domingo, 28 de noviembre de 2010

Más minotauros

Ya os conté que la gente de la editorial NGC Ficción tuvo la amabilidad de enviarme un ejemplar de La versión del minotauro, primera novela de Francis P. Fernández.


Pues bien, unos meses después por fin me he leído la novela (soy lenta y se me acumula el trabajo) y estoy en condiciones de afirmar que el autor resuelve muy bien el enfrentamiento entre dos antagonistas que recorren un laberinto pisándose mutuamente los talones.


He disfrutado de su lenguaje chulesco y testosterónico, que homenajea a los clásicos cínicos del género. Me he reído con algunos excesos y me he admirado al comprobar que todos los personajes, absolutamente todos y todas, incluida la señora vicepresidenta del gobierno, cincuentona cañón, y un señor ex presidente de sonrisa ratonil, fuman como en las pelis antiguas. ¿Cuánto hace que no veis un cigarrillo en el cine? ¿Y en la tele?


Tengo que añadir algo que me ha llegado al corazón: el agradecimiento final al gremio de los correctores, esos seres de la misma especie de los traductores, invisibles y sin embargo humanos, que relizan una labor también destinada a pasar inadvertida, excepto cuando meten la pata, claro.


En Internet podéis ver el cortometraje que, de algún modo, presenta La versión del Minotauro.
En la web de la editorial, lo podéis encontrar aquí:
o aquí:
En Youtube:
En Vimeo (a mayor calidad):
Que lo disfrutéis.


Y hay otra buena noticia: que NGC Ficción tiene ya tienda on line: 


http://www.ngcficcion.es/index.php?option=com_virtuemart&Itemid=79
Editorial NGC ficción! Editorial NGC ficción!





miércoles, 24 de noviembre de 2010

El bigote


Así se titula una de las primeras novelas que publicó uno de mis favoritos, Emmanuel Carrère. Luego, en 2005, él mismo dirigió una peli basada en la novela, con Vincent Lindon (una de mis once mil debilidades cinematográficas) de protagonista. Os pongo el enlace al tráiler, porque no me lo deja insertar.

La novela es relativamente breve (183 páginas justas), su peripecia es única y gira alrededor del título, esto es, del bigote. Resulta que un arquitecto parisino guaperas decide un buen día afeitarse el bigote y cuando pregunta a su mujer y a sus amigos a ver si está más guapo sin mostacho, todos le contestan que qué demonios dice, que él no ha tenido nunca mostacho.
A partir de ahí, la cosa no mejora y el bueno del mostachudo acaba dudando de su vida entera, porque, pensándolo bien, si nunca ha tenido bigote puede que tampoco tenga esposa, ni padres, ni amigos, ni viva en París ni sea arquitecto.

He trasteado por Internet a ver qué se decía de la novela y me he maravillado, como me sucede siempre, con ese empeño de la gente por buscarle simbolismo y explicaciones a todo. Me he encontrado con todo un tratado de simbolismo bigoteril: virilidad, crisis de la masculinidad, crisis de los cuarenta, de los cincuenta, caída del imperio romano...

Vamos a ver, señoras y señores hermeneutas: ¿no cabe la posibilidad, por remota que sea, de que no signifique NADA? ¿No creen que existe lo irracional, lo absurdo, lo sinsustancia, lo que ocurre porque sí, sin más, en nuestras vidas? ¿Siempre hay algo que explique la tragedia, la deriva, el suelo que deja de ser firme bajo los pies, el descenso a los infiernos? No. 

Por cierto, de la novela, que yo sepa, sólo hay una edición en español, argentina, en editorial Atlántida (1987). Servidora de ustedes ha leído La moustache en ediciones P.O.L (1986), concretamente en la colección Folio, la que os he puesto en la foto. La peli no la he visto, pero le tengo ganitas.

Otras cosas que he escrito sobre las novelas de Carrère: Una semana en la nieve, El Adversario, Una novela rusa y D'autres vies que la mienne.

Technorati tags

domingo, 21 de noviembre de 2010

Encuentro de bloggers de Getxo y alrededores

Prometí que parasitaría lo que otras y otros escribieran sobre este encuentro de influyentes blogueras y así lo haré.

Bueno, venga, va, también diré algo. Cuatro cosillas.

Una, que fue un placer escuchar a tanta chica lista. Primero a Estefanía Jimenez, Ederne Frontela y África Baeta. Luego, donde me tocó a mí participar, Lucía Martínez Odriozola hizo que nos sintiéramos todas a gusto y pudiéramos desbarrar un poquito, lo cual se agradece. Y esas todas fuimos Izaskun Bilbao, Cristina Juesas, Lorena Fernández, Nerea Gálvez, Raquel Franco y servidora de ustedes.

Dos; ésta es la parte para poneros verdes de envidia: Fernando Canales nos regaló tres esferificaciones: de azafrán, cardamomo y vainilla. Vedlas en la foto de Sonia Prieto.


Tres. No era mi intención ir de victimilla en cuanto a la discriminación de género. Si he dado esa impresión, es que lo he hecho fatal. Tengo demasiada mala hostia como para ser una pobre víctima. Además, creo firmemente que ya se ha pasado la época de las lamentaciones y hay que agarrar el poder por todas las agarraderas. Ahora bien, mientras la situación sea la que es y las cifras sigan cantando, las seguiré exponiendo, vaya que si las seguiré exponiendo, aunque a algunas orejitas no les guste oírlas, aunque sea más bonito vivir en la ilusión de que "ya hay igualdad".

Cuatro. Que fue todo un placer y que me apuntéis ya al encuentro del año que viene.

Y ahora os enlazo la crónica de Sonia Prieto, la de Nerea Gálvez, la de Julen Iturbe, la de Leyre Hualde, la de Maripuchi, la de Alexander Méndez, la de Izaskun Bilbao, la de Aulas y Cables, la del Creativity Zentrum, la de Josu Andoni, la de Marikeli, la de Arabarra y el trabajo ímprobo (no esperábamos menos) del lehendakari Agirregabiria.

Según vayan publicando cositas, las iré enlazando.

Technorati tags

miércoles, 17 de noviembre de 2010

No hay dos sin tres

Hubo una primera edición y ya hay una segunda, así que ¿quién nos dice que no habrá una tercera?

Hablo de Terror en píldoras. Me leí muy a gusto la primera edición, como ya os conté, así que con más gusto todavía he recibido del autor, David G. Panadero, la segunda edición revisada y ampliada ¡y con santos en color!

En las "Notas sobre la segunda edición" nos recuerda David que Terror en píldoras es un libro autoeditado, lanzado al margen de cualquier editorial, lo cual le dio total libertad para hablar de películas modestas, pues, si no, tendría que haber escrito sobre James Cameron.

Empezó con una tirada de cien ejemplares, que fue reimprimiendo según se agotaba. Distribuyó en libro en librerías de amigos, principalmente en Estudio en Escarlata, donde, meses después de la publicación del libro, la gente lo seguía pidiendo.

Y, sin más, como no se me ocurre mejor despedida, os copio palabra por palabra las consideraciones de David sobre el cine de hoy y de mañana.

Como colofón he añadido unas reflexiones finales, que no definitivas, sobre el cine actual, sus formatos, sus duraciones y la posibilidad de que vuelva a haber píldoras de terror. Con la tendencia actual del cien a la carta, la impresión a demanda, el "hazlo tú mismo" y el triunfo de la cultura "dos punto cero", no sería de extrañarque volvieran a aparecer adaptaciones de Poe, Lovecraft y nuestros autores favoritos. Aunque quizás, cuando llegue ese momento, habrá más gente rodando cortos que espectadores verdaderos.


Technorati tags

viernes, 12 de noviembre de 2010

Getxo y blogs


Me llena de orgullo y satisfacción que mis amiguitas y amiguetes de Getxo me hayan incluido en ese grupito selecto de las blogueras más influyentes de Euskadi (¡oh my god, qué responsabilidad!), sobre todo porque me codeo con chicas estupendas; y no lo digo por decir: lo digo porque a la mayoría las leo, las conozco, les tengo cariño y admiración y de mayor quiero ser como ellas.

Nos pondremos de largo en el II Encuentro de Bloggers de Getxo (y alrededores). Os copio y pego el programa completo. A ver si os animáis.

II Encuentro de Bloggers de Getxo
sábado 20 de noviembre de 2010

11:00 Recepción y acreditaciones.

11:15 Bienvenida del Alcalde bloger de Getxo, Imanol Landa.

11:30 Presentación de las actividades pasadas y futuras de la Asociación Bloggers de Getxo y alrededores, a cargo de la Junta de GetxoBlog.

11:45 Panel de medios de comunicación con blogueras representantes de medios periodísticos con Estefanía Jiménez (bloguera en prensa), Ederne Frontela (bloguera en radio) y África Baeta (bloguera en televisión).

12:30 Mesa redonda y debate con las blogueras más influyentes de Euskadi que moderará Lucía Martínez Odriozola (una de ellas y socia de GetxoBlog). Las confirmadas son Izaskun Bilbao, Lorena Fernández, Raquel Franco, Nerea Gálvez, Cristina Juesas, Idoia Mendia, Silvia Muriel y Noemí Pastor.

14:00 Cierre por Fernando Canales, del restaurante Etxanobe, que nos deleitará con su palabra y con una sorpresa culinaria para cada asistente. También se repartirá algún recuerdo de Getxo y recordará la próxima Cita GetxoBlog.

14:15 Foto oficial de BLOGERs de GETXO en el Puente Colgante.

14:30 Comida de hermandad: Glass de las Arenas, calle Mayor 33, 48930, Las Arenas/Getxo

16:30 Para aquellos que han participado en la comida: Viaje opcional y gratuito en barco hasta el Museo Marítimo de Bilbao, incluyendo la entrada al Museo.

Inscripciones en http://www.eventbis.com/evento/cartel/50 o en http://www.facebook.com/GetxoBlog

lunes, 8 de noviembre de 2010

Y así más fuerte poder cantar

El otro día fui al cine (estoy de enhorabuena: me han puesto unos Golem al lado de casita) a ver La red social, ya sabéis, la peli sobre los creadores del féisbuq, escribí una cosita y la he publicado en Zinéfilaz.

Pasaos por allí si os apetece leerlo.

Y no querría irme sin dedicar un pequeño homenaje a Roberto Carlos, el hombre que ya habrá cumplido su sueño de tener un millón de amigos.



jueves, 4 de noviembre de 2010

Mensajeros de la oscuridad (y 3): Párrafos selectos


La realidad de la gente pobre no tiene los mismos esquemas que la nuestra. La señora López ama a sus hijos, pero de una manera inconsciente procura sentir lo menos posible. ¿Por qué querría llevar a fondo sus sentimientos si resulta que casi siempre son dolorosos?
A ver cómo trato esto sin caer en el clasismo. ¿No os ha parecido alguna vez, cuando habéis visto tragedias tremebundas en la tele, que la gente pobre tiene una capacidad de sufrimiento, de resurrección y de aguante que no tenemos en absoluto quienes disfrutamos de un mejor pasar? Confieso con un pelín de vergüenza que sí lo he pensado y sólo me atrevo a ponerlo aquí porque Giménez Bartlett también lo ha puesto en esta novela, pues me resulta un asunto espinoso y, como digo, puede desembocar en un clasismo repugnante. ¿Es lo de los pobres resignación? ¿Es un punto de vista mediático deformado e insultante? ¿Es que son sabios y se anestesian para no padecer?

Esta sociedad nuestra se va a ir al carajo de un momento a otro. (...) Hay algo que no va bien en un mundo donde uno puede comprar cuarenta tipos de una cosa superflua. (...) Al parecer en eso consiste la libertad del mundo capitalista.
A servidora de ustedes, que ha amueblado una casa recientemente, se le ha pasado eso mismo por la cabeza varias veces.

Ya sabe cómo son las religiones; utilizan palabras volátiles y conceptos ambiguos. Nunca se expresan con suficiente claridad. Confucio decía: "Cuando la flor de loto se abra, será el momento de que el hombre mire en su interior."
Donde dice "las religiones", podría decir también "los políticos (y las políticas)".
Con palabrería se sale del paso y se esconden las verdades.

Technorati tags

martes, 2 de noviembre de 2010

Mensajeros de la oscuridad (2): La felicidad y las sectas

Leed Mensajeros de la oscuridad (1): La truculencia

La inspectora Petra Delicado está boba. Tiene cuarenta y tantos, se ha divorciado dos veces y, en teoría, lleva la vida que ha elegido: trabajo, soledad y placidez. Pero no puede evitar fantasear con otras vidas posibles. Así, conoce a un forense simpático y se imagina casada con él; se imagina, incluso, casada ¡con un sacerdote especialista en sectas! Sueña con una vida de dulce monotonía dedicada enteramente a preparar tazas de té, deslumbrada por el espejismo de la paz cotidiana. Piensa incluso en ingresar en un convento y toca fondo cuando se pone a tontear con su ex marido.

Se pregunta qué es exactamente lo que hace que la gente sea feliz. Se lo pregunta y lo pregunta a todo quisqui (Real Academia: ¿por qué no incluye usted "quisqui" en su diccionario?), verdaderamente interesada en que alguien le ilumine el camino hacia la dicha. Y ya que hablamos de caminos e iluminación, ¡tachán!, aquí nos aparecen, como he avanzado, las sectas. Aunque Giménez Barlett no ahonda demasiado en el asunto, sí da unos pases suficientes para dejarme pensativa y saca a relucir, en una pinceladita no más (¡qué pena!), el apabullante asunto de El Palmar de Troya.

Si alguien espera que Petra Delicado se meta a saco contra las sectas, equivocado va.  No las denigra, no las ataca; sólo se pregunta por qué tienen tanto éxito y se responde, y yo estoy de acuerdo, que en la base de todo está el hambre de espiritualidad. Me explico: la mayoría de los mortales militamos en una secta masiva cuyos objetivos son tener un buen sueldo, una casa, un coche, vacaciones caras y mil quinientos amigos en el féisbuq. Así y todo, hay quien aspira a algo diferente, a satisfacciones espirituales, quien necesita religión. Y no me extraña.

Hasta ahí estoy de acuerdo con la tesis de la novela. Discrepo, en cambio, cuando dice que las sectas, para conseguir adeptos, ponen en marcha un proceso de captación intelectual. No. Para nada. La captación siempre es sentimental. Apuntan a los afectos, porque ese terreno siempre es blando; ahí todos tenemos uno o varios puntos débiles.

En fin, que, entre una cosa y otra, la investigación sobre el pene rebanado se mezcla con reflexiones sobre qué es y cómo se consigue la felicidad.
Y al final de todo, tras tantas indagaciones, Petra llega a la conclusión de que "la felicidad consiste en no preguntarte durante la vida cotidiana si eres feliz".

Próximamente en sus pantallas los párrafos selectos.

Technorati tags