jueves, 4 de noviembre de 2010

Mensajeros de la oscuridad (y 3): Párrafos selectos


La realidad de la gente pobre no tiene los mismos esquemas que la nuestra. La señora López ama a sus hijos, pero de una manera inconsciente procura sentir lo menos posible. ¿Por qué querría llevar a fondo sus sentimientos si resulta que casi siempre son dolorosos?
A ver cómo trato esto sin caer en el clasismo. ¿No os ha parecido alguna vez, cuando habéis visto tragedias tremebundas en la tele, que la gente pobre tiene una capacidad de sufrimiento, de resurrección y de aguante que no tenemos en absoluto quienes disfrutamos de un mejor pasar? Confieso con un pelín de vergüenza que sí lo he pensado y sólo me atrevo a ponerlo aquí porque Giménez Bartlett también lo ha puesto en esta novela, pues me resulta un asunto espinoso y, como digo, puede desembocar en un clasismo repugnante. ¿Es lo de los pobres resignación? ¿Es un punto de vista mediático deformado e insultante? ¿Es que son sabios y se anestesian para no padecer?

Esta sociedad nuestra se va a ir al carajo de un momento a otro. (...) Hay algo que no va bien en un mundo donde uno puede comprar cuarenta tipos de una cosa superflua. (...) Al parecer en eso consiste la libertad del mundo capitalista.
A servidora de ustedes, que ha amueblado una casa recientemente, se le ha pasado eso mismo por la cabeza varias veces.

Ya sabe cómo son las religiones; utilizan palabras volátiles y conceptos ambiguos. Nunca se expresan con suficiente claridad. Confucio decía: "Cuando la flor de loto se abra, será el momento de que el hombre mire en su interior."
Donde dice "las religiones", podría decir también "los políticos (y las políticas)".
Con palabrería se sale del paso y se esconden las verdades.

Technorati tags

23 comentarios:

SRO dijo...

Vaya! habíamos superado lo de las sectas junto con el tema de la in-felicidad y ahora esto. Empiezo a entender lo del "mensajero de la oscuridad" No me extrañaría que fuese a él al que le hubiesen cortado el pene...
Es cierto que las religiones con sus frasecitas ambiguas, sus promesas de risa y esas respuestas a ansiosas cuestiones: "ya olerás la flor del loto cuando salga" no van a solucionar gran cosa pero la gente se entrega a ellas con devoción. Al capitalismo se le ve el plumero pero nadie quiere un monopolio. Por último -lo último será lo primero- yo también lo he pensado: que el cuerpo debe de ser sabio y se anestesia en función de las necesidades Aunque llegar a pasar hambre son palabras mayores

Noemí Pastor dijo...

SRO, puede ser que nos entreguemos a lo que no acabamos de entender precisamente por eso, como queriendo usar un mantra, unas palabras mágicas que no significan nada pero pueden significarlo todo.
Bueno, el monopolio no es la única alternativa al capitalismo; ni elegir entre quinientos modelos de pinzas para el pelo, el único ejercicio de libertad.
Yo creo que nos anestesiamos más la mente que el cuerpo; la vida con total lucidez debe de ser insoportable.

Uno dijo...

Me da a mi que a los mas desfavorecidos les cuesta mas vivir sin pensar (el secreto de la felicidad) porque la realidad les golpea mas a menudo. También (que peligroso es hablar de este tema) es posible que haya entre ellos cierta tendencia al victimismo para justificar su mala fortuna.
Yo sigo preguntándome cada mañana como se puede ser uno y trino.
Y me enferma ese consumismo que además, por lo que parece, lo han convertido en necesario para que esto funcione.
Un abrazo

LU dijo...

No creo que la pobreza vaya aparejada con otra forma de padecer o sobrellevar el sufrimiento. Supongo que las circunstancias vitales nos van marcando y cada uno lo lleva de la manera que puede o sabe. El que no tiene un minuto para reflexionar, puede que no le de 40 vueltas en su cabeza, lo cual no implica, falta total de sensibilidad.

Creo que quien sufre mucho y de forma continuada, para poder sobrevivir tiene que encontrar una estrategia, no pensar, hacerse de piedra, reirse de los males, ponerse una careta para salir a la calle, darse a la bebida… El “rico o solvente” puede caer fulminado por el voraz capitalismo y recalar en la radicalidad religiosa (o sectaria).

Avanzo en la lectura, ahora en tierras esteparias y apasionadas bajo la gélida nieve y el calor del vodka.

Biquiños

Bruja Truca dijo...

Como decía aquella miss de no sé donde "Confucio inventó la confusión".

Pues a mi lo que se me ocurre es esa frase tan socorrida de "nadie se muere por nadie" Que adaptándola un poco lo que quiero decir es que el ser humano debe de tener una capacidad de adaptación y que la debemos tener todos, en la que si te viene la cosa muy mal, o te mueres o sobrevives. Lo que pasa es que si no llegas a un punto extremo no la sacas porque no te hace falta y no sabes que la tienes.

troyana dijo...

Estoy con Lu,no creo que los pobres tengan mayor capacidad de sufrimiento o aguante,el ser humano en general actua/mos de forma imprevisible ante circunstancias de adversidad y el umbral de dolor o resistencia varía de individuo a individuo,y tal vez desconocemos el propio hasta que no nos vemos expuestos a una situación que pone a prueba nuestro potencial como supervivientes.
Y estoy contigo Noemí,en que nos anestesiamos más la mente que el cuerpo,los medios de comunicación consiguen acostumbrarnos al drama,hasta el punto de inmunizarnos,el capitalismo como dices,nos hace creer que somos libres por tener cada vez más opciones de consumo,ésa es toda su grandeza,corriendo un tupido velo sobre sus cada vez más demoledoras contradicciones,sus efectos colaterales y su creciente capacidad para generar desigualdades.

Noemí Pastor dijo...

UNO, yo creo que la cosa tiene más que ver con la resignación. Y sí, es un asunto muy peligroso. En cuanto al consumo y el consumismo, ¿has leído "Gomorra" de Roberto Saviano? Pues si lo lees, te dará más miedo todavía.

Noemí Pastor dijo...

LU, yo también quiero pensar que la pobreza no tiene nada que ver con la individualidad. Y la anestesia moral también sirve para los poderosos que se tienen que pringar de mierda a menudo.

Noemí Pastor dijo...

BRUJA, somos extraños los humanos. Superamos hecatombes y luego una chorradita nos tumba. Aquella miss era un puto crack.

Noemí Pastor dijo...

TROYANA, supongo que tendrá más aguante quien más haya aguantado previamente. Yo me imagino ahora mismo en Haití hundida en la miseria y seguro que cualquier anciana enferma de allí me supera en fortaleza moral. Porque yo me he criado entre algodones y no me he visto jamás en una de ésas.

SRO dijo...

Noemí, te preguntabas más arriba como enfocar el tema de la pobreza sin caer
en prejuicios clasistas y fíjate: esta crisis ha removido el sistema de clases muchos ricos se han despertado pobres las clases medias están mucho más abajo y algun@s en fin! han tocado fondo (no sé si en el País Vasco esto se ha notado tan a lo bruto) uno puede ser el siguiente, que conste También lo he pensado y todavía lo pienso cuando veo las barbas de tantos vecinos pelar
¿qué haría yo? llamar al anestesista a gritos, eso seguro
Me ha gustado lo del mantra Pienso ahora que por eso el Papa quiere oficiar la misa en latín. A estas horas por cierto estará oficiando. Por último: con anestesia o sin anestesia mucho me temo que no haya una alternativa global al capitalismo.

Noemí Pastor dijo...

SRO, no creo que la crisis haya puesto nada patas arriba: sólo ha fabricado más pobres. Lo único que hay que ver es cómo los políticos se apresuran a reconstruir el sistema que se tambalea en vez de apostar por otro.
Y nos puede tocar a cualquiera, por supuesto. Yo me voy a ir drogando ya, por si acaso; con mantras, con consumismo, con escapismo, con lo que tenga a mano y me distraiga.
Pues yo sí creo que hay alternativa, por lo menos al capitalismo salvaje. Habría que echarle un ojo al Brasil de Lula, a ver si hay algo que merezca la pena.

J.G. dijo...

que susto, que bueno, he vuelto a ver a los olvidados roper

Noemí Pastor dijo...

Gracias por tu visita, JG. Los Roper abandonarán pronto esta cabecera, pero se quedarán a vivir en la barra lateral.

SRO dijo...

de acuerdo: desde el escepticismo estaré atento a lo que puedan hacer Dilma-Lula. ¿Qué tal por cierto la novela negra o por alli? ¿Existe una versión tropical del género?

Noemí Pastor dijo...

SRO, por supuesto, con todo el escepticismo, el recelo, las reservas y el espíritu crítico del mundo. Una está ya hecha una cínica y casi no sabe actuar de otra forma.
El escritor "negro" brasileño más famoso es Rubem Fonseca. Le he leído poco.

SRO dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
SRO dijo...

Noemí: cinismo en el mejor sentido de la palabra, seguro. Ese me encanta.
Me parece una buena pista la de Fonseca He sabido por la Wikipedia que fue policía así que el submundo carioca, que tiene que ser la hostia y caliente caliente... le es anejo. Se nota cuando alguien sabe de lo que escribe. Seguro merece la pena leerlo

Caruano dijo...

Le dije a un vecino mío que me gustaba mucho su furgoneta Mercedes Vito porque, en su interior, incluso cabía una hormigonera. Resulta que la "furgoneta" no era tal, sino un automóvil Mercedes todo-terreno carísimo y elegantísimo (soy malo para identificar coches) y me gustaría que hubieras visto la cara de pena y amargura que se le puso. Sus sufrimientos duraron 30 días, justo el tiempo que tardó en comprarse un Audi TT (carísimo también). Yo (bruto de mí) le dije que su elección había sido muy acertada porque el Volkswagen escarabajo siempre me había gustado y que era un buen coche -creo yo, le dije- porque en México D.F. lo utilizaban como taxi.
Mi ex-vecino creo que está siguiendo tratamiento psiquiátrico, y todo por mi culpa: el dolor que provoqué con mis palabras carentes de sensibilidad automovilística, es inaceptable.
Sí, Noemí, el sufrimiento de la gente rica no tiene parangón.


Sí señora, un puto crack la miss cofusiana.

Noemí Pastor dijo...

SRO, merece la pena leer casi todo, aunque sólo sea para probar si gusta o no. Yo no te puedo decir gran cosa de Fonseca, porque ya apenas lo recuerdo, pero no recuerdo que me dejara mal recuerdo. Tres veces "recuerdo" en la misma frase. Mis profesores de estilística estarían orgullosos.

Noemí Pastor dijo...

CARUANO, ya dijo otra venezolana (ex miss, casi seguro)que los ricos también lloran.
La verdad que tiene que ser duro gastar dinero a chorramortero y que el vecino no se dé cuenta.

Peke dijo...

Acabo de leer las tres entradas que le dedicas a Mensajeros de la oscuridad. Me gustaron.

Noemí Pastor dijo...

Muchas gracias, PEKE. ¿A ti te gusta Giménez Bartlett? Creo que sí, ¿no?