miércoles, 2 de diciembre de 2009

Reformas en el paraíso

Queridos niños y niñas:

Como siempre os cuento cuánto me gusta esta isla de El Hierro, hoy toca decir algo que no me gusta y que lamentablemente abunda aquí: las construcciones abandonadas. Las hay ya terminadas (preciosas casonas antiguas que se caen a pedazos) y a medio terminar: obras que empezaron y que por no sé qué (¿turbia?) razón se paralizaron y se quedaron ahí, con el feo gris del cementazo a la vista y toda la basurilla (alambres herrumbrosos, sacos desventrados, maquinaria que se oxida ad infinitum) alrededor.

Esto ya es bastante sangrante cuando se trata de obras privadas, pero te abre las carnes del todo cuando son obras públicas: el polideportivo de Frontera, la guardería, el museo de Valverde y alguna más que se me olvida llevan aaaaños siendo un esqueleto feo con signos de abandono.

Pero cabe una esperanza. El Centro de Interpretación de El Julan se ha pasado también sus buenos añitos en construcción y por fin no hace mucho abrió las puertas y comenzó a funcionar.

Por si alguien no sabe qué es El Julan (o El Julán, que la toponimia es vacilante en esta isla), os contaré que es una zona con restos arqueológicos prehispánicos; concretamente hay un tagoror y unos petroglifos y sólo se puede acceder a pie después de caminar cuesta abajo unas horitas. Servidora de ustedes ha bajado hasta allá más de una vez, con su mapita y su cantimplora de agua, y nunca se ha encontrado a nadie. Pues bien: ahora resulta que sólo se puede bajar con guía y tienes que dejar el carné de identidad en el centro. Manda güevos el locurón proteccionista tras siglos de abandono.

En fin. Que todo cambia e incluso hay ya en Frontera un restaurante chino. ¡A dónde vamos a ir a parar!

Me encomiendo, pues, a San Esteban, que lo tengo en una placita al lado de casa. Hasta pronto.

Technorati tags

18 comentarios:

juleniturbe dijo...

Será que el ritmo de construcción y de deconstrucción es rematadamente isleño. ¿Cultura popular? Triste si así fuera.

Jo Grass dijo...

Existe algún lugar a donde no lleguen los chinos???

SAca Foto e petroglifo, si te dejan entrar de nuevo por ahí, aunque les digas que San Esteban te hace de guía.

Besos. Disfruta. ¿ Hace frío por ahí?

Dante B. dijo...

te has ido al Hierro?
recién me entero
volverás a tu tierra?

Mita dijo...

Es que estoy sin palabras...otra vez en las islas!!
Cómo se llama el pueblito este donde está San Esteban?
No te imaginas el viento que hace hoy, estoy cansada ya de tanta oscuridad.
Besis

Noemí Pastor dijo...

JULEN, no me creo que la cultura sea la cochambre. Me niego. No.

JO, poco a poco llegan a todos los lados.Y no me parece mal; sólo me asombro. Y ahora me cabreo: no se puede bajar a los petroglifos porque se han suspendido temporalmente las visitas con guía y sin guía está prohibido bajar. Se me ocurren cosas malvadas para vengarme, pero no las puedo escribir en público. No hace frío.

DANTE, sí, estoy aquí en mi islita, que también es mi tierra, pero volveré. Esta vez sí volveré, pero algún día me quedaré. Aviso.

MITA, el pueblo es El Pinar y también hace viento, aunque la temperatura es suave. Y anochece pronto, no te creas.

Os beso.

Helua dijo...

en mayo estuve yo en fuerteventura y tb se veian muchas obras abandonadas.. pasatelo muy bien guapa!!

Noemí Pastor dijo...

Helua, vamos a tener que hacer algo tú y yo por aquí. Besos, maitie.

Fernando dijo...

Et in Arcadia ego? (Ego=la crisismundialglobal)
Si ya lo decimos los estetas reaccionarios: cualquier cambio tiende a ser a peor. Sobre todo si se les ocurre a los funcionarios culturales.
Un besuquito.

kweilan dijo...

Esto de las obras abandonadas és horroroso. En el Pirineo de Lleida clama al cielo el abandono en la Vall Fosca de la construcción de las "futuras" pistas de esquí, por quiebra de la inmobiliaria, las casas de la urbanización a medias...a finales de este verano hasta las máquinas estaban tiradas en medio de un desastre que antes era un paisaje precioso.

Lula Towanda dijo...

Pues hablando de abandono, no veas como está Lisboa, he estado allí la semana pasada. Da mucha penita que se queden las cosas a medias o que la decrepitud sea tan manifiesta

Pasarlo bien

peke dijo...

No viene a cuento, pero te digo que Urano va a publicar obras de Ruth Rendell, por si te interesa. Lo leí en el Qué leer de este mes.

Lee Van Cleef dijo...

Ni te imaginas la pedazo tienda que se acaban de montar los chinos al lado de mi casa, es como una planta completa del Corte Ingles.

Y que triste lo del abandono, a mi me deprime mucho este tipo de cosas...

Un saludo!

AGUSTIN dijo...

No hay nada más doloroso que la obra abandonada a medio construir. Sea un edificio, un libro, o lo que sea... es como rendirse.

Noemí Pastor dijo...

FER, servidora tan reaccionaria no es. En esta isla todavía hay zonas sin electricidad. Hay cambios para bien.

KWEILAN, es monstruoso que toda esa cochambre permanezca ahí durante tanto tiempo. Algo debería suceder más rápido.

LULA, Lisboa siempre ha sido así. Le lavaron un poco la cara cuado la expo, pero veo que ya ha recuperado su decrepitud habitual.

PEKE, esas noticias siempre vienen a cuento. Gracias por la información.

LEE, qué te contaría yo, que vivo en pleno Chinatón bilbainito. Los abandonos son una guarrada antiecológica, antiestética y antitodolobueno. A mí más que entristecerme, me cabrean.

AGUSTíN, yo he abandonado tantos libros que ya no me da ni pena. Pero abandonar algo que queda a la vista de todos, es mucho peor.

¡Ah! Y se me había olvidado otra obra pública paralizada: ni más ni menos que el palacio de congresos y auditórium de Guarazoca. Aunque ésta han tenido la decencia de rodearla de vallas con unas fotos decentillas.

HLO dijo...

¿Por qué te gustan tanto las islas?

Noemí Pastor dijo...

HLO, lo conté el año pasado cuando estuve aquí en El Hiero: http://boquitaspintadasnp.blogspot.com/2008/02/mi-obsesin-por-las-islas.html
Besos.

Perem dijo...

La pregunta es:

Has ido ya a comer al Restaurante Chino? ja, ja...

Y leo en un coment que pasa por tu cabeza quedarte un día en la Isla y no volver. No se, igual acabarías aburriéndote y todo con tanta tranquilidad......

Un saludo.

Noemí Pastor dijo...

Perem, no, como sospechas, no he ido al chino. He comido demasiadas veces en chinos y ya he llegado a mi cupo. Además, en El Hierro hay (otros) restaurantes estupendísimos.

Sí, corro el peligro de aburrirme mortalmente, pero me arriesgaré.