jueves, 11 de febrero de 2010

Más BCNegra: Terenci Moix policial

Antes de la aparición estelar de Ian Rankin que os extracté, se celebró una mesa redonda sobre dos novelitas policiales que publicó Terenci Moix en 1963, con el seudónimo de Ray Sorel: Ray porque Terenci en realidad se llamaba Ramón y Sorel por el de Rojo y negro. Estas dos novelitas, Han matado a una rubia y Besaré tu cadáver, las acaba de reeditar Planeta en un solo volumen y, para celebrarlo, se juntaron (de izquierda a derecha en la foto chunga, sorry) Rosa Mora como moderadora, Boris Izaguirre, Ana María Moix y Francisco González Ledesma, quienes acabaron oficiando un delicado homenaje a la literatura de quiosco. Os extracto lo que dijeron.

Ana María Moix (¡Qué buena su novela Vals negro!). En esta dos novelas está ya el Terenci novelista de después, ya se adivina su personalidad, su estilo, con personajes muy transgresores para la época.
(...) Terenci también escribió novelas rosas, de amor, para la editorial Bruguera, pero, al parecer, se las rechazaron.
(...) Terenci detestaba a Bogart: decía que olía a tabaco y a sudor.

Boris Izaguirre. Estas novelas ahora están relativamente valoradas, pero en la época era la única manera de publicar. Recuerdo que también Gore Vidal escribió novela negra (Muerte de una bailarina) con seudónimo.
(...) Lo cierto es que escribir "género" es una gran escuela: te disciplina, te enseña a narrar.
(...) Terenci decía que el glamur es democrático, porque no viene de nacimiento, sino que se puede adquirir.
(...) Para Terenci nada era ajeno a la cultura. Estaba enganchado a las telenovelas. Le gustaba mucho "Betty la fea". "Siempre hay tiempo para Wagner", decía.

Francisco González Ledesma, que tiene publicadas más de trescientas novelas de quiosco con el seudónimo de Silver Kane.
La gente que escribía novelas de aventuras o románticas no eran muertos de hambre, sino personas verdaderamente brillantes, depuradas por el franquismo muchas, que no podían ejercer su profesión y se dedicaban a escribir novelitas (así se las llamaba, novelitas) con gran dedicación y sacrificio.
(...) Eran aquellas épocas especialmente duras y amargas; el cine y las novelitas justificaban la vida de la gente de barrio, de la gente que no tenía sueños.
(...) ¿Por qué gusta tanto la novela negra? Porque tiene todos los ingredientes de las demás novelas, pero además, intriga, un muerto.
(...) La novela romántica es un mundo en el que las mujeres se sienten bien porque en él reina el respeto y la admiración, y eso es algo que no ofende a nadie. Las mujeres leían que el mundo podía ser diferente.

Technorati tags

27 comentarios:

Dante de pan dijo...

el señor Boris da para un roto y un descosido, nunca mejor dicho...
y tanta gente en paro.

Noemí Pastor dijo...

Yo no puedo evitar que me caiga bien.

Manuel Márquez dijo...

Tuvo que estar interesante, compa Noe, la mesa de marras, aunque a mí la omnipresencia de Boris Izaguirre hace tiempo que me parece excesiva. Una cosa es la dispersión y otra... Pero, bueno, si a tí te cae bien, ya se sabe, la cuestión de las simpatías y antipatías suele ser algo bastante poco "controlable"...

Un abrazo y buen día.

Noemí Pastor dijo...

Manuel, a mi me gustó, como digo, el inesperado y emotivo homenaje a la presunta subliteratura, porque una ya está harta de bobada, de elitismos y de intelectualidades casposas, corbatudas y vacuas. Te aseguro que Boris estuvo a la altura y a mi no me importa que nadie haga muchas cosas mientras las haga bien. Por cierto, no he leído sus novelas, así que de eso no puedo opinar. Besos, compa.

Sr Q dijo...

A mí Boris me cae bien, en principio su personalidad puede ensombrecer el resto, pero me parece un hombre muy inteligente y con mucha cultura. Y sobre todo curioso, es importante eso.

Esta noticia la leí el otro día en El País y me las pienso comprar, las historias tenían una pinta muy buena, con una buena dosis de riqueza, glamour y crimen. ¡Mola!

Noemí Pastor dijo...

Ya ves, Señor Q, que Boris, sin comerlo ni beberlo, acapara los comentarios a esta entrada.
Y, en cuanto a las novelitas de Terenci, seguro que yo también pico, aunque, de entrada, no soy muy terenciana. Besos, míster.

Uno dijo...

Yo creo que la vida es esencialmente injusta hasta en el reparto de la inteligencia. Y que Terenci hubiera estado muy contento de ver a Boris en esa presentación. Y que esta entrada te ha quedado muy interesante y entretenida.
Un abrazo

Noemí Pastor dijo...

UNO, la vida es injusta en el reparto de virtudes, pero luego tampoco se porta especialmente bien con la gente más valiosa. En fin.

calamarin dijo...

Me ha gustado mucho está frase:
Terenci detestaba a Bogart: decía que olía a tabaco y a sudor. Siempre he pensado lo mismo, nunca entendí como ese hombre triunfó en el cine... Y no me puedo resistir al tema Boris, me parece un oportunista y un cara dura, pero sobre todo UNA MAMARRACHA!!!

kweilan dijo...

Debio ser entretenida la mesa redonda por lo que se ve en el resumen que has hecho. Gracias por el consejo en la reseña anterior :)

nineuk dijo...

Boris es ingenioso y si se pone, hasta genial, sin duda. Como escritor, no pude terminarlo...me resultaba demasiado plano y previsible tod.

Noemí Pastor dijo...

CALAMARIN, amore, yo tampoco he sido nunca bogartiana. No lo veo ni como actor ni como estrella.

KWEILAN, entretenida y nutritiva, sin duda. De nada. No me gusta ponerme gurú ni consejera (bueno, del gobierno, sí me gustaría), pero si tú me lo pides...

NINEUK, tendré en cuenta tu opinión por si un día cae en mis manos un Izaguirre. Ahora que lo pienso, tú también eres una estrella multimediática. Algo tendrías que decir sobre esto.

El Mostro dijo...

Le agradezco señorita el consejo. supongo que en algún momento llegarán a Mosterio.

Saludos.

Noemí Pastor dijo...

De nada, caballero. En cuanto pueda, visitaré su cueva.

Francisco Ortiz dijo...

Así empezamos tantos, con esas novelistas, con esas aventuras sencillas y que encendían nuestra imaginación.

Felipe Sérvulo dijo...

Noemí, es un gusto seguirte. Hasta ahora no había leído tu perfil, me has arreglado, un poco, esta tediosa tarde.
Un fuerte abrazo.

Alice Silver dijo...

Como a tí me gustó el homenaje a la literatura popular o de quiosco, un género que desconocía casi totalmente hasta que hace un mes descubrí al Comisario San-Antonio. No había oído hablar de Silver Kane ni de otros que mencionaron como Peter Debry (Pedro Victor Debrigode)...

pilar mandl dijo...

¡Cuánto tiempo Silver Kane! leí un montón porque mi padre las compraba. Tenían humor. Me gustaban.
Parece que fue muy interesante la mesa redonda.
Gracias por compartir un fragmento... Boris hace muy bien su papel.

Un beso

Noemí Pastor dijo...

FRANCISCO, y está feo renegar de lo que alguna vez nos ha hecho felices.

FELIPE, encantada de que esto que escribo sirva para entretener a alguien. Nos leemos.

ALICE, la literatura de quiosco es inabarcable, así que no te extrañe no conocer a casi nadie. A ver cuándo le toca el turno de dignificación a la narrativa rosa.

Noemí Pastor dijo...

PILAR, yo no recuerdo haber leído novelitas de quiosco, pero sí fotonovelas que "descambiaba" mi tía en las tienditas donde también había un cartel que decía: "Se cogen puntos a las medias".

Kaplan dijo...

Tampoco yo soy muy terenciano en la lectura; me gustaba la persona que veía en las entrevistas de la tele: divertido, complicado, un poco el precedente de Boris. Ambos tienen en común, cada uno a su manera,que se inventaron su propio personaje, y es entretenido.
De Terenci recuerdo siempre aquella cajetilla de ducados sobre el ataúd el día de su funeral.
Yo también soy de ducados, pero ya no ejerzo.

Choni Mandl dijo...

Pues yo fotonovelas también...

Choni Mandl dijo...

¿De qué película es la foto de tu perfil?

Noemí Pastor dijo...

KAPLAN, sí, agradezco los personajes mediáticos divertidos, frivolones y no necesariamente estúpidos. Yo recuerdo del funeral de Moix que pusieron la banda sonora de Peter Pan. Con todos mis respetos, lo encontré grotesco.

CHONI, yo estudiaba con lupa las fotos de besos en los morros. Luego, los besos de verdad me parecían demasiado apretados.
De "Rebeca".

Noemí Pastor dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
tacitus dijo...

Estoy de acuerdo con ud. Mrs Shepherd, si me permite llamarla así -aunque su mirada severa me intimida-.

Boris estuvo bien, aunque González Ledesma ganó por KO. Alguien de por aquí (¿ud.?) debería escribir la historia de la princesa polaca.

Boris empezó algo cohibido, porque él estaba allí como amigo de Terenci. Pero luego se animó y en esa condición remató bien la faena. Todas las referencias a Bogart fueron muy buenas ("Bogart es el único que no sobreactúa, ni siquiera actúa").

Y muy buena la anécdota de Rosa Mora sobre Terenci y su presentación en Roma de Venus Bonaparte -se encuentra muy fácil la historia original publicada en El Pais usando google-

Noemí Pastor dijo...

Vaya, TACITUS, gracias por recordarme todas esas historias y anécdotas estupendas que no recogí en mi post. Sí creo que G. Ledesma se ganó al público más que nadie, pero es que con semejante currículum y tal capacidad de comunicar, nadie lo vence.
Y no se deje intimidar por mi mirada: simplemente bizqueo un poco.
Nos leemos. Agur.