lunes, 3 de enero de 2011

El once en dos mil once

Me refiero al número 11 de la revista .38, el de diciembre de 2010, que ha salido ya en 2011.

Me dejo de tonterías y voy directamente al autobombo: me llena de orgullo y satisfacción haber actuado, junto con el gran Agustín Gil, de interposita persona para hacer posible la entrevista a la escritora Dominique Manotti, pues no nos consta que hable otra lengua que el francés y .38 se publica en castellano.

La revista entera en general merece la pena, claro, pero la entrevista en particular es magnífica, no porque yo haya tenido que ver con ella (bueno, igual sí), sino porque Manotti dice cosas interesantísimas que, si os gusta mínimamente la literatura negra, o la literatura a secas, no os podéis perder.

Os pongo el enlace aquí: http://revistacalibre38.files.wordpress.com/2011/04/3811.pdf.

La entrevista está en la página 12.

Disfrutadla.

36 comentarios:

Laura Uve dijo...

El género negro es mi debilidad, así que me voy a leerla. Aysss... eso del autobombo es mu sano Noemí, y a mi me va de perlas para enterarme de la entrevista.

Un abrazo.

Almanaque dijo...

Miraremos esa entrevista, Noe. A ver si recupero la sana costumbre de visitar este blog tuyo, que este último año he andado muy misántropo.
Abrazo.

Alice Silver dijo...

Leí el otro día la entrevista y efectivamente es interesantísima. Muchas gracias!

Noemí Pastor dijo...

LAURA, no te defraudará, estoy segura. Gracias por reafirmarme en lo del autobombo: a mí la verdad es que me da un poquico de vergüenza.

Noemí Pastor dijo...

ALMANAQUE, la misantropía es bienvenida en este blog. Venga usted cuando quiera y vuelva a marcharse cuando le apetezca. Abrazo.

Noemí Pastor dijo...

ALICE, de nada. Ha sido un placer.

ricardobosque dijo...

Gracias, Noemí, por el comentario y por ser cómplice necesaria (junto a Agustín) en este número de .38. La entrevista, muy recomendable, claro. Las preguntas están bien (mi modestia me impide utilizar un calificativo más adecuado), pero las respuestas son excelentes.
Y recomiendo, sobre todo, leer a la autora, cualquiera de sus novelas.
Salud,
Ricardo

Elena Rius dijo...

Gracias, Noemí, por darme a conocer est revista. Me ha parecido muy interesante la entrevista. Demoledor y ciertísimo su comentario sobre los delicuentes de guante blanco que manejan la economía. Así nos va.

Laura Uve dijo...

La revista es muy interesante y la entrevista me ha encantado... me ha gustado la distinción que hace entre novela policiaca y novela negra, la encuentro muy acertada e interesante.
Tenemos que dar a conocer todo lo que es de calidad.

Un abrazo

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Te deseo feliz 2011 y me voy a ese enlace que nos dejas.

Besicos muchos.

Noemí Pastor dijo...

RICARDO, gracias a ti por invitarnos a participar en estas aventuras.

Noemí Pastor dijo...

ELENA, de acuerdo. La señora Manotti habla clarito y se le entiende todo, ¿verdad? Gracias a ti por tu amable visita.

Noemí Pastor dijo...

LAURA, ya sabía yo que te iba a gustar. De acuerdo con que explica muy bien la diferencia, aunque ya sabes que, si repasas las novelas una a una, los límites no están tan claros. Besos.

Noemí Pastor dijo...

CASA, querida. Toda la felicidad del mundo también para ti. Espero que disfrutes de la lectura.

Mita dijo...

Gracias, Noe.
Voy a leerla.
Ya que estoy por aquí, ¿sabes quién es Eli Tolaretxipi?
Kuss

SRO dijo...

qué mujer tan interesante, Noemí. Es de las que te nutren. Claro que esas preguntas le sacan todo el jugo ¿y quién transporta esas respuestas para que nos llleguen en todos sus matices? pues entonces hay que felicitarte.
Lástima no pudiesen entrevistar los de la revista a XVI porque la novela vaticana es mu negra...

Bargalloneta dijo...

Desconocia esa revista... gracias por hacermela conocer!!
feliz año!!!
un petó

Julen Iturbe-Ormaetxe dijo...

Una lástima que no podamos reproducir ninguna parte de esa entrevista a no ser que nos pongamos en contacto no contigo o con Agustín Gil sino con quienes publican la revista. No sé qué sacan de todo esto con esa restricción tan grande que colocan en la portada de la revista. ¿Dar miedo?

ricardobosque dijo...

Julen, por alusiones: no pretendemos dar miedo a nadie con lo de prohibir la reproducción sin autorización de los contenidos de la revista. Simplemente, ya que nadie cobra un duro por el trabajo que realiza, lo que queremos es que nadie se lucre con sus contenidos, máxime teniendo en cuenta que hay relatos inéditos, por ejemplo, a cuyos autores supongo no les haría mucha gracias verlos reproducidos por ahí, pues eso, sin pedirle al menos permiso.
En este caso, y como las preguntas son mías, por mí no hay inconveniente alguno en que las reproduzcas donde quieras, siempre y cuando cites la fuente como la educación manda. A Noemí y a Agustín me imaginbo que tampoco les importará.

Noemí Pastor dijo...

MITA, creo que te gustará. De Tolaretxipi poco sé: que traduce y escribe poesía y punto. No he leído nada suyo y tampoco la conozco personalmente. ¿Tú sí?

Noemí Pastor dijo...

SRO, bueno, habrá más ejemplares y más entrevistas. Todo se andará. Eres muy amable.

Noemí Pastor dijo...

BARGA, de nada. Es un placer dar a conocer cosas buenas. Más besos pa ti.

Noemí Pastor dijo...

JULEN, ya te contesta Ricardo.

Noemí Pastor dijo...

RICARDO, ya te va a contestar Julen. Y aprovecho para decir que sí, que me reproduzcan y que me citen. Besos, maño.

juleniturbe dijo...

Hola, Ricardo.

Voy por partes con lo que dices en tu comentario:

- "lo que queremos es que nadie se lucre con sus contenidos, máxime teniendo en cuenta que hay relatos inéditos"
Querer que alguien no se lucre con contenidos ajenos es algo que puedes regular con una licencia Creative Commons no permitiendo usos comerciales.

- "por ejemplo, a cuyos autores supongo no les haría mucha gracias verlos reproducidos por ahí, pues eso, sin pedirle al menos permiso"."
Quizá hay personas que quieran que su obra se difunda. Para eso escribe la mayor parte de la gente, ¿no? Eso sí, ¿con qué condiciones? Citas una: pedir permiso. Pero si cada vez que tengo que difundir algo de tu revista tengo que pedirte permiso, lo siento pero paso de difundirla. Me parece más lógico que si quieres difundirla me concedas el permiso de antemano y le pongas condiciones. Porque, claro, si difundo algo de tu revista y no te pido permiso antes, soy un delincuente, porque como dices bien claro en la portada, hay leyes que podrías aplicarme.

¿Crees de veras que tiene sentido "prohibir de antemano" y no al revés, "permitir de antemano" pero con ciertas condiciones? Cada vez que veas que alguien ha cogido un pedazo de una entrevista y la está publicando en un blog, si no te ha pedido permiso, está delinquiendo. Lo quieras tú o no: conviertes a esa persona que a lo mejor lo hace con su mejor intención -y que incluso podría estar alabando algo que has escrito- en una delincuente.

Luego hay otra cuestión. Si la gente te echa un cable para traducir algo, ¿por qué deduces de antemano que quieren aplicar copyright a su producción? ¿Por qué deduces que quieren lucrarse cuando la colaboración que han hecho contigo ha sido sin ánimo de lucro? Por ejemplo, si miro al blog de Noemí, veo que a sus contenidos le aplica una licencia Creative Commons - reconocimiento de fuente. Nada que tenga que ver con lucro.

Me parece mucho más lógico que una revista como la vuestra se replantee la forma en que aplica el derecho de copyright, más cuando hay colaboraciones de por medio. Hoy en día hay alternativas para licenciar contenidos que obligan a reconocer la fuente, no permitir usos comerciales y otros condiciones. Os animaría a que os lo plantearais.

Todo lo anterior, con la mejor de las intenciones. La revista es vuestra. Yo sólo transmito una opinión.

Un saludo,

Julen

ricardobosque dijo...

Julen, te agradezco los comentarios y sugerencias, pero creo que hay una cosa a tener en cuenta. Dices que por qué no permitir la difusión de entrada con ciertas restricciones en lugar de prohibir sin permiso expreso. Pues la respuesta es sencilla, al menos para mí: ni yo ni la revista somos los propietarios de sus contenidos, sino los propios autores. Y lo que no vamos a estar es preguntando a cada uno de ellos en qué condiciones están dispuestos a que se publiquen sus artículos en otros medios diferentes a .38. Por eso, creo que lo lógico es pedir permiso, como ya se ha hecho en otras ocasiones incluso para publicar artículos en otros idiomas. Pero, por supuesto, ha tenido que ser el autor del artículo quien acuerde con ese otro medio las condiciones de su publicación, yo no he sido sino un simple intermediario que he facilitado el contacto entre el autor y la persona interesada en editar el artículo en otro medio.
Un abrazo,
Ricardo

juleniturbe dijo...

Hola de nuevo, Ricardo.

"Y lo que no vamos a estar es preguntando a cada uno de ellos en qué condiciones están dispuestos a que se publiquen sus artículos en otros medios diferentes".

Es tan sencillo como decidir -desde vuestro punto de vista- qué licencia sería la más interesante para que vuestros contenidos se difundan. A partir de entonces, cuando contactáis con alguien para que colabore, le pasáis los contenidos de la licencia (en Creative Commons esto son 4 líneas o incluso un simple enlace en Internet) para que dé su visto bueno. Es decir, hacéis ver que ponéis una una postura activa favorable a la difusión "por defecto" y con las condiciones que estiméis.

¿Que alguien no está de acuerdo con esas condiciones? En la portada de la revista decís que se aplica una licencia general Creative Commons excepto donde se indica la contrario. Asunto resuelto.

¿Acaso no crees que pueda haber mucha gente que colabora con vosotros que no querría que su obra se difundiera? ¿Qué pasaría si vuestra propuesta es que esa difusión fuera "por defecto" a través de Creative Commons y con ciertas condiciones?

Si no la cambiáis y la dejáis como tenéis ahora:
1- Desanimáis a redifundir
2- Podéis ir en contra del espíritu de algunas personas que colaboran con vosotros (me atengo al ejemplo de Noemí y la licencia que aplica a los contenidos de su blog)

Saludos.

Julen

ricardobosque dijo...

Efectivamente, Julen: Noemí es perfectamente libre de hacer lo que quiera con sus textos (y yo también, y en mi blog personal no hay restricción de ningún tipo), pero insisto en que yo no soy libre de utilizar el trabajo de los demás como me dé la gana. Tu opción me parece valida; la nuestra, más sencilla.
En cuanto a lo de desanimar a redifundir, no sé si habrá a) muchas personas interesadas en difundir los contenidos o parte de ellos y que no lo hagan por algo tan sencillo como enviar un email a la revista y b) muchas personas tan respetuosas como tú a la hora de hacer advertencias legales de cualquier tipo (las estadísticas de descargas de contenidos indican lo contrario, pero eso ya sería otro debate.
Salud,
Ricardo

SRO dijo...

Hola
juzgo muy interesante esta discusión y me inclino por las tesis de Julen de permitir de antemano antes que prohibir si no se pide permiso.
Creo también que sería una fórmula más sencilla y más práctica.
Estoy convencido de que con las licencias Creative Commons y copyleft
hay mucho más a ganar que con el Copyright tradicional y creo por eso que la tesis de Ricardo va más contra
el espíritu de internet por la difusión de la cultura. Desde luego, yo como artista deseo que mi obra se difunda y se lea lo más ampliamente posible

En un terreno más especulativo o intuitivo creo que hay una sobrevaloración de la propiedad privada que es un lastre para la producción artística en muchos casos
y un miedo atávico o burgués a perder el control de lo que consideramos únicamente nuestro y que muchas veces no lo es no lo es del todo

Saludos a los dos

SRO dijo...

He olvidado mencionar que la entrevista y la revista de Ricardo me gustaron mucho.
imperdonable
más saludos

ricardobosque dijo...

SRO, en primer lugar, gracias por lo último y me encanta que te haya gustado la entrevista.
En segundo lugar, menudo debate se está montando en casa de Noemí, seguro que ella misma no se lo esperaba.
Me gusta eso de la difusión libre de la cultura en internet, pero después de unos 13 años produciendo contenidos para la red es algo que todavía no me queda muy claro. ¿Qué quiere decir eso de la libre difusión de la cultura? ¿Que todo el mundo debe tener acceso libre a ella? Me apunto. ¿Que quienes producen contenidos culturales de cualquier tipo deben estar satisfechos con que alguien les lea sin más, que no se valore su trabajo? Bueno, ahí ya no estamos tan de acuerdo.
Dices "un miedo atávico o burgués a perder el control de lo que consideramos únicamente nuestro y que muchas veces no lo es no lo es del todo". Bueno, si algo en lo que he invertido varios meses de mi tiempo libre (una novela, por ejemplo) no puede considerarse como algo enteramente mío, apaga y vámonos. Creo que como creador de esa obra (mala o buena, no seré yo quien lo diga) tendré algún derecho sobre ella, por ejemplo decidir si la regalo (como he hecho con libros de relatos) o pretendo sacar un eurillo por ejemplar vendido, que no me da para vivir pero sí para invitar a vermú a los amigos.
Me llamas (de refilón) burgués. Yo, como mi paisano y admirado Labordeta me considero anarco-burgués (si ello es posible) y por encima de todas las libertades (incluso la cultural) creo en la libertad del individuo. Algo sagrado para mí. Tal vez lo único sagrado para mí.

Balovega dijo...

Bella noche.. los reyes pasaron por estos lares y....

Baltasar ha sido pillado cruzando en patera el estrecho, Gaspar detenido en un control de alcoholemia de la Guardia Civil y Melchor está de luna de miel por su reciente boda gay con uno de sus pajes… Los tiempos cambian pero los deseos son siempre los mismos: FELIZ AÑO 2011.

Un abrazo

SRO dijo...

Ricardo,
uno escribe para que le lean. Si te lee mucha gente del modo más rápido posible es para estar satisfecho. Y es buena señal. Seguro que eso mejora tus expectativas de negocio.
No se trata de perder ningún derecho sobre tu obra sino de dejarla ir con más libertad de acción e incluso de transformación hasta donde tú quieras otorgar
Creo que esta reacción tuya confirma precisamente lo que yo insinuaba
pero dejémoslo porque eso del miedo atávico burgués a perder el control de la propiedad... -cómo me ha quedado de grave, por favor!... lo he querido situar en un terreno especulativo en plan digresión. Te aseguro que estaba pensando en mí mismo y en modo alguno he pretendido etiquetarte como burgués -si eso te molesta-
Fíjate que como empresario yo mismo soy más burgués de lo que quisiera En cuanto a lo de anarco-burgués: cómo no va a ser posible, hombre! ¿Y quién no lo es un poco hoy en día?
Creo que la fórmula que funciona es la que te funciona a tí
Bueno! pues nada: mucho éxito con esa revista, y con tu obra.
Y feliz año nuevo ya de paso

Noemí Pastor dijo...

BALOVEGA, gracias por tu visita. Mis mejores deseos también para ti.

Noemí Pastor dijo...

JULEN, RICARDO, SRO, pueden ustedes seguir debatiendo. Mi casa es su casa, siempre que no se levanten la voz y me dejen ver tranquila la tele. Aprendo mucho con ustedes.

ricardobosque dijo...

Gracias, Noemí. Y si sacas unas cervezas y algo de picar, no nos echas de aquí ni con agua caliente.
Bueno, y Feliz Año a Julen, SRO y demás gentes de buen vivir