viernes, 5 de abril de 2013

La vida es un largo río tranquilo



La vie est un long fleuve tranquille, 1998
Dirección: Étienne Chatiliez
Guion: Étienne Chatiliez y Florence Quentin

En una ciudad del norte de Francia coexisten dos familias que no tienen ninguna relación entre ellas.
Por un lado está la familia pobre, los Groseille: madre, padre y seis hijos viven de las ayudas públicas y de delitos menores en un piso social.

Y, por otro, la familia rica, los Quesnoy: la madre frecuenta la parroquia, el padre dirige una empresa pública y los cinco niños estudian en un colegio privado.

Los Groseille y los Quesnoy nunca se habrían conocido si el doctor Mavial se hubiera portado de otra manera con su enfermera y amante Josette. Un día de Navidad el doctor le comunica a Josette que no va a pasar las fiestas con ella, sino con su esposa legítima, y la enfermera, a modo de venganza rabiosa, cambia a dos recién nacidos de sus cunas de la maternidad. Así Maurice Quesnoy pasa a ser Momo Groseille y Bernardette Groseille se convierte en Bernardette Quesnoy.


Doce años después fallece la santa esposa del doctor Mavial, pero el viudo se niega a casarse con su amante enfermera. Entonces Josette sufre otro ataque de rabia y escribe una carta a las dos familias para revelarles el intercambio de bebés.

Los pudientes Quesnoy deciden adoptar a Momo y mantener en su familia a Bernardette sin decirle nada sobre su verdadero origen para evitarle disgustos. Pero las cosas nunca salen como se planean.
¿Quieres leer más sobre esta peli? ¿Te apetece verla en VO? Pues pásate por Zinéfilaz