miércoles, 8 de junio de 2011

Los últimos párrafos selectos (lo juro) de "U de ultimátum"


[Vaya: en francés también les ponen doble título a las novelas del Alfabeto del Crimen]

Algunas personas quedan atrapadas en una etapa de la vida de la que nunca llegan a salir.
Pues sí, así es. A veces es en lo físico, otras en lo anímico; otras en lo estético. Hay gente que madura pronto y permanece en una eterna madurez hasta la ancianidad extrena, sin más etapas. La ausencia de evolución mental da para una tesis doctoral entera, así que mejor lo dejo.

Eran simpáticas conmigo como suelen serlo las chicas que se saben mejores.
Otra vez ha dado en el clavo Grafton. La amabilidad puede ser perversa, pero siempre es preferible a la antipatía.

Las mujeres mandonas me relajan, porque me evitan tener que tomar decisiones. Las mujeres manipuladoras son las que me sacan de quicio.
Yo también rompo una lanza (¿de dónde vendrá esta expresión?) por las mujeres mandonas, que tienen tan mala fama. ¡Qué curioso! Nunca he oído que a un hombre lo criticaran por mandón.
De acuerdo otra vez con Grafton: las peores son las mosquitas muertas.

18 comentarios:

Antonio dijo...

Muy interesante. ¿Qué hacer tras el ultimatum, suponiendo que sea la última obra, esperar la última ola, otra vez?. Salude a la baronesa

Elena Rius dijo...

Bueno, pues ya me he comprado el Ultimatum por Internet. Ahora, a esperar que llegue el pedido.
Y, sí, yo también encuentro mejores a las mandonas que a las manipuladoras.

Peke dijo...

Me gustó tu selección de frases. Ya encargué el libro en la librería del pueblo (hay que darle ganancia al pequeño comercio, aunque sea más lento; total, ¿qué prisa hay?). Bicos y gracia, Noe querida.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Toda una joya, esta señora Grafton, compa Noe, me temo que estoy tardando en hincarle el diente (a su obra, naturalmente). ¿Mandonas, mosquitas muertas...? No soy capaz de elegir, cada una tiene su puntito...

Un abrazo y buen día.

39escalones dijo...

Creo que lo de romper una lanza viene de la Edad Media, de las justas y torneos, cuando, para ejercer el derecho de defender a alguien o defenderse jurídicamente de algo, se rompía una lanza para apelar a la demostración de la inocencia mediante combate: ya sabes, si ganabas, es que dios intercedía por el inocente... Ahora, si perdías...

Noemí Pastor dijo...

ANTONIO, tras la U vendrá la V. Podemos empezar a especular: ¿V de Víctima? De tu parte.

Noemí Pastor dijo...

ELENA, dí que sí: las mandonas al poder. Nunca mejor dicho. Ya me contarás qué te parece la U. ¿has leído las anteriores?

Noemí Pastor dijo...

PEKE, me parece muy bien lo de apoyar a las librerías pequeñas y prisa no hay ninguna: no nos pagan por primicias ni por exclusivas. Bicos, querida maestra.

Antonio dijo...

Noe, por favor, en el tiempo en el que estamos "V" de Vendetta, de Venganza o Victoria. Es lo justo tras el ultimatum, creo.

troyana dijo...

Noemí,
me ha hecho pensar eso de que hay gente que se queda anclada en una etapa de la vida.
Por otra parte,la amabilidad desde luego puede ser perversa,también la asertividad y las desarrolladas habilidades sociales por extensión.

Y sí,las mujeres mandonas tienen muy mala fama,pero creo son más peligrosas las manipuladoras.Y sí,un hombre mandón no es criticado,puede ser hasta elogiado.

Noemí Pastor dijo...

ESCALONES, usted disculpe, que ayer no le di contestación. Muchas gracias por su erudición. Da gusto tener unos comentaristas tan cultivados; una pena no estar a la altura.

Noemí Pastor dijo...

ANTONIO, pues sí, pues tiene usted razón. Y punto. Así y todo, ¿qué tal "V de Velocirráptor"?

Noemí Pastor dijo...

TROYANA, por eso pongo estos párrafos selectos, porque a mí también me dejan pensando. O dicen cosas que yo también pienso, pero que era incapaz de expresar así de bien. Besos.

Noemí Pastor dijo...

MANUEL, perdone usted. Ayer le puse una respuesta, pero tenía mala conexión y se ha perdido. Creo que lo mismo sucedió con Escalones. Supongo que desde determinado punto de vista pueden tener su puntito estos dos estereotipos, pero para las chicas las mosquitirrillas son dañinas. Lea usted a Grafton y luego me cuenta.

Uno dijo...

Me pregunto por qué defenderás a la mandona...
Yo tengo una amiga mandona extrema. Por ejemplo, sentados en una barra me da dinero y me dice: toma cómprame tabaco. Y así todo el rato.
Me hace hasta gracia para un día al año que nos vemos.

Qué gran verdad esa simpatía del que se sabe mejor. Yo creo que los envidiosos se la merecen.

Un abrazo

Elena Rius dijo...

Noemí, desde luego que he leído los anteriores, soy seguidora de la Grafton desde que salió la A. Me gusta en especial que no haya intentado "actualizar" las novelas: Kinsey Millhone con móviles y demás no sería lo mismo.

Noemí Pastor dijo...

UNO, si insinúas que soy una mandona, ¡aciertas! Prefiero mil veces antes mandar que obedecer. Besos.

Noemí Pastor dijo...

ELENA, sí la pobre está encerrada en un bucle atecnológico del que no va a salir, pues Grafton tiene previsto que la Z suceda en 1990, cuando Kinsey tenga 40 tacos.
Tengo que ponerme a reflexionar y a escribir en serio sobre la influencia de las nuevas tecnologías en la narrativa criminal, en la que es tan importante la transmisión de la información. Besos de sñabado morning.