro los bolsos king size en los que nunca encuentro nada, a pesar de los múltiples bolsillos y recovecos que puedan contener en su interior.
Besuquis y buen finde, primi!!!

LU dijo...

Corro cada mañana para no perder el tren, para no llegar tarde al trabajo, y a la vuelta casi lo mismo. Y ahí se acaban mis carreras, aunque mi caminar es acelerado, y, aunque no tenga prisa, soy incapaz de bajar el ritmo. Debería practicar deporte, lo sé, pero ya ni me lo propongo.

A muchos ya les gustaría cobrar el salario mínimo, por muy mísero que sea…

Bolsos grandes, sin duda. Y la emoción de encontrar tesoros. El móvil y las llaves muy localizados, en bolsillos laterales.

Aparte de la U, ¿con qué otras letras te lo has pasado mejor?

Biquiños

Noemí Pastor dijo...

TROYANA, a mí lo que de verdad me gusta es pasear o tumbarme en el sofá, pero como también me gusta comer... Cuidadito con la música alta cuando vas en bici.

Noemí Pastor dijo...

UNO, ay, si no fuera yo tan coqueta o no comiera, tampoco correría, lo juro. Pasearía a pie o en bici, nada más.
Lo de las chapuzas es el contrapunto al trabajo que hace tanta jovencita y jovencito con dos carreras y ocho másteres por 800 euros al mes. Pero cualquiera no paga las chapuzas, a ver quién se atreve.

Noemí Pastor dijo...

JO, primi, a mí no me gusta nadar, me da mucha pereza, pero me voy a tener que ir haciendo a la idea, a medida que cumplo años, claro.

Noemí Pastor dijo...

LU, la misma A es un buen comienzo. La G la recuerdo con agrado. La Q y la S también. La J es la preferida de la autora. Con alguna excepción (creo recordar que la R no me llenó), todas merecen la pena.

LU dijo...

Pues mira, para romper con mis propias costumbres, que no hay que ser tan rígida, esta vez voy a empezar por el principio, con la A.

Acabo de terminar El hijo perdido – El árbol de manos de Ruth Rendell que me ha hecho pasar excelentes momentos de intriga, con unos personajes espléndidos y una situación que, partiendo de una mente desquiciada, acaba contagiando a otra muy vulnerable. Me ha encantado.

Noemí Pastor dijo...

LU, vaya, vaya, veo que voy extendiendo mis malas influencias. Rendell gusta a zinéfilaz y cinéfilos. Y Graftron también; tiene algo (o mucho) de cinematográfico. Pues nada, a ver qué te parece Grafton

bạn park dijo...

As the 1990s Transformers series, Beast Wars, officially occurred in a universe/continuity that contained aspects of both of the original animated series and Marvel comic, the show most commonly displayed its lineage with references to the animated serieschristian book shopTop salons on Long Island

1 dijo...

magazine rackse-cigOne of the tipped "optimal" coalitions is what is called the "mirror government," a government using the same coalitions that exist in the Flemish (CD&V, N-VA and SP.A) and Walloon (PS, CDH and Ecolo) regions respectively, though in the federal government