lunes, 8 de septiembre de 2014

El Reino

Quienes me seguís en Facebook, Twitter o Instagram, ya os habréis percatado de que he pasado unos días en Francia, concretamente en un pueblecito muy pequeño, Aspin-en-Lavedan; tan pequeño tan pequeño que no tiene tiendas, así que para casi todo menester tenía que bajar a la ciudad. Y la ciudad más cercana, a solo tres kilómetros, era Lourdes.

Ya había estado anteriormente en Lourdes; así y todo, me ha vuelto a impresionar. Es una especie de parque temático mariano y lo más parecido que he visto a Las Vegas (donde en Las Vegas pone "Casino", en Lourdes pone "Artículos religiosos"), incluido el hecho de que la ciudad revive de noche con la procesión nocturna diaria en la que participan miles de personas y la Rue de la Grotte chisporrotea de neones como The Strip.

Me conmueve, siempre me ha conmovido, el espectáculo de la fe; me fascina, además, el arremolinamiento de mercaderes alrededor de los templos; y, por si fuera poco, casualidad de casualidades (juro que no lo he hecho a propósito), en todo este tiempo he tenido en las manos un libro de temática religiosa, católica: Le Royaume ("El Reino"), de Emmanuel Carrère (P.O.L éditeur, 2014), que se refiere, claro, al reino de los cielos, al reino de Dios.

Carrère presenta así su libro en la contraportada: "En cierto momento de mi vida fui cristiano. Me duró tres años. Pasó. Los caminos del Nuevo Testamento, que antaño recorrí como creyente, los recorro ahora ¿como novelista?, ¿como historiador? Digamos que como investigador". [La traducción y la adaptación son mías]

En el prólogo apunta Carrère algo que no se me ha quitado de la cabeza en todos estos días que he paseado, comido, cenado, comprado y flipado en Lourdes. A propósito de la serie televisiva Les Revenants, en la que participó como guionista, se pregunta qué pasaría si algo que es del todo imposible, sin más, sucediera. Porque eso está, en su opinión, en los orígenes del cristianismo: "Una comunidad de parias se congrega en torno a un suceso tan pasmoso como una resurrección. Es la historia de algo imposible y que, sin embargo, sucede."

Y eso pensaba yo todo el rato: es imposible que se le aparezca a nadie la Virgen; es imposible que un enfermo terminal sane repentinamente por beber agua de un manantial; es imposible que un ejecutado resucite tres días después; es imposible que un terrorista secuestre un avión de pasajeros y lo estrelle, con cientos de personas a bordo, contra un edificio de Manhattan; es imposible que un alto responsable político de un territorio haya infringido durante décadas su propio sistema fiscal y no se haya hecho público. Vale, de acuerdo, es imposible. Pero, ¿y si sucede?

Para acabar, otra casualidad: Carrère estará en Bilbao el sábado 4 de octubre, charlando con otro grande, Jean Echenoz, con motivo del V Festival Internacional de Literatura y Arte con Humor La Risa de Bilbao. Echad un vistazo al programa, porque, además de esos dos monstruos, estarán Forges, Maialen Lujambio, Luis Goytisolo, Isabel Coixet, Julian Barnes y más.

3 comentarios:

José María Souza Costa dijo...

Hola
Invitación - E
Soy brasileño.
Pasei acá leendo , y visitando su blog.
También tengo un, sólo que mucho más simple.
Estoy invitando a visitarme, y si es posible seguir juntos por ellos y con ellos. Siempre me gustó escribir, exponer y compartir mis ideas con las personas, independientemente de su clase Social, Creed Religiosa, Orientación Sexual, o la Etnicidad.
A mí, lo que es nuestro interés el intercambio de ideas, y, pensamientos.
Estoy ahí en mi Simpleton espacio, esperando.
Y yo ya estoy siguiendo tu blog.
Fortaleza, la Paz, Amistad y felicidad
para ti, un abrazo desde Brasil.
www.josemariacosta.com

Antonio Toribios dijo...

Ganas dan de ir a Bilbao.

Noemí Pastor dijo...

Serías bienvenido, ANTONIO. Lo sabes.